Artículos

Tips para lucir como modelo sin serlo

Por María Andreína Bariona/ Diario Las Américas | 10 Enero, 2017 - 17:22
  • fashion-1636868_1280.jpg

Si incluso una primera dama consigue tiempo para mantenerse en forma, cualquiera puede hacerlo.

Muchas admiramos el cuerpo de las modelos y admitimos que haríamos lo que fuera por lucir así. Sin embargo, lucir igual que ellas esta cerca de ser imposible, pues a diferencia de muchas mujeres, a ellas se les paga para lucir bien, por lo que no tienen que asistir a una oficina por, al menos, ocho horas diarias. Agregado a esto, ellas tienen especialistas a su lado ocupándose de su maquillaje, su cabello o su bronceado.
 
Sin embargo hay pequeños cambios que podemos aplicar en nuestra vida diaria que nos ayudarán a vernos como modelos mientras cumplimos con nuestro trabajo, por ejemplo mira lo bien que se ve Michelle Obama en la portada de Vogue, después de cumplir con uno de los trabajos más ocupados de Estados Unidos.
 
No dejes de desayunar. Así lo recomienda Product Review Books, asegurando que esta es la comida más importante del día.
 
Ingiere tu dosis de carbohidratos en horas tempranas del día. Si bien es importante, no dejar de ingerir carbohidratos, es recomendable incluirlos en el desayuno o en el almuerzo, de manera que la cena y la merienda de la tarde, no contengan este grupo alimenticio.
 
Mantente siempre en movimiento. Intenta utilizar las escaleras lo más posible, ir a pie si las distancias son cercanas, estar de pie la mayor cantidad de tiempo en el trabajo, y por último, siempre recuerda, el peor ejercicio es el que no se hace, intenta incluir en tu rutina, al menos 20 minutos diarios de ejercicio.
 
 
Toma más agua. El agua es crucial para verse bien, no sólo te ayuda a desintoxicar tu cuerpo haciéndote perder peso, también ayuda a que la piel y el cabello se vean sanos. Además, ayuda a crear sensación de llenura por lo que es generalmente recomendado tomarse un vaso de agua antes de cada comida.
 
Identifica tus antojos. Cuando a veces piensas que se te antoja un caramelo, puede ser sencillamente un antojo de azúcar que se puede saciar con frutas.
 
Reemplaza hábitos dañinos por hábitos saludables. Por ejemplo, reemplaza café por té verde, refresco por agua, dulces por frutas, etc.
 
Concientiza lo que comes. Para esto es recomendable poner la comida en platos pequeños y comer despacio, así tu cerebro asimila la comida y esto envía el mensaje a tu cuerpo de que ya se comió suficiente.
 
Agrega brillo a tu maquillaje. Agregar los famosos highlighter a tu maquillaje te hará ver más saludable.