Artículos

Joyera uruguaya innova con alhajas hechas con leche materna

Por El Observador | 28 Abril, 2017 - 10:56
  • 18121279_1291561524232501_7877047134136105856_o.jpg

Cindy Kleist lanzó una línea especial para el Día de la Madre, que refuerza la importancia de la lactancia.

El Observador | Al nacer su hija Emma hace poco más de un año, la joyera uruguaya Cindy Kleist quiso representar el sentimiento de la maternidad y convertirlo en algo tangible a través de su trabajo: la orfebrería.
 
Así es que después de muchos meses de investigación, de prueba y error, consiguió convertir unas gotas de leche materna en una resina para poder utilizar en sus diseños de joyas, con un método que ella misma inventó.
 
"El vínculo madre e hijo es un sentimiento tan especial y fuerte que es difícil de traducir en palabras. Empieza cuando el bebé está en la panza, continúa con la lactancia y se fortalece día a día. Al nacer Emma quise representar ese sentimiento y convertirlo en algo tangible a través de lo que yo hago", explicó en su página de Facebook.
 
"Encontré que en otros países, como Estados Unidos, era algo que ya se estaba haciendo en joyería pero nadie explicaba como se hacía. Ahí empecé a investigar, probar, para ver cómo podría hacerse una piedra con leche materna. Para el día de la madre lo quería tener pronto", contó Kleist.
 
Habló con químicos, hasta que llegó al resultado de hacerlo con una resina. "Es poca leche, menos de una jeringa. Se incluye dentro de una piedra y queda el diseño".
 
 
En la red social, reveló que "después de muchos meses de investigación, de prueba y error, conseguí convertir unas gotas de leche materna en una resina para poder utilizar en mis diseños de joyas. En estas resinas quedan atesoradas unas gotas de la emoción de nuestra relación para poder usar a diario y recordar esos lindos momentos".
 
Su marca se caracteriza por los diseños personalizados y la restauración de joyas antiguas, especialmente de anillos, que es lo que más le han pedido sus clientas para realizar con leche materna. Aunque hace pocos días que comenzó a realizar esta innovación en Uruguay, entiende que tiene posibilidades de captar a sus clientas.
 
"La idea es replicar en una joya el vínculo de la madre y el hijo. Al principio a la gente le llama la atención y algunos rechazan la idea, pero cuando se explica cómo se realiza y el significado, lo aceptan", dijo y agregó que es "como los colgantes que se hacen con el primer diente que se le cae al hijo, pero en este caso, la piedra parece una perla, pero tiene una historia detrás".
 
El diseño se puede pedir en anillos, colgantes o incluso en un relicario, como forma de resguardar la piedra por más tiempo, en plata o plata y oro . El precio de los anillos realizados con leche materna es de alrededor de US$ 100 y se pueden encargar a través de la web de Cindy Kleist.