Artículos

La barba, un accesorio del rostro para cada hombre

Por Carlos Eduardo Paredes/ El Economista.net | 14 Diciembre, 2016 - 16:38
  • nature-1706767_1920.jpg

Al identificar su tipo de rostro, las recomendaciones pueden ayudarle a diseñar su propio estilo para lucir bien dentro y fuera del trabajo.

Hasta hace algunos años, era considerado que la barba en el trabajo no iba muy bien en el rostro de los hombres y que para presentar una imagen más formal era necesario estar bien afeitados.
 
Sin embargo, ahora, el uso de esta como accesorio depende del área donde usted se desempeña laboralmente y siempre que esta sea acorde a la forma del rostro.
 
Además, es necesario e importante darle el mantenimiento adecuado y conservarla recortada, ya que una barba muy larga y desordenada puede resultar sinónimo de descuido personal y falta de aseo.
 
Con el uso de productos para el afeitado como, limpieza facial, cremas hidratantes y lociones se logra proteger la piel y conservar la barba que se desea, manteniendo una imagen profesional.
 
Para el uso adecuado de la barba es necesario que se determine cuál es su tipo de rostro. Partiendo de las imágenes y frente al espejo notará a que tipo corresponden sus líneas faciales.
 
Al identificar su tipo de rostro, las recomendaciones pueden ayudarle a diseñar su propia barba renovando su imagen para lucir bien dentro y fuera del trabajo.
 
Para un rostro alargado y ovalado:
 
 
• Debe crear la impresión de una cara más corta por lo que le conviene usar una barba completa que sea recortada de los contornos. Deberá mantenerla bien cuidada y hacer el recorte al menos un día sí y uno no, con el objetivo de mantener su forma.
 
Rostro rectangular y cuadrado:
 
 
• Lo mejor es tener una barba que suavice las facciones. Recórtela alrededor de la boca y hágala llegar hasta el mentón. No es el mismo tipo que la del candado. Trate de redondearla para hacer un contraste geométrico entre sus líneas faciales y la forma de la barba. Una vez recortado el diseño puede afeitar
 
Rostro triangular y trapecio:
 
 
• Puede utilizar la barba completa y espesa, recortada cada dos días para dar la impresión de un rostro menos delgado. El recorte debe hacerlo en formas redondeadas para crear contraste entre sus líneas faciales y la barba. Si tiene pómulos pronunciados, es necesario quitar la atención de los mismos y distribuirla en el bigote y el mentón. Puede dejarse un bigote y barba recortada a diario con las mejillas y el cuello afeitados. Trate de crear una especie de triángulo entre el bigote y la barba.
 
Rostro redondo:
 
 
• Puede utilizar la barba de candado corta, con esto logrará dar la impresión de un rostro más largo haciendo el contraste entre lo redondo y lo cuadrado de la barba. Si tiene papada debe tener una barba completa que la disimule, esto hará que su rostro se vea más fino.
 
Rostro piriforme:
 
 
• Juegue con los contrastes geométricos. Puede usar el candado haciendo el recorte bastante cuadrado. Si usa barba completa trate de recortar líneas rectas sobre sus mejillas y mentón.
 
Algunas consideraciones importantes
 
• Todos tenemos un crecimiento de vello facial diverso, por lo que la frecuencia del recorte deberá ser establecida por cada uno. Una recomendación es cuidarla al máximo y ser muy minucioso a la hora de recortarla. Todo esto acompañado de productos para el afeitado, limpieza facial, cremas hidratantes y lociones que le permitirán proteger su piel y conservar la barba que desea manteniendo su imagen profesional
 
• Si no logra crear su propio diseño, pida ayuda en la barbería. Utilice máquina eléctrica para mantener un largo uniforme y navaja o máquinas de afeitar de triple hoja son las mejores para recortar los contornos o afeitarse completamente.