Artículos

Siete cosas buenas que puedes hacer antes de dormir

Por Excelsior / Salud180 / Lifestyle | 17 Mayo, 2016 - 11:00
  • underwear-689862_640.jpg

Con estos consejos podrá despedir el día de una mejor forma.

 
Hay muchas maneras de terminar el día. Algunas opciones es hacerlo enojado, viendo la televisión o el celular; pero hay muchas formas mejores de despedir el día que harán tu vida mucho mejor y te harán crecer como persona.
 
Porque el día no es el único momento en el que puedes hacer cosas productivas, a continuación, siete consejos para irte feliz a la cama.
 
- Colorear
 
Si pensaste que colorear libros era cosa de niños, es porque no has descubierto los libros de este tipo dirigidos para adultos. Hacerlo relaja e incentiva la imaginación.
 
 
- Planear 
 
Planear las vacaciones, la boda o cualquier cosa que ansíes con muchas ganas es un buen ejercicio. Esto, porque terminar el día con las mejores expectativas ayudará a mantenerte siempre motivado.
 
 
-  Leer
 
Porque nunca hay que perder esa costumbre de cultivarse, relajarse, imaginar y aprender más, es recomendable leer antes de dormir. A través de esta actividad podemos evitar el estrés y si se convierte en un hábito, le enviaremos una alarma al cuerpo de que es hora de dormir. Esto ayuda a dormir profundamente, descansar y estar más frescos por la mañana.
 
 
- Ejercitarse
 
Se puede practicar cualquier actividad, ya sea yoga o algo más intenso. Es recomendable hacerlo algunas horas antes de ir a la cama, así el cuerpo no queda activo y se hace difícil conciliar el sueño. El ejercicio contribuye a aliviar el estrés y promueve un sueño reparador.
 
 
 
- Enlistar tus pendientes
 
Esto te ayudará a mantenerte enfocado, a saber cómo debes planear tu día y no comenzarlo de manera desordenada.
 
 
- Prepara lo que necesites para el día siguiente
 
Tu tiempo, tu salud mental y tu trabajo te lo agradecerán porque no hay nada mejor que solo tomar la bolsa y salir a la calle con la seguridad de que nada te faltará.
 
 
- Escribir en un diario
 
Hacerlo es un acto que ayuda mucho al cerebro, además que también es relajante y promueve la imaginación. Si escribes en un diario, no necesitas relatar todo lo que te sucedió en el día, con destacar las tres mejores cosas que te pasaron, los momentos más importantes y los más malos, es más que suficiente. Te sorprenderás unos años después cuando lo leas.