Artículos

Córdoba, una ciudad golfista en un país de fútbol

Por Luis Guillermo Montenegro/ El Espectador | 17 Mayo, 2017 - 14:38
  • vacation-1284012_1280.jpg

Con más de 30 campos de primer nivel, región argentina ofrece lindos paisajes, hoteles de lujo y buena gastronomía.

El campo de golf de Potrerillo de Larreta se ha convertido en uno de los atractivos de Córdoba. / Luis Guillermo Montenegro
En Argentina, el fútbol es el deporte nacional, pero en Córdoba es el golf el que ocupa un espacio especial. Es más, algunas canchas de fútbol son usadas como campos de práctica para golfistas que llegan con bolas y hierros a hacer swings. Esa idea de que el golf es elitista no tiene cabida en esta región del país suramericano. De hecho, su máximo exponente, Ángel El Pato Cabrera, ganador del US Open en 2007 y del Masters de Augusta en 2009, procede de una familia cordobesa de escasos recursos. Comenzó como caddie en el tradicional Córdoba Golf Club y terminó siendo socio honorario de este prestigioso lugar, en el que se han disputado 86 torneos del centro de la República.
 
Los amantes del golf encontrarán en Córdoba una propuesta diferente en la que no sólo importa el deporte, sino también todo lo que rodea la experiencia. Caminar por verdes campos con frondosos árboles multicolores o lagos naturales con cascadas de aguas cristalinas. Hay más de 30 canchas de primer nivel que ofrecen una adecuada infraestructura y servicios. Por la geografía cordobesa es típico encontrar hoyos montañosos, lo que representa grandes desafíos para los jugadores.
 
Es el caso de Potrerillo de Laretta, en la localidad de Alta Gracia, en el Valle de Paravachasca, a 36 kilómetros de la ciudad de Córdoba, capital. Este campo, de par 72, se caracteriza por los diversos cruces de arroyos en varios de los hoyos, pues, desde su creación, se ha preservado el entorno. La belleza lo ha hecho un sitio ideal para disfrutar del deporte y la naturaleza.
 
Allí gozan tanto los golfistas como los turistas, que busca un espacio tranquilo donde disfrutar de un buen asado argentino o una copa de vino acompañada de una tabla de quesos, con el típico salame cordobés, catalogado como uno de los mejores del mundo.
 
Hace 400 años, los campos de Potrerillo de Larreta formaron parte de la imponente estancia jesuítica de Alta Gracia, declarada patrimonio cultural de la humanidad en el año 2000. Más adelante, estas tierras pertenecieron al virrey Santiago Liniers y en 1918 pasaron a ser propiedad del escritor Enrique Larreta. En 1999, la familia decidió transformar este hermoso espacio en una propuesta turística. Por ello, este club ofrece el servicio de hotelería, con todas las comodidades. Allí se han hospedado músicos, deportistas, escritores y hasta el actual presidente argentino, Mauricio Macri. Y la buena noticia es que para jugar no hay que ser socio y el green fee (el derecho para usar el campo) no supera los 20 dólares. Un precio bastante económico, teniendo en cuenta la calidad del campo y del lugar.
 
Hay canchas para todos los gustos. En el caso del Córdoba Golf Club, en Villa Allende, se puede encontrar el típico campo clásico con amplios roughs, árboles altos y una geografía más plana. La sede conserva una decoración sencilla que hace que los protagonistas sean los 18 hoyos. En los pasillos se respira golf y desde pequeños hasta adultos admiran al gran referente, Ángel El Pato Cabrera. Si va a jugar, no se le haga extraño encontrarse con esta leyenda del deporte o con otros de los grandes golfistas profesionales que van a Córdoba a prepararse para las temporadas de competencia en Estados Unidos o Europa.
 
“El clima, durante todo el año, acá es excelente. En invierno el frío no es tan duro y en verano el calor es bastante agradable”, asegura otro grande del golf argentino, Eduardo El Gato Romero, múltiple ganador de majors en la categoría sénior y quien también creció en el Córdoba Golf Club. Para jugar sí es necesario ser socio o invitado. No obstante, el precio del green fee también es muy económico.
 
“La capital argentina del golf”, así bautizó el Ministerio de Turismo del país gaucho a Córdoba, la segunda ciudad más importante de Argentina y en la que además de este deporte existe una amplia variedad de opciones para el turista, que se beneficia de una medida aprobada recientemente: la devolución del IVA (21 %) por alojamiento en hoteles.