Artículos

Autos y belleza femenina, la eterna mezcla del calendario Pirelli que cumple 50 años

Por El Observador / Lifestyle | 25 Agosto, 2015 - 16:45
  • pirelli1111111111111.jpg

Poco a poco consolidó un referente en la industria de la moda, alejándose del plano simplemente erótico en el que se ubica la mayoría de las experiencias similares.

Las mujeres y los autos. Esa combinación siempre pareció ser indisoluble, dos de los grandes y eternos estereotipos placenteros de los hombres heterosexuales. Por 1964, la subsidiaria inglesa de Pirelli tenía la asociación perfectamente clara, por lo decidió que sus esfuerzos de marketing, en vez de centrarse en la calidad de sus neumáticos italianos, debían encausarse hacia el lucrativo negocio de las féminas bellas.

La estrategia inspiró el lanzamiento del Calendario Pirelli, que -con una chica por mes- se dirige únicamente a clientes especiales de la marca, VIP, políticos y personalidades destacadas. Aunque hoy en día internet ha logrado difundir imágenes de ediciones tanto recientes como añosas, la limitada disponibilidad física del calendario  continúa glorificándolo como un objeto de deseo.



Para su aniversario npunero 50 la marca decidió romper con ese misticismo y propuso un acercamiento insólito al público mediante el libro "Pirelli: El calendario, 50 años y más", publicado este mes por la editorial Taschen, que realiza una retrospectiva de las grandes celebridades que posaron para la marca, recopila imágenes inéditas de las sesiones fotográficas y exhibe imágenes censuradas del pasado.

Más allá de su exclusividad, el éxito y continuidad del calendario se centran en la apuesta diferencial que mantiene desde sus inicios, una propuesta que poco a poco logró consolidarlo como un referente en la industria de la moda, arrancándolo del plano erótico y hasta un tanto pornográfico en el que se ubica la mayoría de las experiencias similares.

Interrumpida solamente en 1967 y entre 1975 y 1983 debido a recortes presupuestales, la publicación ha buscado durante sus cinco décadas alejarse de la vulgaridad con la que muchas marcas con productos aumovolísticos adornan las paredes de talleres mecánicos.

Para Pirelli, en tanto, la imagen femenina es atravesada por un matiz creativo, batallando la pornografía abierta con un soft-porn que prefiere la erotización a la sexualización descarnada y violenta. Las poses son distintas, aunque el nivel de exposición muchas veces sea similar. El cuerpo femenino sigue ahí, pero la atención que se pone no compromete el valor artístico de la imagen.



Con foco en los desnudos glamorosos y artísticos, la publicación se ha popularizado por su esfuerzo continuado de apelar a los grandes nombres de la fotografía, como Mario Testino, Richard Avedon, Helmut Newton y Annie Leibovitz. Incluso su edición inaugural, en 1964, estuvo a cargo de Robert Freeman, fotógrafo de música responsable de las icónicas imágenes de The Beatles en A hard day's night.

Una de las ediciones más distintivas, sin embargo, fue la del fotoperiodista Steve McCurry, reconocido internacionalmente por su imagen "La niña afgana". En su almanaque de 2013, el afamado reportero de guerra viajó a Río de Janeiro y utilizó algunos de los parajes más característicos de la ciudad como telón de fondo para fotografías que incluían modelos vestidas e incluso habitantes de la zona.

Más allá de esas ediciones especiales, el Calendario Pirelli continúa siendo una plataforma para jóvenes modelos y una manera de consagrar a las que ya llevan más de un par de pasarelas recorridas, dándoles una oportunidad para ser sexies sin perder la sofisticación.

Un caso ejemplar es el de Naomi Campbell, quien con sólo 16 años posó para la edición de 1987, centrada únicamente en modelos negras. A ese nombre se han sumado otros grandes como Kate Moss, Cindy Crawford, Valeria Mazza, Giselle Bündchen, Adriana Lima y Miranda Kerr, representantes de un tipo específico de cuerpo, delgado, pero con la cantidad "indicada" de curvas.

Aunque esas siluetas son las predominantes, en contadas ocasiones el calendario se ha decantado por otro tipo de figura, sea menos joven, en el caso de Sofía Loren, quien posó a los 72 años, o menos esbelto, como el de Candice Huffine, que este año se convirtió en la primera modelo de talla grande en ser incluida.


 

>