Artículos

El drama del hombre que le dio a Alemania el título en Brasil 2014

Por Deutsche Welle/ Stefan Nestler | 1 Marzo, 2017 - 12:38
  • 15111126_1590351904310117_5282583951286000727_o.jpg

El jugador del Borussia Dortmund Mario Götze sufre un trastorno metabólico por el que estará alejado por un tiempo indefinido de las canchas.

Mario Götze escribió historia tras convertir el gol que consagró campeón a Alemania en el mundial del 2014. En el minuto 88 se incorporó al juego y su entrenador, Joachim Löw, le dijo: "Muéstrale al mundo que eres mejor que Messi y que tú puedes decidir este juego”.
 
El Borussia Dortmund (BVB) informó que el mediocampista de 24 años de edad sufre un trastorno metabólico que le han causado problemas musculares. De 22 juegos de la Bundesliga, solo jugó en nueve ocasiones, de las cuales dos veces fue reemplazado.
 
"Esto no es un asunto a corto plazo”, dijo el director del BVB, Hans-Joachim Watzke, sobre la enfermedad del delantero, quien abandonó los entrenamientos por tiempo indefinido.
 
El futbolista informó: "Estoy en tratamiento y haciendo todo lo posible para volver rápidamente a las praćticas para ayudar a mi equipo a cumplir nuestras metas”.
 
Este es un retroceso para la carrera de un joven considerado uno de los mejores futbolistas alemanes. En noviembre del 2009, con tan solo 17 años, Götze debutó en la Bundesliga junto al Borussia Dortmund. Un año más tarde formó parte del equipo nacional de Alemania.
 
Los comentaristas de fútbol lo comenzaron a llamar "el brasileño blanco”. Pero a mediados del 2012 en la mayor parte de los partidos no jugaba, ya que sufría de inflamación pélvica y se ausentaba de los entrenamientos.
 
Un año más tarde, Götze fue comprado por 37 millones de euros por el Bayer Múnich. Su transferencia fue anunciada el día anterior a la semifinal de la Champions League entre el Real Madrid y BVB. Los fans del Dortmund no estaban muy contentos con esta noticia. Una vez más, sus lesiones lo alejaron del juego por lo que tuvo que permanecer en la banca de suplentes.
 
A pesar de que su gol fue el que consagró a Alemania campeón de la Copa Mundial 2014, eso no fue suficiente para permanecer en el Bayern Múnich. Él y su entrenador, Pep Guardiola, tenían conflictos. También los directivos del FC Bayern perdieron la confianza en él, por lo que en el 2016 regresó a su casa, el BVB.