Reseña

“La niña de Canterville”, el clásico de Oscar Wilde es revivido mediante el teatro de los objetos

Por Loreto Oda Marín |  30 Septiembre, 2015 - 10:40
  • lis_6007.jpg

La obra de la compañía La Mona Ilustre se presentará hasta el 30 de octubre en el Teatro UC, en Santiago de Chile.

 
Una misteriosa mansión habitada por un fantasma. Ese es lugar donde se desarrolla la obra “La niña de Canterville”, la cual se presentará hasta el 30 de octubre en el Teatro UC, en Santiago de Chile.
 
La familia Otis -compuesta por dos desastrosos gemelos; una adolescente que ha decidido permanecer muda por opción propia, Virginia; y su padre- llegó a vivir a este tenebroso lugar, el cual era habitado por una amargada y severa mujer, quien les da cabida sin imaginar que la vida de todos jamás volvería a ser la misma, luego que la muchacha entablara una relación con el fantasma. 
 
 
Es así como esta relectura del texto clásico de Oscar Wilde, llevada a cabo por la compañía La Mona Ilustre, aborda desde la ternura y el humor temas como la amistad, el desapego y el perdón. Este trabajo contó con la dramaturgia de Andrea Gutiérrez, quien repensó un ámbito no del todo abordado en el escrito original y que es la relación entre Virginia y el fantasma, dos seres raros en distintas realidades.
 
Gracias a una escenografía dinámica e ingeniosa, el uso de objetos y marionetas, además de un buen juego de luces, la puesta en escena toma un cariz mágico y especial que logra mantener la atención del espectador.
 
Las destacadas actuaciones de Isidora Robeson, Diego Hinojosa y Paula Barraza hacen que este montaje, que suele resultar a ratos predecible, cautive al público y logre enternecerlos tanto por el texto como por sus caracterizaciones y buenas dosis de humor.
 
Por su puesta en escena lúdica y su historia sencilla, esta obra puede resultar un buen panorama para disfrutar en familia junto a los más jóvenes.
 
La compañía, que se caracteriza por realiza teatro de objetos y marionetas, ha ganado varios premios en Chile y el extranjero, entre los que se encuentran el Duque de Lerma y el Certamen de teatro Arcipestre de Hito, de España.  
 
Las funciones son de miércoles a sábado a las 20 horas.