Artículos

Bikini Bootcamp: relax y fitness con vista al mar

Por Lorena Lazo/ Excélsior | 4 Agosto, 2016 - 17:46
  • bikini-1171315_1280.jpg

La actividad propone disfrutar uno de los balnearios más bonitos de México y regresar a casa con un cuerpo tonificado.

Cada vez hay más programas de entrenamiento en los que en una cantidad determinada de días cambia el estilo de vida de una persona, con el fin de llegar con cuerpo de playa a esta temporada.
 
Estos bootcamps se han vuelto muy populares, tanto que las playas de Tulum son casa de uno diseñado especialmente para relajarse al máximo y disfrutar de la costa.
 
Si al destino y objetivo le agregas un bikini en una mejor manera de pasar unas vacaciones en el paraíso, seguir trabajando cuerpo, mente y alma en el Hotel Amansala, que significa paz y lugar de descanso en sánscrito.
 
“Con Bikini Bootcamp regresarás a casa sintiéndote y luciendo aún mejor de como llegaste”, explicó Melissa Perlman, fundadora del programa. Durante seis días los asistentes toman clases de yoga y caminatas en la playa combinadas con una dieta saludable y una vista espectacular.
 
Una parte fundamental de un viaje -y sobre todo de conocer un nuevo destino- es probar y saborear los platillos de la región. Durante este bootcamp expertos nutriólogos diseñan un menú en el cual se podrá disfrutar de estos platillos si así lo desean aunque también cuentan con menús para conservar la linea y obtener mejores resultados.
 
 
Cada día los participantes empiezan escribiendo en un diario, de cómo se sienten y cuáles son sus propósitos, después realizan ejercicios de estiramiento y una caminata de una hora para preparar el cuerpo y de esa manera estar listo para las pruebas de alto rendimiento que vendrán más tarde.
 
Es primordial que la mente también se relaje, por lo que ofrecen clases de yoga y meditación profunda. Como parte de los ejercicios relajantes, con un poco más de ritmo los huéspedes podrán practicar sus pasos de baile con clases de salsa o danzas africanas. El reto del programa son los  cejercicios de alta intensidad, los cuales se llevan a cabo frente al mar de la Riviera Maya.  
 
Eso no es todo, también cuentan con excursiones para que los visitantes puedan conocer algunos rincones de la península de Yucatán de una manera más saludable; como por ejemplo, pueden dar un paseo en bicicleta por las ruinas de Tulum, una visita a un cenote y una excursión por la ciudad prehispánica de Cobá.
 
De esta manera las vacaciones cumplen también un propósito cultural y de bienestar integral para regresar a casa como nuevo.