Artículos

Prendas de culto: el horrible suéter navideño

Por Dagmar Breitenbach/ Deutsche Welle | 20 Diciembre, 2016 - 15:42
  • royal-family-1.jpg

En Estados Unidos y Gran Bretaña están de moda desde hace mucho y ahora quieren conquistar el mundo.

Buena parte de América Latina se encuentra en el hemisferio sur y, por ende, recibe el verano pocos días antes de la Navidad y -por suerte- se ha librado de esta prenda. Pero, ¿qué pasa en países cómo Alemania, que parece haberse contagiado también del mal gusto textil?
 
El Museo de Cera de Madame Tussaud muestra ahora a la familia real británica con su peor indumentaria: suéteres invernales. La familia no resulta elegante en esa indumentaria, pero se ha llevado a cabo por un buen motivo: por la campaña de la organización "Save the Children". Los súbditos pueden comprarlos y donar dinero.
 
 
Los ciudadanos de Colonia han descubierto ahora esta moda. El equipo de fútbol FC. Koeln sacó este año a la venta un suéter especial navideño. El reno Rodolfo ha perdido su puesto predilecto. La cabra roja y blanca, Hennes, es la estrella navideña de la ciudad.
 
En Estados Unidos, el "ugly Christmas sweater" se ha convertido en algo más que una moda. Encontrar motivos feos para estos suéteres se ha convertido en una obsesión para lucirlos en fiestas y eventos de caridad.
 
 
Las cadenas comerciales de calidad ofrecen incluso estos horrripilantes diseños navideños en cantidades industriales. El ícono del horrible suéter navideño es el actor estadounidense Bill Cosby, cuyo alter ego en la serie de los 80 "The Cosby Show" siempre llevaba varios de gusto muy cuestionable.
 
Muñecos de Navidad, Papá Noel, renos...Los motivos son numerosos. Y si se le añaden los colores rojo, verde, además de fieltro y pompones, mejor todavía. La regla básica es: ¡Cuánto más ridículo, mejor!
 
 
Cientos de corredores participan en Canadá en la "Ugly Sweater Run" o la carrera del suéter feo, que tuvo lugar por primera vez en 2013. Así se celebra allí la época fría del año. Esperemos que para la próxima carrera, las prendas de algodón y lana se hayan lavado bien.
 
Esta prenda destruyó por completo el actractivo de Marc Darcy en la comedia romántica "El diario de Bridget Jones" en 2001. Aquí se demuestra como el regalo de una madre puede destruir el futuro de un hijo. Bromas aparte... Al final, la protagonista cayó rendida a los pies del joven apuesto y, como era de esperar, con un suéter navideño que daba mucha pena.
 
 
Esta moda también se ha contagiado a las mascotas. La cuestión es si este chihuahua hubiese elegido el mismo ese colorido y navideño suéter. El animalito no parece desde luego muy feliz.