Artículos

Los mejores libros en español de los últimos 25 años

Por Agencias | 8 Noviembre, 2016 - 13:24
  • narrative-794978_1280.jpg

La revista Babelia del diario español El País señaló la novela 2666 como la más destacada obra escrita desde 1993.

Un jurado convocado por el diario El País de España eligió la novela 2666, del fallecido chileno Roberto Bolaño, como el mejor libro en español de los últimos 25 años.
 
Los 50 especialistas invitados con motivo del aniversario de la revista cultural Babelia, creada en 1991, incluyó 100 títulos, de autores tan reconocidos como Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Javier Cercas, Adolfo Bioy Casares y Juan José Saer.
 
"Todo en este relato es la expresión jubilosa de una imaginación en estado de gracia: múltiple, rápida, nítida, juega con ecos de la literatura universal y otros de la propia vida. Es una cumbre de las letras posmodernas", comentó el medio sobre 2666.
 
En el segundo lugar, fue distinguida La fiesta del chivo, del peruano Mario Vargas Llosa, una obra de "estructura perfectamente engarzada, donde el desarrollo de las tres líneas argumentales se refuerza sostenidamente a un ritmo apasionante de 'thrille'r político e intriga dramática".
 
Roberto Bolaño también fue destacado en el tercer puesto, con Los detectives salvajes, calificada como "la más importante novela latinoamericana 'total' que se ha escrito después del Boom, y posiblemente la última", su canto de cisne, pero es justo añadir también que para lograr eso hay que romper el rótulo “latinoamericano” y cambiarlo por universal.
 
Por su "torrencial fuerza narrativa", el cuarto escalón lo ocupó Tu rostro mañana, del español Javier Marías, "desde el deslumbrante arranque que perfila el conflicto del narrador y protagonista, a los sucesivos círculos en que se despliega la novela y que incluyen episodios históricos poco transitados".
 
En la quinta ubicación, el jurado escogió Bartleby y compañía, del catalán Enrique Vila-Matas, puesto que se trata de "una nueva victoria en la prolongada guerra contra la tradicional autoridad del escritor", así como una "extendida y sutil meditación sobre el propósito de la literatura, elaborada a través de autores que se negaron al acto de escribir".