Artículos

¿Es europeo el origen de las civilizaciones india y rusa?

Por Russia Beyond the Headlines | 18 Abril, 2017 - 10:43
  • nicholas_roerich_guests_from_overseas.jpg

La teoría normanda es obra de autores occidentales y se basan más en aspectos ideológicos que científicos.

Russia Beyond the Headlines | Ninguna nación tiene una única historia sobre su origen. Siempre encontraremos varias versiones escritas por historiadores antiguos, gobernantes actuales, naciones rivales, viajeros y académicos que trabajan para intereses extranjeros. En países tan grandes como Rusia o India encontraremos grupos enteros de partidarios de cada una de estas versiones, lo cual añade confusión y lleva el debate mucho más allá de los límites de la verdad.
 
Tanto en el caso de Rusia como en el de la India, hay un gran debate sobre los orígenes de ambas civilizaciones. En Rusia existe la teoría normanda, cuyos partidarios afirman que los normandos fundaron el Estado de la antigua Rus. En India la izquierda académica acepta la teoría de la invasión aria, que afirma que India fue invadida por europeos blancos que subyugaron a los nativos de piel oscura y establecieron la alta civilización de los arios. Curiosamente, ambas teorías son ocurrencia de extranjeros con poco conocimiento de los países sobre los que aseguran ser expertos.
 
Según la teoría normanda, los escandinavos fueron quienes fundaron y gobernaron el primer Estado ruso. Sus defensores sostienen que Rusia nunca se habría desarrollado como civilización sin la influencia de Occidente.
 
La historiografía del problema se remonta unos mil años atrás, hasta la Crónica de Néstor. Escrita en 1116 d.C., el texto afirma que el pueblo de Rusia dijo al pueblo de Escandinavia: “Toda nuestra tierra es grande y rica, pero no hay orden en ella. Venid a gobernarla y a reinad sobre nosotros”.
 
Michael Westrate explica en un artículo para la Escuela de Estudios Rusos y Asiáticos: “Aunque los eruditos rusos la conocían, los occidentales desconocieron la existencia de la Crónica hasta 1732, cuando Gerhard Freidrich Müller, un alemán que trabajaba en la Academia de Ciencias de San Petersburgo, publicó una traducción de algunos fragmentos del libro. Estos textos estimularon la curiosidad de otros investigadores alemanes y algunos de ellos, incluyendo al propio Müller, a August Ludwig Schlozer, y a Gotlib Bayer, desarrollaron lo que dio en llamarse la “teoría normanda” del origen del Estado ruso. En ella, los historiadores afirmaban que los varegos (un pueblo germánico-escandinavo conocido como vikingos o normandos en Occidente) fueron los fundadores de la Rus de Kiev. Su teoría no resultó nada sorprendente, dada la claridad que la Crónica arrojaba sobre el asunto”.
 
Sin embargo, los adversarios de la teoría normanda afirman que la civilización eslava se desarrolló de forma independiente. El más importante de estos investigadores nacionalistas fue Mijaíl Lomonósov, que minimizó el papel de los varegos y reivindicó la supremacía de los eslavos. Su “teoría antinormanda” ha gozado de una gran popular entre los nacionalistas rusos desde entonces.
 
Otro investigador, Nikolái Riazanovski, afirmaba que los eslavos del Estado de Kiev fueron los herederos de siglos de desarrollo cultural en el sur de Rusia. “Los normandos tenían poco que aportar a Rusia. Ellos fueron un elemento menor e incluso superfluo en la formación de aquel Estado”, declaraba el experto.
 
De hecho, Riazanovski sostiene que si hubo un movimiento migratorio, este se produjo hacia el oeste. “Rusia ejerció una influencia cultural considerable sobre Escandinavia”, afirmaba.
 
 
El debate no es académico, según Westrate, “Lo que está en juego es el origen de la palabra ‘Rusia’, el primer Estado ruso y los pueblos de Rusia y Ucrania”.
 
Cuando se dieron cuenta de que nunca lograrían derrotar por completo los numerosos reinos militares indios, en 1847 los británicos encargaron a un ambicioso y poco escrupuloso alemán, que inquietantemente se apellidaba Müller, la tarea de divulgar las mentiras más extravagantes sobre la religión hindú.
 
Max Müller superó las expectativas de los británicos. Descubrió la palabra “Arya”, de uso común en sánscrito, que significaba “persona noble”, y afirmó que significaba “ario”, una de las principales razas de europeos que habitaba en algún lugar de Rusia, el Cáucaso o la región nórdica, lejos de India. Müller declaró que los arios invadieron India alrededor del año 1200, destruyeron la próspera civilización que había allí y crearon un nuevo modo de vida agrario.
 
C. Beckerlegge escribe en “Cultura e Imperio”: “Müller era un agente británico que fue contratado especialmente para escribir las traducciones de los Vedas de un modo tan degradante que los hindúes perdieran la fe en ellos”.
 
Las entusiastas cartas de Müller revelan el hecho de que estaba desesperado por llevar el cristianismo a India, de modo que la religión de los hindúes estaba condenada al fracaso.
 
A pesar de que la India expulsó a los británicos en 1947, los sahibs y los Macaulayistas (una clase de personas de aspecto indio pero de mentalidad inglesa) se adhirieron a la teoría de la invasión aria.
 
No obstante, en los últimos años los investigadores han descubierto varias fallas en esta teoría. Según el investigador belga especializado en indología Koenraad Elst, “los arqueólogos indios rechazan la teoría de la invasión aria porque, tras 150 años siendo la teoría oficial, no ha logrado aportar ninguna prueba de que ningún pueblo ario se desplazara hacia la India”.
 
El progreso en los estudios del ADN y la lingüística ha mostrado que la teoría de la invasión aria es falsa y que no hubo ninguna migración de pueblos europeos hacia la India. Al contrario, existen muchos estudios que prueban que los antiguos indios llevaron su lenguaje y su cultura a Occidente. Los análisis de ADN demuestran que el gen indio ha permanecido relativamente estable durante más de 50.000 años, algo que no podría haber sucedido su hubiera habido una invasión en el año 1200, como afirman los partidarios del imperio británico.
 
Queda claro que la investigación científica nos va acercando cada vez más a la verdad.
 
Russia Beyond the Headlines es un recurso informativo multilingüe, una fuente de noticias, opiniones y análisis sobre las cuestiones culturales, políticas, empresariales, científicas y sociales que afectan a Rusia. Cuenta con un boletín de noticias semanal. Más información aquí.