Artículos

Estudio alemán advierte baja actividad cerebral en hombres que ven mucha pornografía en internet

Por LifeStyle.com/ La Nación | 30 Mayo, 2014 - 19:19
  • porno1.png

La intensa estimulación del centro del placer originaría una baja de materia gris en ciertas partes del cerebro, generando -a su vez- una menor actividad de la corteza prefrontal según el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano de Berlín.

Una baja de materia gris en ciertas partes del cerebro de los hombres que pasan mucho tiempo mirando pornografía en internet, registrándose -además- un descenso en su actividad cerebral, advierte un reciente estudio del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Berlín.

En un trabajo publicado en la revista de la Asociación Médica Americana, Psychiatry. los expertos alemanes apuntan que “hemos encontrado un importante vínculo negativo entre el acto de ver pornografía por varias horas a la semana y el volumen de materia gris en el lóbulo derecho del cerebro, así como la actividad de la corteza prefrontal".

Dichos efectos, subraya  el informe, podrían incluir cambios en la plasticidad neuronal resultante de intensa estimulación del centro del placer.

A pesar de la conclusión, los autores reconocen que no es posible comprobar con absoluta certeza que estos fenómenos sean causados directa y exclusivamente por el consumo de pornografía y, por lo tanto, afirman que es necesario proseguir las investigaciones.

Pero lo que sí consideran contar con argumentos científicos es para afirmar que existen los antecedentes suficientes para confirmar una relación directa entre el acto de ver pornografía y la reducción del tamaño y la actividad del cerebro como reacción a la estimulación sexual.

Para realizar el estudio, los autores reclutaron a 64 hombres saludables de entre 21 y 45 años, a quienes pidieron responder un cuestionario sobre el tiempo dedicado a ver videos pornográficos, que promedió cuatro horas semanales.

También les hicieron tomografías computarizadas (MRI) del cerebro para medir su volumen y observar cómo reaccionaba éste a las imágenes pornográficas. En la mayoría de los casos, mientras más pornografía miraban los sujetos, más disminuía el cuerpo estriado del cerebro, una pequeña estructura nerviosa justo debajo de la corteza cerebral.

Los científicos observaron también que, cuanto mayor era el consumo de imágenes pornográficas, más se deterioraban las conexiones entre el cuerpo estriado y la corteza prefrontal, que es la capa externa del cerebro a cargo del comportamiento y la toma de decisiones.

>