Artículos

Westworld, la serie con la que HBO se adentra en la evolución del pecado

Por El Espectador | 23 Septiembre, 2016 - 10:20
  • 160819-westworld-s1-blast-09-1920.jpg

El actor Ed Harris, quien interpreta al Hombre de Negro, habla sobre la serie en la que cada deseo humano, independientemente de su nivel de nobleza o depravación, puede ser perdonado.

Ambientada en un lugar donde se pueden explorar todas las prohibiciones legales y ser tan amoral como se quiera, "Westworld" es la nueva serie de televisión que trata sobre el surgimiento de la consciencia artificial y la evolución del pecado, explorando un mundo donde cada deseo humano, independientemente de su nivel de nobleza o depravación, puede ser perdonado.
 
Creada por Jonathan Nolan (hermano de Christopher Nolan y guionista de "Interestelar" y "Batman: el caballero de la noche") y Lisa Joy ("Pushing daisies", "Burn Notice"), la producción de HBO está inspirada en la película "Westworld: el mundo de los robots asesinos" de Michael Crichton y estrenada en 1973.
 
Para Ed Harris, quien encarna al villano, la serie que se estrena este 2 de octubre también explora el aspecto de la inteligencia artificial y lo que va a suceder con ella. "¿Cómo eso va a ser tratado, y hasta dónde puedes ir antes que algo deje de ser artificial?", se pregunta.
 
En la nueva versión Robert Ford (Anthony Hopkins) es el director creativo, programador jefe y fundador de Westworld, quien tiene una concepción creativa inflexible del parque; mientras que Dolores Abernathy (Evan Rachel Wood) es una joven que comienza a descubrir que toda su existencia idílica en realidad es una mentira cuidadosamente construida. Harris interpreta al Hombre de Negro, un personaje que él describe como "misterioso" ya que "frecuenta el parque desde hace 30 años. O sea, es claramente un hombre de recursos, sino no podría hacerlo".
 
"Cree que hay algo subyacente sucediendo en ese parque, probablemente orquestado por el personaje de Hopkins, pero no sabe exactamente qué es. Entonces está en una misión de descubrimiento, no solo sobre sí mismo, sino sobre la verdadera naturaleza de ese lugar", añade el actor recordado por películas como "El show de Truman", "Una mente maravillosa" o "Las horas".
 
El gusto por frecuentar el parque es porque le da la posibilidad de explorar ese lado "violento" o "perverso" de sí mismo. "Es como algo que recibe desde afuera de su sistema –y entonces vuelve al mundo real y puede ser un hombre decente–, ser como algo más oscuro, es difícil discutir en esta etapa. Le gusta el lugar, hay una parte suya que se excita con eso. Y no está matando a seres humanos, como parece; ellos son arreglados y mandados de vuelta otra vez".
 
"Westworld" es una combinación de ciencia ficción y western, un género que parece que está cobrando nuevamente vigencia con los estrenos de "Forsaken", el remake de "Los Siete Magníficos", "In a Valley of Violence".
 
"Pero muchos de los westerns que se están haciendo ahora son muy distintos y contemporáneos, si se puede decir eso, con cortes rápidos, boom boom boom (…) Para mí el western es un género sobre una época, un lugar y sobre cómo las personas lidiaban con sus vidas en esa época", concluye Harris.