Artículos

Aumenta la popularidad del uso compartido de bicicletas

Por Xinhua | 15 Marzo, 2017 - 16:03
  • bicycle-1867232_1280.jpg

La fórmula alivia la congestión vehicular y tiene el beneficio añadido de convertir en una experiencia más placentera los primeros o últimos kilómetros de los usuarios, además de beneficiar la salud.

Ouyang Huiyu, un estudiante de la Universidad Tsinghua de Beijing, escaneó un código de respuesta rápida (QR) en una bicicleta. En cuestión de segundos fue desbloqueada y pudo andar en ella por el campus.

La Universidad Tsinghua abarca 144 hectáreas, de modo que el ciclismo es parte crucial de la vida cotidiana en el campus.

"Las bicicletas son la forma más fácil de moverse", dijo Ouyang, quien añadió que la mayoría de sus compañeros de la universidad también utilizan bicicletas compartidas.

El uso compartido de la bicicleta en China inició con programas de los gobiernos de las ciudades en los que las bicicletas tenían que guardarse en sitios designados y en el que el sistema de punto a punto nunca arraigó.

Aunque el sistema de transporte público de China ha mejorado, hacer frente a las horas pico siempre ha resultado difícil.

Los servicios de uso compartido de bicicletas alivian la congestión vehicular y tienen el beneficio añadido de convertir en una experiencia más placentera los primeros o últimos kilómetros de los usuarios, además de beneficiar la salud de los ciclistas.

En China hay cerca de 400 millones de bicicletas, según Dai Wei, fundador y director de Ofo, uno de los mayores proveedores de bicicletas compartidas.

"Siempre que necesitaba una bicicleta, veía que todas las bicicletas a mi alrededor pertenecían a otras personas", dijo Dai a Xinhua, por lo que empezó a pensar en la forma de que todos pudieran utilizar una bicicleta enseguida.

Dai, egresado de la Universidad Peking, desplegó en spetiembre de 2015 el primer equipo de bicicletas Ofo en el campus y la idea fue un éxito instántaneo.

"Ahora tenemos 15 millones de usuarios en 40 ciudades y se han realizado más de 200 millones de viajes", dijo Dai. "Esperamos tener este año 20 millones de bicicletas en la calle en al menos 200 ciudades. Dejaremos de sobrevivir al día este año y nos volveremos rentables el próximo año".

El fin de semana pasado, Zhao Li recorrió en bicicleta el trayecto desde Distrito Empresarial Central de Beijing hasta la Ciudad Prohibida con un amigo.

"Es amigable con el medio ambiente y el ciclismo era una parte importante de la vida en Beijing. Compartir bicicletas es traer de regreso esa moda", dijo.

De acuerdo con BigData-Research, 19 millones de personas compartieron bicicletas el año pasado y se espera que este año aumente el número a 50 millones.

Ofo es el mayor proveedor con 800.000 bicicletas amarillas distintivas en toda China. En segundo lugar se ubica Mobike con sus 600.000 bicicletas plateadas y naranjas. La mayoría de los usuarios tienen entre 25 y 35 años de edad.

El mercado todavía está creciendo. U-Bicycle, fundada en julio del año pasado, ocupa tres ciudades de la provincia de Guangdong, sur de China. U-Bicycle trabaja estrechamente con el Crédito Sésamo de Alibaba para recompensar un uso apropiado.

Los buenos usuarios incrementan su historial de crédito sésamo y cuando sus puntos llegan a cierto nivel, pueden utilizar el servicio sin tener que realizar un depósito.

Aunque en ocasiones se informa de actos de vandalismo, robo y comportamiento antisocial, Dai dijo que el concepto es muy popular y es apoyado, por lo que los malos comportamientos están disminuyendo.

"Supervisar juntos significa disfrutar juntos", añadió.

El uso compartido de las bicicletas en China se dirige a otros países. Bluegogo se convirtió en la primera en internacionalizarse en enero, según Sun Ye, director de operaciones de la compañía.

"Estamos operando en San Francisco, en donde nuestra base de clientes está creciendo con firmeza", señaló Sun.

Fundada en noviembre del año pasado, Bluegogo ahora brinda servicio en seis ciudades chinas con cinco millones de usuarios registrados.

Ofo iniciará operaciones en Singapur, Silicon Valley y Londres.

"Esperamos introducir el uso compartido de bicicletas en otros países. No hay razón para que no sean populares en otros países", dijo Tang Ke, subdirector de relaciones públicas de Ofo.

En China, Ofo se acercó al campus en noviembre, pero todavía está trabajando con más de 200 universidades chinas para ofrecer bicicletas a los estudiantes.

"El uso compartido de bicicletas y autos son dos de los mercados de más rápido desarrollo", dijo a Xinhua Xu Guangjian, decano adjunto de la Escuela de Administración Pública de la Universidad Renmin.

Un popular proveedor de autos compartidos, Ezzy, tiene una flota de unos 500 vehículos eléctricos, incluyendo modelos BMW i3.

La rápida urbanización, el drástico crecimiento del uso de Internet y el enorme número de nuevos conductores son una tormenta perfecta para el uso compartido de autos, dijo Fu Qiang, fundador de Ezzy.

La mayoría de los autos compartidos tienen que ser tomados y regresados en estaciones designadas, pero los usuarios de Ezzy pueden dejar los coches en cualquier estacionamiento del área urbana de Beijing.

El personal de Ezzy realiza el mantenimiento durante la noche, carga el vehículo y lo limpia, dijo Fu. "Ezzy espera que sus autos iluminen el panorama de la vida urbana de Beijing".