Artículos

Jay Leno renueva su garage en History Channel

Por Pilar Cuartas Rodríguez/ El Espectador | 20 Septiembre, 2016 - 13:06
  • untitled_shoot-137.jpg

El célebre presentador de “The tonight show” regresa con la segunda temporada de su popular serie sobre automóviles.

“No puedes hacer lo mismo en la vida dos veces”. Con esta frase Jay Leno, el célebre presentador que dejó hace dos años la conducción de The tonight show, le dice rotundamente adiós al que fue su rol durante dos décadas en la pantalla chica y prende motores en su nueva apuesta, que conjuga su pasión por los autos y el sueño de reunir a toda América a través de ruedas, timones y carrocería.
 
La serie Jay Leno’s garage, un espacio dedicado a los amantes de los autos, nació en 2006 en Youtube, donde el éxito fue tal que hoy se ubica como el tercero más visto en esa temática. Hoy, se emite  para América Latina a través de la señal de History Channel.
 
Los asuntos técnicos hacen parte de la agenda que Leno abordará en su programa, pero también las historias humanas que giran en torno a los vehículos cautivarán a quienes son principiantes en el mundo de los autos. La época de oro de los carros estadounidenses, las crónicas detrás de los clubes de motocicletas más antiguos del país y las joyas que atesora el Museo del Automóvil Petersen serán contadas desde esta semana en ocho episodios.
 
Los autos han sido una constante en la vida de quien sucedió en la televisión a Johnny Carson en 1992. Compró primero un carro que una casa tras su llegada a Los Ángeles en los años setenta, época en la que vivió en la calle y durmió en su vehículo, aun cuando cada noche la Policía le pedía que se moviera y él, con una sonrisa, se disculpaba. Más adelante obtuvo un pequeño apartamento y trabajó en la comedia para poder mantener ese auto.
 
 
Hoy, en la localidad de Burbank, cercana a Hollywood, Leno pasa sus días lejos de la televisión en su gran garaje, instalado desde 1991 y donde conviven intactos más de 150 autos y 117 motos, como aquel McLaren F1 fabricado tan solo 64 veces. “Ser técnicamente interesante y atractivo de ver, y divertirse al conducir” son los requisitos que califica el comediante a la hora de darle la bienvenida a un vehículo en su colección.
 
Aunque la tecnología automotriz ha avanzado, Leno considera que siempre van a existir autos viejos dañados, así que debe haber alguien que los arregle. “Eso es lo que nos gusta, no importa lo que pase, siempre va a haber un grupo de personas interesadas en eso, y con internet, que ahora vuelve más pequeño todo, contactas a personas en el mundo”, afirma.
 
Su padre era italiano y su madre escocesa, así que le irrita la discriminación contra los inmigrantes, el mismo debate que hoy tiene dividido a Estados Unidos, ad portas de elegir a su nuevo presidente o presidenta. No es afín al candidato republicano Donald Trump. “Siempre encuentro que las familias inmigrantes tienen mejores valores, porque vienen de un lugar más duro, de una vida más difícil; mi familia ciertamente los tiene”, dice.
 
 
Por eso le emociona la idea de seguir expandiendo su programa de autos, porque son piezas alrededor de las cuales coinciden personas de diversas religiones, creencias o corrientes políticas. “Creo que es genial cualquier cosa que deje de lado las diferencias. América es una mezcla culturas, la excepción es el lenguaje. Los carros son universales, hacen parte de la libertad personal, es la idea de poder ir de un lugar a otro. Finalmente este no es un trabajo, es mi diversión”, asegura.
 
Leno, quien fue aclamado por el público por 22 años, hoy observa desde su casa The tonight show, ahora dirigido por Jimmy Fallon. A pesar de que cree que su sucesor hace un excelente trabajo, ya las cosas para él han cambiado. Con 66 años, le alivia que ya no tiene que saber sobre música, política, deportes o sobre cualquier tema imprevisto que esté relacionado con su entrevistado.
 
“Este tipo de programas hoy son algo políticos, es desagradable. Hacer bromas sobre personas deportadas no es realmente divertido. Cada vez que bromeas sobre eso, le estás dando un toque terrorífico. Los hombres que se comportan inhumanamente son ahora la mejor comedia de todos los tiempos”, agrega el comediante.
 
Leno prefiere internarse en su garaje junto a su equipo de mecánicos, que son capaces de restaurar o personalizar cualquier vehículo y hacer pruebas en carretera, y con la victoria de haber sido considerado la estrella del prime time en Estados Unidos. ¿Hace falta algún modelo soñado en el garaje de Jay Leno? “No, siempre estoy feliz con lo que tengo, las cosas llegan y las circunstancias lo dictaminan. Muchas veces las personas me dejan autos porque tienen, por ejemplo, un modelo 1945 que no sirve ni está avaluado pero quieren saber que estará en manos de alguien que lo va a cuidar. Yo se los recibo y eso me hace feliz”.