Artículos

Ocho remedios caseros contra la acidez

Por María Andreína Bariona/ Diario Las Américas | 30 Marzo, 2017 - 10:56
  • banana-2019266_1920.jpg

Es importante no confundir el reflujo con la acidez, ya que el primero es tan solo un síntoma no una condición individual.

La acidez no consiste solo en un malestar estomacal, es una especie de quemazón o ardor que sube hasta la laringe y de no atederla bien puede traer graves consecuencias para la salud como hernias estomacales, reflujo, cáncer de esófago, artritis, ronquera, dificultades respiratorias, entre otros.
 
En una persona saludable, la parte del estómago más cercana al esófago permanece cerrada mientras se hace la digestión. Sin embargo, en ocasiones, esta especie de válvula se relaja y deja pasar los ácidos gástricos al esófago.
 
Para prevenir que esta molesta condición llegue a niveles preocupantes, es importante combatirla a tiempo. Según la página web especializada en salud, Daily Dose, hay muchas cosas que podemos hacer para combatirla, además de evitar comer muy tarde en la noche, o acostarnos después de ingerir alimentos.
 
A continuación copartimos una lista de remedios caseros para su mejora y prevención:
 
Té de jengibre. Para preparar este té hay que hervir agua y agregarle un pedazo de jengibre del tamaño de un pulgar, cortado en pequeñas rebanadas. Luego de 10 minutos, colarlo y agregar un poco de miel para suavizar el sabor. El jengibre estimula la producción de saliva, lo cual ayuda a bajar los ácidos que están en el esófago.
 
Suero de leche. El ácido láctico del suero de leche es un gran remedio ya que sirve para neutralizar la acidez, además de ser rico en vitaminas, calcio y magnesio. A pesar de parecer contraproducente, se recomienda agregar un poco de limón o vinagre a una taza de suero de leche para combatir la acidez.
 
Albahaca. Este vegetal es rico en componentes que favorecen la buena digestión, ya que hacen que el estómago produzca más mucosa, lo que protege las paredes del mismo. Se puede consumir cruda o se puede preparar un té con tres o cuatro hojas y una cucharada de miel.
 
Patilla. Esta fruta, también conocida como sandía o melón de agua, contiene altos niveles de agua, lo que mantiene el cuerpo hidratado y evita la constipación que eventualmente repercute en acidez. Además no contiene altos niveles de ácido.
 
Semillas de comino. Estas semillas, además de ser buenas para la salud, aumentan la producción de enzimas pancreáticas, las cuales ayudan a la buena digestión.
 
Banana. Fruta es rica en potasio, el cual es un mineral alcalinizante.
 
Lima. Si bien puede sonar contraproducente por ser una fruta ácida, los ácidos de la lima son convertidos en alcalinizantes al ser digeridos por el cuerpo, lo cual ayuda a reducir los niveles de acidez. Un vaso de agua caliente en las mañanas con un poco de jugo de lima, puede ser un tratamiento natural que, no solo mejore los niveles de acidez, sino también ayude con la desintoxicación natural del cuerpo.
 
Agua de coco. El agua de coco fresca convierte automáticamente los ácidos en alcalinizantes, por lo que es un remedio casi inmediato para la acidez.