Reseña

Obra de teatro "Niña Astronauta" plantea una mirada real e inocente a una grave enfermedad

Por Loreto Oda Marín |  12 Agosto, 2015 - 16:16
  • 898a4175.jpeg

La trama se centra en una adolescente de 13 años, interpretada por Rocío Rojas, que sufre de Xerodermia Pigmentosa, una extraña enfermedad a la piel que no permite la exposición a los rayos ultravioleta.

La pieza de Nicol Aravena es todo su mundo, de la cual sale gracias a su imaginación, la televisión, los libros y el contacto con su amigo Vittorio, encarnado por Sebastián Silva, quien le revela detalles de lo que pasa fuera de esas cuatro paredes.

La trama de "Niña Astronauta" se centra en esta adolescente de 13 años, interpretada por Rocío Rojas, que sufre de Xerodermia Pigmentosa, una extraña enfermedad a la piel que no le permite  exponerse a los rayos ultravioleta.


En medio de juegos y diversas conversaciones, ambos personajes se asoman a la cruda realidad de la menor, a ratos con una mirada inocente e infantil, en otros, con un prisma más real y sin telón que la adorne.

Durante el transcurso de la obra, dirigida por Eduardo Luna, también queda al descubierto los sueños de esta menor que no quiere pasar al olvido, por lo que ve una y otra vez una de las entrevistas televisadas que cuentan su historia.

Esta puesta en escena, que está en su tercera temporada, está inspirada en un caso real de una menor de Villa Alemana, en Chile, quien falleció en 2007 a la espera de un traje confeccionado por la NASA, el cual repeliera los rayos UV y era la gran promesa para mejorar su calidad de vida y salir de su pieza.

Emotiva, potente y con toques de humor, "Niña Astronauta" logra cautivar gracias a su guión bien escrito y dinámico, donde lo trágico se equilibra con matices de ternura e ingenuidad; y la caracterización de los personajes, los cuales logran llegar al público, aunque en momentos falta algo más de consistencia en la actuación.

A cargo de la compañía independiente Lafamiliateatro, la obra se presentará hasta el 22 de agosto en Espacio Ceat, Santiago de Chile, para luego ser exhibida en el Festival Pirologías de Buenos Aires.