Artículos

Cultivos de arte funden naturaleza y creación en Caracas

Por Agencias/ LifeStyle.com | 22 Diciembre, 2014 - 17:06
  • ricardogil1.jpg

El artista venezolano Ricardo Gil construye pequeñas muestras de cultivos verticales reuniendo agronomía, técnicas alternativas, paisajismo y agricultura ornamental, en una vital interrelación entre seres humanos y naturaleza.

Durante casi dos décadas, Ricardo Gil desarrolla sistemas de riego en áreas ornamentales, jardines, plazas, canchas deportivas, monumentos, autopistas, avenidas y jardineras de apartamentos, todo ello con una visión paisajista en la que se refleja toda una pasión por el mundo vegetal.

Con conocimientos de agronomía, producción de alimentos con técnicas alternativas (hidroponía y cultivos orgánicos), paisajismo y agricultura ornamental, desarrolla una propuesta artística en la que sus piezas incentivan en el espectador el interés por la naturaleza, sensibilizándolo en su interrelación con el medio ambiente.

Y es que arte y naturaleza se conjugan en la propuesta que el artista venezolano Ricardo Gil desarrolla con "Organic arte" en el G15 del Centro de Arte Los Galpones, en la ciudad de Caracas.

Aunque ya se hizo una primera exhibición de sus trabajos, a base de pequeñas muestras de cultivos verticales hasta este domingo 21 de diciembre, se efectúa una segunda parte entre los días 2 y 15 de enero de 2015.

 

 

“Cada una de las obras presentadas no son del ‘autor’, son de todo aquel que la tome como suya y se permita una interrelación, considerando los elementos esenciales de la naturaleza: la Tierra, que sirve de sostén y aporta los nutrientes que permiten el desarrollo de estos seres vivos; el Aire, que las plantas respiran y que en las noches comparten con nosotros; el Agua, que conforma entre un 75% y 90% de las plantas, que la requieren en cantidad, frecuencia y forma específica, al igual que nosotros; y el Fuego: radiación y horas de exposición al sol, la fuente de energía en justa medida", precisa con detalle.

Dice que todo esto debe consdierarse al ubicar una obra, "pero también podemos ver cómo todo ser vivo busca adaptarse a su entorno y aferrarse a la vida, proceso en el que la intuición aporta más ayuda que la racionalización”, explica.