Reseña

Cantautora chilena Francisca Valenzuela se luce con poderosa presentación de su tercer disco

Por Claudio Pereda Madrid |  15 Noviembre, 2014 - 14:07
  • fran3.jpg

Durante dos horas, la artista estrenó su trabajo "Tajo abierto" e hizo un amplio recorrido por su cancionero, seguido con intensidad por una audiencia comprometida y fiel. Sin duda, un punto de inflexión que depara un futuro esplendor.

Se dice que un músico da un salto cuántico cuando es capaz de mostrar un cancionero sólido, un set list intenso en el que, con variedad y valentía, muestre un mundo propio, una paleta de colores naturales y originales con los que construya su propuesta.

La cantautora chilena Francisca Valenzuela demuestra estar en esa dinámica fase creativa con el sólido show dado recientemente en el mítico teatro Caupolicán de Santiago. Ante unos 5.000 asistentes, quienes repletaron la capacidad del recinto, la artista local presentó oficialmente “Tajo abierto”, su último trabajo, en el que hace gala de estar en el momento más alto de su carrera.

Con una base sólida, gracias a un grupo musical metódico y talentoso, con una puesta en escena potente y energética, con unas letras intensas e inquisidoras, Francisca Valenzuela se vistió de largo en el Caupolicán.

Ya lo había demostrado con los poco más de cuarenta minutos del show que presentó el año pasado como jurado en el Festival de Viña del Mar, oportunidad en que la atractiva cantautora demostró solidez y calidad. E incluso se dio el lujo de cantar con Miguel Bosé…

En rigor esa fue una bonita y mediática oportunidad, que bien pudo quedarse sólo en eso, como muchos otros casos. El mérito de la cantautora es que ha seguido avanzando. El show en el Caupolicán no sólo la graduó de artista porque pudo llenar un lugar mítico para el ámbito local. La presentación fue una clara muestra de evolución.

“Tajo abierto” tiene el prurito de mostrar a una Francisca Valenzuela en todo su esplendor, libre de parecidos o prejuicios. Los once cortes de un disco profundo, entretenido y reflexivo son el producto de una artista en sólida ebullición creativa.

Así, el espectáculo no sólo permitió presentar el disco. Fue un recorrido poderoso por su cancionero, seguido con fruición por una audiencia totalmente comprometida y seguidora de la artista. Fueron dos horas de una relación pasional entre una talentosa cantautora que recibía la energía de miles de sus seguidores.

A la buena presentación se sumaron, por cierto, las sorpresas de los artistas invitados, como Gepe (interpretando "Prenderemos fuego al cielo"), Álvaro López (cantando "Buen soldado") y Me Llamo Sebastián (haciendo una versión de "Afortunada"). No sólo fueron momentos entretenidos, hubo también una pequeña muestra de lo intenso que es el movimiento musical de hoy en Chile, en el que Valenzuela –por cierto- ocupa un privilegiado lugar.

El concierto del Caupolicán el 12 de noviembre es un punto de inflexión para la cantautora. La vara quedó alta otra vez y, dado lo exhibido esa noche, Valenzuela tiene todo para seguir brillando cada vez con mayor intensidad.

Al final, una mención también a la talentosa banda que acompaña a la artista: Jorge Chehade en guitarra, Mauricio Galleguillos en batería, Martín Benavides en teclados, Ismael Oddó en bajo, Daniel Espinoza en trompeta y Franz Mesko en saxo.