Artículos

Carles Puyol: “Guardiola revolucionó el fútbol”

Por Sebastián Arenas/ El Espectador | 10 Abril, 2017 - 10:56
  • 17017159_1336126316466037_1519217798525068457_o.jpg

El legendario jugador habló del vestuario de Barcelona, de cómo también sufrió a Lionel Messi y de la evolución que ha tenido el juego.

Ya no pisa el verde césped, donde se hizo leyenda con la camiseta del Barcelona, único club en sus 14 años como profesional, en los que disputó 593 partidos. Ahora, próximo a cumplir 39 años, mientras reconoce que soñaba con jugar hasta los 41 (las lesiones de rodilla se lo impidieron), dedica sus energías al pádel y a representar jugadores junto con el también exfutbolista Iván de la Peña. No obstante, su pasión por lo que sucede con la pelota permanece incólume. En diálogo con El Espectador, Carles Puyol demostró que ama hablar del juego y de quienes lo enaltecen con su sabiduría.
 
- ¿Cómo era la intimidad del vestuario de Barcelona?
- Antes de empezar un partido estábamos todos muy concentrados, unos tienen rituales, algunos se peinan. Yo en este sentido estaba muy centrado y focalizado en lo que tenía que hacer en el campo de juego.
 
- Nada de cábalas…
- Cero cábalas, tenía muy claro el objetivo y concentrado ciento por ciento para esto.
 
- ¿Alguna anécdota especial con Lionel Messi?
- Tuve la suerte de estar muchos años con él, pero sí que recuerdo un entrenamiento en el que me propuse pararlo. En el Barcelona se hacen partidos con espacio reducido, entonces es un poco uno contra uno. Intenté pararlo, pero no me salió bien, de verdad es que es muy bueno, para mí el mejor del mundo, y ese día pude comprobar lo grande que es.
 
- ¿El mejor de la historia?
- Para mí sí, sin duda.
 
- ¿Qué recuerda de cuando él llegó al primer equipo?
- Lo que nos pasa a todos cuando llegamos al primer equipo: entras con mucha cautela y humildad. Era muy tímido, introvertido, pero poco a poco se fue soltando hasta ser lo que es hoy. Desde el primer día se veía la calidad que tenía.
 
- ¿Antes de que llegara al primer equipo ya les habían hablado de un chico argentino que era muy bueno?
- Sí, porque al final estaba en la cantera y los que somos de la casa siempre miramos para abajo. Miramos las categorías inferiores porque nosotros estuvimos allí, conocemos a mucha gente, entonces seguimos la trayectoria de los jóvenes.
 
- ¿El Barcelona de Guardiola (2008-2012) es el mejor equipo de la historia?
- Decir que es el mejor de la historia es complicado. Creo que la hicimos siendo el único equipo que ha ganado los seis títulos. Y no es solo lo que se conquistó, sino cómo se logró, la forma de jugar. A partir de 2008 hubo una revolución en el mundo del fútbol de la mano de Pep Guardiola y un grupo de jugadores extraordinarios. Lo importante es que no quedó solo en un año, sino que al día de hoy sigue este ciclo de triunfos.
 
- ¿Cuál es la mayor enseñanza que le dejó Guardiola?
- Aprendí muchas cosas de él ya como compañero. Él era capitán y yo llegaba, como hablábamos antes, como Messi: intentando no hacer ruido, buscando aprender al máximo y ayudar a los compañeros. Allí ya era un líder, ya te enseñaba mucho, ya tenía dotes de entrenador. Luego, como míster, unos años más tarde, vi lo que puede influenciar un entrenador en un equipo de fútbol. Para mí fue el mejor entrenador que tuve en mi carrera.
 
- ¿Es casualidad que la era Guardiola en Barcelona haya coincidido con la mejor época de la selección española?
- No, yo creo que en 2008, cuando se empieza el ciclo triunfante, Pep todavía no estaba en el primer equipo de Barcelona, y en esa selección solo había tres jugadores del Barça: Xavi, Andrés Iniesta y yo. Ya en el Mundial éramos siete u ocho jugadores del Barcelona y sí que el estilo era muy similar al que utilizábamos en el Barça.
 
- ¿Cuál fue la clave del éxito de esa selección que dirigió Luis Aragonés y después Vicente del Bosque?
- Para mí, igual que lo que hablaba antes del Barcelona, en la selección formamos un grupo muy bueno. Todos teníamos una idea clara, la misma filosofía y entendíamos el fútbol de la misma forma. Solo así se puede ganar lo que se ganó: dos Eurocopas y un Mundial.
 
- ¿Cómo ha cambiado el fútbol desde que debutó en primera división, en la década del 90, hasta ahora?
- Creo que ha evolucionado muchísimo. Ahora si tú ves al Barcelona tiene una identidad muy clara: siempre intentando jugar desde atrás. Siempre el Barcelona ha tenido esta filosofía, de salir a ganar, de controlar los partidos teniendo la pelota, pero yo creo que a partir del 2008 todo cambió, empezando por los porteros, que tenían que salir siempre con el balón jugando. Antes se podía jugar un poquito más directo y buscar la segunda pelota; en este sentido, desde 2008 y no solo en Barcelona, se presentó una revolución en el mundo del fútbol.
 
- ¿Cuál es valor principal que se debe tener como persona y como futbolista?
- Yo creo que respeto y humildad. Respeto a la profesión, al fútbol; y humildad, sobre todo, cuando consigas las victorias.