Artículos

Lugares imperdibles para conocer Lima y su gastronomía

Por Télam | 21 Febrero, 2017 - 11:10
  • 12440431_439306732945674_1746791781540701208_o.jpg

La buena mesa ha sido la punta de lanza de su liderazgo turístico en la región, en base a la variedad de platos y productos, la comida típica y la gourmet.

La ciudad de Lima, considerada la capital gastronómica de América Latina, hoy también es una urbe cosmopolita y llena de vida con atractivos que van más allá de sus famosos restaurantes: desde su bien cuidado centro histórico hasta sofisticadas tiendas de diseño y galerías de arte.
 
La directora de Promoción del Turismo de PromPerú, María Soledad Acosta, destacó entre sus atractivos "la excelente oferta gastronómica, su atmósfera cosmopolita y las innumerables actividades de entretenimiento en bares y peñas, compras y diversión nocturna en  distritos como Miraflores o Barranco".
 
Cada vez son más quienes disfrutan de esparcimiento al aire libre en sus malecones frente al Océano Pacífico gracias a su clima templado, a través de la práctica de deportes como el ciclismo, el surf o el parapente, agregó a Télam.
 
La gastronomía ha sido la punta de lanza del liderazgo turístico de Perú en la región, con un crecimiento sostenido desde hace ocho años, en base a la variedad de platos y productos, la comida típica y la gourmet.
 
Esta riqueza de sabores e insumos que hizo que se eligiera a Lima como capital gastronómica del continente, se puede apreciar en la variedad y cantidad de restaurantes que se diseminan por los diferentes barrios limeños y que se han constituido en una reconocida Ruta Gastronómica.
 
 
Un buen lugar para partir conociendo sus bondades culinarias es la Avenida La Mar, en el barrio de Miraflores, donde se encuentran conocidos restaurantes, como el ya clásico La Mar, y el también famoso Pescados Capitales, célebre por su pisco sour y frescos cebiches. 
 
En el mismo barrio está Central, considerado uno de los mejores restaurantes de Lima y probablemente de Latinoamérica según los críticos gastronómicos.
 
La cocina nikkei, que combina los ingredientes de la gastronomía peruana con la japonesa, tiene en el restaurante Maido a uno de sus mejores representantes, donde se puede degustar el arroz con pato al wok, el sushi de conchas con maca, el sushi de cecina, el tiradito y el ceviche Nikkei, el nigiri a lo pobre o el asado de tira cocido por cincuenta horas. 
 
En Lima también tiene gran éxito la llamada cocina chifa, fusión de la comida china con insumos peruanos, una especialidad del restaurante Royal -el plato estrella es el pato asado pequinés- en el barrio de San Isidro. 
 
Además de la oferta gastronómica, Lima es una ciudad plagada de barrios trendy y sofisticadas tiendas de diseño, como por ejemplo, San Isidro, que es el centro financiero y uno de los barrios más modernos.
 
En sus calles se encuentran algunas de las mejores tiendas de la ciudad, desde lujosas joyerías y boutiques, hasta ateliers de destacados diseñadores peruanos; principalmente sobre la Avenida Conquistadores. 
 
En el barrio Miraflores también hay muy buenas tiendas y centros comerciales, pero el sector que más destaca hoy es Barranco con tiendas como Dédalo o Las Pallas, ambas especializadas en artesanía contemporánea.
 
 
Es en esta zona donde las casonas antiguas lucen bien restauradas para albergar los bares más animados de la ciudad, galerías de arte contemporáneo y tiendas de diseño joven. 
 
La Rambla y el Jockey Plaza son también algunas alternativas para los amantes de las compras, mientras que en lo referente a las artesanías, la recomendación para los turistas es el Mercado Indio, ubicado en la avenida Petit Thouars (Miraflores), que es el más grande en todo el país.
 
Durante todo el año el corazón de la vida nocturna se centra en Miraflores, San Isidro y Barranco, pero en la temporada de verano que empieza en el mes de diciembre, la diversión se muda a los balnearios cercanos, como los que se encuentran en el Boulevard de Asía, que queda a una hora de distancia de Miraflores.
 
En el bohemio barrio de Barranco se ubican algunos de los mejores bares de la ciudad, como Santos o Picas, en los que además de ofrecer diversas versiones del clásico pisco sour, también preparan chilcanos -uno de los tragos más populares de Perú, que consiste en pisco, ginger ale y limón- y distintos cocktails con el pisco como protagonista. 
 
Un lugar tradicional incluso para las nuevas generaciones es el Queirolo, en el distrito de Pueblo Libre, donde se venden vinos y piscos, pero también se han puesto de moda las cervecerías, como Barranco Beer Company y Bar Cañas.