Artículos

El sueño, una de las claves del aprendizaje en los niño en etapa escolar

Por Agencia / Lifestyle | 14 Abril, 2016 - 17:02
  • ninos-duermen-temprano-960x623.jpg

Especialistas aseguran que los niños que no duermen bien no son buenos alumnos.

El dormir bien es clave en todas las etapas de la vida, pues el sueño es un proceso vital en el que la mente y el cuerpo descansan. En los niños en etapa escolar esto suele estar muy relacionado con su capacidad de aprendizaje y concentración.

Dormir bien es un hábito que se desarrolla en la niñez, por eso se "deben establecerse horarios para que el sueño se active a la hora adecuada”, enfatizó la doctora Matilde Estupiñan, jefe de Pediatría del hospital Edgardo Rebagliati.

La especialista recomendó que es necesario mantener un horario de sueño incluso los fines de semana, practicar una rutina para que los niños duerman relajados, asegurar condiciones ideales de temperatura, ruido y luz en el dormitorio, inspeccionar si el colchón es el adecuado y lo más importante apagar los aparatos electrónicos antes de acostarse.

¿Cuántas horas se debe dormir?

Los especialistas aseguran que los niños que no duermen bien no son buenos alumnos. Entonces, es válido preguntarse ¿cuántas horas debe dormir un menor en este período de su vida?

El Seguro Social de Salud (EsSalud) recomienda que los niños en etapa escolar descansen de nueve a once horas diarias para recargar fuerzas y seguir con sus actividades diarias que les permita ser unos buenos estudiantes.

Sin embargo, las horas de sueño dependen de la edad, por ejemplo, cuando un niño nace, debe dormir 22 horas, a los tres meses 18 horas, a los dos o tres años 12 horas, mientras que los niños de 6 a 13 años deben de dormir entre nueve a once horas diarias, indicó la especialista.

 

No es lo mismo dormir durante la mañana que durante la noche, esta práctica desfasa el reloj biológico y puede causarle un insomnio conductual, esto conlleva que el inicio del sueño se retrase. “No dormir más de ocho horas puede ocasionar stress, mal humor y cansancio en los niños”, señaló.

El dormir genera energías, libera hormonas, regula el metabolismo, consolida la memoria y las situaciones aprendidas, produce el crecimiento y desarrollo neuronal.

Además, la especialista agregó que no se debe subestimar la importancia del sueño si se quiere gozar de una vida plena. Mantenerse más horas despierto no significa tener un mejor rendimiento.