Artículos

Nueva York, pasión por las alturas

Por Alberto Romero/ El Economista.com.mx | 14 Abril, 2017 - 12:50
  • ny3.jpg

Una alternativa para absorber su esencia es disfrutar de sus paisajes urbanos que permiten sentir el pulso de una ciudad que parece disfrutar de ser observada.

Una alternativa eficaz para absorber la esencia neoyorquina es disfrutar de sus paisajes urbanos en miradores que ofrecen más que vistas panorámicas y permiten sentir, desde las alturas, el pulso de una ciudad que pareciera disfrutar de ser observada.

Si bien el tiempo nunca es suficiente para saciarse de Nueva York y la energía también suele escasear con el paso de las horas, las vistas que ofrecen tres edificios ayudarán a recobrar el aliento después de una contemplación ininterrumpida. Nada como pisar la cima de estos siguientes gigantes neoyorquinos para palpar la esencia de la urbe estadounidense por excelencia.

Mirador Art Decó

En la intersección que hacen la Quinta Avenida y West 34th Street se ubica uno de los edificios más fotografiados del planeta, emblema de la metrópoli tras haber ostentado el título del más alto del mundo por 41 años consecutivos: sí, es el Empire State Building, con más de 443 metros de altura.

El recorrido al piso 86, donde se localiza el mirador más concurrido de la torre, permite conocer la historia de la construcción y su significado para la ciudad.

Aquí los visitantes permanecen inmersos en una atmósfera art déco que aloja carteles y pantallas que dan cuenta del esfuerzo involucrado en su diseño y ejecución, además de contar anécdotas y datos curiosos.

Al llegar al mirador, la perspectiva de una metrópoli llena de rascacielos cautiva a los turistas y lo que sigue es caminar por un espacio al aire libre que ofrece una vista de 360 grados.

Entre selfies y largas sesiones fotográficas con el edificio, la llegada de nuevos visitantes obliga a acelerar el paso para continuar recorriendo esta gran urbe con la vista.

En el Empire State Building también se puede visitar un segundo mirador localizado en el piso 102, a 381 metros de altura, sólo que es necesario adquirir un paquete que permite a los visitantes el acceso a los dos sitios a un precio especial.

 

Quienes tengan poco tiempo disponible podrán comprar el VIP Express Pass para librar las filas y ver esos paisajes urbanos desde lo alto antes que la mayoría.

Una forma adicional de conquistar este rascacielos tiene lugar justo cuando sale el sol. A través de The Sunrise Experience, los viajeros podrán admirar el despertar de la metrópoli y ver el amanecer desde las alturas tras ingresar a la plataforma de observación antes que nadie.

Empire State Building

www.esbnyc.com

350 5th Ave, Nueva York, NY, Estados Unidos.

Tel: (001212) 736-3100

Horario: 8 a 2 horas, lunes a domingo.

Boletos: 34 dólares por adulto para visitar el piso 86. 54 dólares por adulto con acceso a los pisos 86 y 102.

Postales neoyorquinas

No hay un mejor lugar para capturar una postal neoyorquina que incluya al Empire State Building que la cima del Rockefeller Center, donde se ubica, en el piso 70, Top of The Rock, un mirador que ofrece imponentes vistas de la ciudad.

Es a 259 metros de altura hacia donde día tras día se dirigen los pasos de miles de viajeros que buscan capturar, además de la perspectiva del Empire State, una vista panorámica de otro de los íconos del destino: Central Park. Ya en la cima, si bien se dispone del resto del día para escudriñar la metrópoli, la estancia promedio de quienes visitan el edificio es de un par de horas.

¿Cuál es el mejor momento del día para subir a este mirador? Justo antes del anochecer. Basta consultar el pronóstico del momento exacto 
en que habrá de caer la tarde para llegar al edificio con una hora de anticipación y pisar la cima 30 minutos antes del ocaso. La transición del día a la noche en algunos barrios emblemáticos de la metrópoli, como Brooklyn y Nueva Jersey, sabrá compensar con creces la planeación invertida en la visita.

Sin embargo, quienes deseen disfrutar por más tiempo tanto las vistas a plena luz del día, como las nocturnas, podrán comprar el pase Sun & Stars y hacer dos observaciones el mismo día, una por la mañana y otra de noche. Basta pagar 15 dólares adicionales al precio del boleto para conseguir este beneficio.

Al descender a la base del edificio, las opciones para seguir recorriendo la ciudad compiten entre sí por la preferencia de los viajeros, destacando entre ellas un paseo vespertino en Central Park para buscar, en medio de los árboles, dónde se ubica la cima del Rockefeller Center, conquistada previamente.

Rockefeller Center

www.topoftherocknyc.com

Rockefeller Center, 30 Rockefeller Plaza, Nueva York, NY, Estados Unidos.

Tel: (001212) 698-2000

Horario: 8 a 24 horas, lunes a domingo.

Boletos: 34 dólares por adulto. El pase VIP cuesta 65 dólares y ofrece acceso inmediato, además 20% de descuento en souvenirs.

La cima de Manhattan

El One World Trade Center abrió hace tres años en el mismo lugar donde ocurrieron los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

El edificio alberga en la cima al One World Observatory, un mirador de clase mundial en el cual la tecnología desempeña un papel fundamental desde el arribo, cuando un mapa global descubre la procedencia de los visitantes del día en tiempo real, y segundos antes de caminar a través de un pasillo que muestra los testimonios de algunos participantes de la construcción de ese gigante de 541 metros de altura que sobresale en el horizonte de Manhattan.

En el elevador, los viajeros observan una animación a través de las ventanas donde se recrea, en 60 segundos, la transformación que ha experimentado la metrópoli desde 1500 a la fecha. La proyección de un horizonte cambiante despierta la admiración de los visitantes mientras conduce a los pisos 100, 101 
y 102, donde nuevas sorpresas habrán de salir al paso.

La primera de ellas tiene lugar apenas abriendo las puertas del ascensor, cuando da inicio una nueva animación que, a manera de introducción, ubica al visitante en las posición exacta que ocupa dentro del horizonte de la ciudad. Tras apreciar por primera vez la vista real que ofrece el edificio a esa altura (y después de un suspiro compartido por la multitud) sigue avanzar a la zona de miradores para caminar y disfrutar en 360 grados las vistas del destino.

Antes de ello, un concierge inmerso en un círculo de pantallas dará recomendaciones puntuales sobre los distintos barrios de la metrópoli; bastará con que haga un movimiento de manos para inducir un zoom en el mapa digital que lo rodea y descubrir algún imperdible por visitar. Después, las vistas frontales de la isla, con sus puentes y rascacielos, seguirán compitiendo entre sí por la atención de los viajeros.

One World Trade Center

oneworldobservatory.com

One World Trade Center, 285 Fulton Street Nueva York, NY, Estados Unidos.

Tel: (001844) 696-1776

Horarios: 9 a 20 horas, lunes a domingo.

Boletos: 34 dólares por adulto.

Tip

Obtén ahorros significativos en tu visita a Nueva York al usar el CityPASS, que incluye el acceso a algunas de las atracciones principales de la ciudad, entre ellas, el Empire State Building y Top of The Rock.

Para acceder más rápido a los miradores, hay que visitarlos después de las 9 de la noche, que es cuando se registra una menor afluencia de visitantes