Artículos

Haz tus propias galletas Oreo con esta receta

Por La Razón/ Mujer.bo | 1 Febrero, 2017 - 10:55
  • 12240954_10153816096749653_6718479062869643582_o.jpg

Es uno de los productos más populares del mundo. Su sabor y clásica crema conquistan a millones de consumidores.

¿Sabías que las puedes preparar en casa? A continuación, te mostramos una sencilla receta para que realices tus propias galletas Oreo y sorprendas a toda tu familia.
 
Ingredientes:
 
Para las galletas:
 
220 g de mantequilla sin sal
150 g de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
200 g de chocolate negro
1 huevo
210 g de harina
90 g de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
 
Para la crema:
 
110 g de mantequilla sin sal
230 g de azúcar glasé
1 cucharadita de esencia de vainilla
15 ml de leche
Una pizca de sal
Haz tus propias galletas Oreo
 
Preparación:
 
-Empieza derritiendo la mantequilla en la microondas, deja enfriar. También se debe derretir el chocolate a baño de María. Reservar.
-En un tazón grande agrega el azúcar junto con la mantequilla derretida. Vierte poco a poco el chocolate fundido y la vainilla. Mezcla muy bien.
-Agrega el huevo y bate hasta que se integre muy bien los ingredientes.
-Añade la harina, la sal, el bicarbonato y el cacao en polvo tamizado a la preparación anterior. Mezcla con una cuchara hasta conseguir una masa homogénea.
-Lleva la masa al refrigerador durante una hora.
-Pasado el tiempo coloca la masa en papel film en forma de cilindro, procura que el tamaño sea parecido a las galletas Oreo. Sella bien los bordes y vuelve a colocarla en el refrigerador por 2 horas.
-Precalienta el horno a 180°C.
-Cuando la masa esté muy firme empieza a cortarla en pedazos de unos 5 mm. Colócalas sobre una bandeja previamente enmantequillada y enharinada. Lleva al horno durante 20 minutos.
-Para preparar el relleno se debe batir la mantequilla a temperatura ambiente hasta que esté cremosa. Añade el azúcar glass y la vainilla. Por último, agrega la sal y la leche. Mezcla hasta conseguir una mezcla homogénea.
-Cuando las galletas estén listas y frías se les coloca el relleno y encima otra galleta. ¡Y listo!