Artículos

Alondra de la Parra: ''Hay mucho que revolucionar en música clásica''

Por María Prieto/ DPA | 30 Agosto, 2016 - 16:05
  • alondra.jpg

Directora de orquesta asegura sentirse encantada en su papel de embajadora cultural de México y reconoce que la llena de alegría poder compartir con el público germano las obras de compositores de su país natal.

La directora de orquesta mexicana Alondra de la Parra acercará hasta finales de año la música de su país natal al público alemán en una serie de conciertos que se enmarcan en la celebración del Año Dual México-Alemania.
 
"Estoy muy contenta de estar de nuevo en Alemania, llevo tiempo trabajando mucho en este país y es un gusto volver y retomar la relación que lleva forjándose desde hace años con los músicos y la audiencia", señaló de la Parra en entrevista con dpa.
 
Del otro lado del Atlántico, la joven maestra ha traído composiciones menos conocidas a nivel internacional con el objetivo de acercar una nueva faceta de México a Europa. En el repertorio no faltan tampoco estrenos mundiales.
 
"Vamos a interpretar por primera vez una obra basada en un momento histórico vivido entre Alemania y México con un telegrama que en 1917 envió el ministro alemán de Exteriores, Arthur Zimmerman. En base a esta historia, Enrico Chapela compuso una pieza nueva para este año dual", explicó.
 
Se trata de una obra para coro, solistas, guitarra y orquesta que fue estrenada recientemente en Berlín en el marco del "Young Euro Classics Festival", un certamen que durante los meses de agosto y septiembre congrega a orquestas juveniles de todo el mundo en la capital alemana.
 
"Un estreno es un trabajo muy rico, es darle vida a una obra que nunca se ha tocado y también es muy bonita la posibilidad de trabajar directamente con el compositor y hacerle todas las preguntas porque de vez en cuando me gustaría preguntarle a Beethoven qué quería en un determinado momento", desveló la joven directora.
 
Además de la pieza inédita de Chapela, Alondra de la Parra también pondrá acento mexicano en los teatros y salas de conciertos alemanes con la suite "Caballos de vapor", del maestro Carlos Chaves, y con "La leyenda de Miliano", de Arturo Márquez.
 
"Es muy difícil escoger obras que representen a México porque hay muchas posibilidades. Además, yo quería presentar piezas del repertorio mexicano que no fuesen las que siempre se tocan", señaló.
 
De la Parra asegura sentirse encantada en su papel de embajadora cultural de México y reconoce que la llena de alegría poder compartir con el público germano las obras de compositores de su país natal tan "sofisticados y refinados".
 
 
En este sentido, dice que, durante estos meses en los que tiene previstos diversos conciertos en Alemania, su intención es acercar una cara menos conocida de México.
 
"Creo que se debe aprovechar este año dual para que los alemanes se den cuenta de que México es un país sofisticado con una cultura muy vasta, con un nivel creativo muy interesante y que muchas veces hacia fuera la cara que se ve de México no es la justa", declaró a dpa.
 
Además, la también pianista valoró de forma muy positiva su trabajo con los músicos alemanes, de quienes destaca su compromiso y rectitud.
 
"He tenido muy buenas experiencias acá. Los alemanes siempre están dispuestos a ir en el viaje imaginativo conmigo y a probar cosas distintas. Además, su seriedad con el trabajo hace que las cosas avancen, desde los detalles más chiquitos a los más grandes", puntualizó.
 
Toda una pionera, no en vano es la primera mujer que dirige la Orquesta Sinfónica de Queensland, una de las tres más grandes de Australia, asegura que en el mundo de la música clásica todavía queda mucho por hacer.
 
"Hay mucho que revolucionar, mucho que mejorar y mucho que cambiar para que la música orquestal vuelva a ser un tema de todos y para todos", aseguró.
 
A pesar de su juventud (35 años), Alondra de la Parra tiene a sus espaldas una dilatada carrera que incluye la dirección de numerosas orquestas internacionales, entre ellas, procedentes de Estados Unidos, Dinamarca, Rusia, Brasil o Venezuela.
 
Entre los proyectos de futuro, adelanta que en los próximos años le gustaría dedicarse al ámbito educativo y seguir creciendo como directora.
 
"Me quedan muchos sueños por cumplir. Esta es una carrera muy larga, hay mucho repertorio por aprender, mucho que crecer, hay muchas orquestas que todavía no me ha tocado dirigir y en los próximos años me voy a enfocar en dos proyectos muy grandes que tienen que ver con la educación", avanzó.
 
Preguntada por las buenas críticas y los numerosos reconocimientos que atesora, dice sentirse honrada pero insiste en que su trabajo es "el día a día de estudiar las obras, preparar los ensayos y elevar el estándar, junto a los músicos, lo más alto posible".