Artículos

La infidelidad, cada vez más aceptada por las parejas modernas

Por El Espectador | 2 Febrero, 2017 - 11:36
  • vwnhimylcie-felix-russell-saw.jpg

El 80% de los usuarios de un sitio web para encontrar amantes aseguran que no sienten culpa por la traición, es más, un 70% dice que fueron descubiertos pero sus parejas los perdonaron.

En la sociedad actual parece ser que la infidelidad ya no es una causal inmediata para la separación de una pareja, cada vez más las parejas prefieren perdonar una infidelidad que ponerle fin a su relación. Entre las razones: brindar un hogar a sus hijos o poner en una balanza lo malo y lo bueno de quien traicionó.
 
Second Love, un sitio web en el que personas comprometidas pueden encontrar a otras que quieran sostener una relación paralela, realizó una encuesta sobre infidelidad entre sus más de 2.5 millones de usuarios en el mundo, en la que participaron más de 1.000 usuarios de países como: Estados Unidos, México, Colombia, Argentina, Chile y Uruguay.
 
Los resultados basados en la experiencia personal de cada uno de los usuarios que fueron descubiertos por su pareja siendo infieles revelaron que el 70% de las parejas los perdonaron mientras que un 20% se separó definitivamente. Es decir, en promedio 6 de cada 10 personas perdonaron la infidelidad de su pareja.
 
“Los números de la encuesta sorprenden porque uno sospecharía todo lo contrario. Creo que tiene que ver con la intimidad de las parejas donde no siempre sucede lo mismo que lo que muestran en la vida pública. Hay un proceso de entendimiento donde muchas personas, tanto hombres como mujeres, ponen en la balanza todo lo que incluye a una pareja y deciden intentar seguir adelante”, afirmó Matias Lamouret, vocero de Second Love para Latinoamérica.
 
La encuesta deja al descubierto también que más del 80% de los infieles no siente culpa ni arrepentimiento por traicionar a su pareja y más del 90% reveló que nada cambió a partir de haberlo hecho.
 
La mayoría de los infieles sólo busca una aventura o algo distinto pero por ningún motivo quieren terminar la relación estable que tienen.