Artículos

“30 cosas que debes hacer antes de los 30”, según Marriott Rewards

Por Agencias / LifeStyle | 26 Octubre, 2015 - 10:18
  • girls-692742_640.jpg

El programa de Marriott Rewards cumple tres décadas y la cadena hotelera ha decidido celebrarlo invitando a experimentar estas treinta propuestas.

Con motivo del aniversario número 30 del programa de Marriott Rewards, es que la cadena hotelera invita a experimentar "30 cosas que debes hacer antes de los 30".

Marriott Rewards es el programa de socios frecuentes de Marriot International que recompensa a sus socios con puntos para noches de hotel o millas áreas al hospedarse en uno de los 3.800 hoteles participantes en 70 países. Los socios que superen las nueve noches de hospedaje reciben el estatus “élite” que les otorga beneficios adicionales. Dentro de esta categoría existen tres niveles: Plata, Oro y Platino.

Actualmente, Marriott Rewards cuenta con 42 millones de socios a nivel mundial y ofrece más de 250 opciones adicionales para canjear los puntos, las que van desde cruceros hasta renta de automóviles y tratamientos de spa.

1.- Divertirse en el Carnaval de Río de Janeiro. La ciudad brasileña de Río de Janeiro sabe cómo organizar una fiesta. El Carnaval es una experiencia inolvidable. Después de celebrarlo, Marriott Rewards recomienda relajarse en la piscina del JW Marriott Hotel Rio de Janeiro.

2.- Aprender a bucear. El 71% de la superficie mundial está cubierta por agua y aprender a bucear es la manera más rápida de llegar a "otra dimensión" por descubrir. Así es que la recomendación es ponerse un traje para bucear, obtener la certificación y comenzar a explorar el vasto mundo submarino del cual -asombrosamente- sólo se conoce el 5%.

3.- Viajar solo o sola al extranjero. Viajar solo a otro país no es tan descabellado como suena. No hay mejor manera para aprender sobre una nueva cultura - y sobre sí mismo - que experimentar una aventura así, pues obliga a conocer nuevas personas y a hablar con los lugareños con mayor soltura. Desde el programa de socio frecuentes advierten que si se queda en un hotel Marriott, hay múltiples oportunidades de conocer a los otros huéspedes del hotel.

4.- Tomar clases de tango en Buenos Aires. El dominio de uno de los bailes más seductores del mundo puede encender la pasión de por vida. No hay mejor lugar para aprender a bailar tango que donde nació: en la seductora ciudad de Buenos Aires, Argentina.

5.- Llevar a tus padres a una cena elegante y que, por supuesto, ¡corra por tu cuenta! Si ya se está en la etapa de la independencia económica, entonces es una buena oportunidad de demostrarle a los padres cuán lejos llegas, llevándolos a cenar a un lugar elegante, tal vez a un restaurante al que ellos jamás han pensado en ir e invítales una cena espléndida.

6.- Aprender a catar vinos. Se trata de una fase casi de madurez. Son etapas. Es normal en un momento temprano conocer y disfrutar un buen tarro de cerveza, pero llega el tiempo de prepararse hacia la nueva década y desarrollar gustos más sofisticados: se debe tomar una clase sobre vinos. La recomendación del programa es visitar las viñas de Napa Valley hasta Francia con los puntos que guardados del Marriott Rewards.

7.- Disfrutar el Año Nuevo en Nueva York. No hay lugar más impresionante o emblemático para recibir el Año Nuevo que la zona del Times Square, en el corazón de Nueva York. Únete a los cientos de miles que se reúnen bajo el frío para ver el descenso de la famosa esfera de cristal. La opción que propone la cadena hotelera es quedarse en New York Marriott Marquis, donde se puede ver todo desde el cuarto, observar la esfera de cristal, encender la tele y tomar un chocolate caliente.

8.- Abstenerse de usar la tecnología durante una semana. Una semana sin tecnología podría ser lo que se necesita para reconectarse con uno mismo, mientras viene una nueva vida, más años. Por mientras, según el programa, es posible relajarse en un Spa by JW, usando tus puntos de Marriott Rewards.

9.- Pedir un aumento de sueldo. Es difícil y aterrador, especialmente con la actual situación económica, pero si nunca se pide, la respuesta siempre será 'no'. También dará la confianza financiera que se necesita para sostener a una familia y sufragar una futura hipoteca para conseguir el hogar propio.

10.- Nada como escuchar Jazz en Nueva Orleans. El jazz es la quintaescencia de la música de Estados Unidos y el "Big Easy", como se le conoce, es la capital indiscutible y su lugar de origen. Desde el barrio francés de Frenchmen Street, Nueva Orleans tiene un sinfín de opciones para disfrutar a algunos de los mejores músicos de jazz del mundo en el lugar donde la naturaleza tenía previsto que estuvieran.

11.- Practicar un deporte extremo. ¿Alguien gusta ir a escalar rocas? Mientras te preparas para los treintas, siempre es bueno alistarse para lo inesperado. Nada te preparará mejor para los rápidos cambios que te deparan como una nueva aventura al aire libre. Una alternativa es visitar Las Vegas y usa tus puntos de Marriott Rewards para ir rafting por el Gran Cañón.

12.- Comenzar tu propio negocio. Para la próxima generación, el emprendimiento es lo de hoy y nada te dará mayor satisfacción que encontrar tu propósito de vida como tu propia empresa. Y, por cierto, no hay momento más oportuno para arriesgarse que en los veintes. Como dijo Tony Gaskins, "si tú no construyes tu propio sueño, alguien más te contratará para que le ayudes a construir el suyo".

13.- Pasea en globo aerostático. Viaja al pasado y disfruta lentamente de la experiencia estimulante que ofrece un paseo en globo aerostático. Se puede usar los puntos de Marriott Rewards para pasear en globo aerostático por el Yarra Valley en Australia.

14.- Disfrutar al máximo la vida nocturna en una ciudad global (Londres, Shanghái). Nada te hará sentir más vivo que caminar entre el bullicio de la madrugada en el Bund mientras observas el despertar del barrio de Pudóng, en Shanghái después de divertirte durante toda la noche en uno de los numerosos clubes a la orilla del río. Ya sea en Shanghái, Londres, Nueva York o Sídney, experimentarás el poder de recuperación que ofrece la juventud a los 20 cuando disfrutas de la vida nocturna de una gran ciudad.

15.- Visitar Machu Picchu. En lo alto de los Andes peruanos, se encuentran las hermosas ruinas de Machu Picchu, una antigua ciudad inca que ofrece a los visitantes una espiritualidad que difícilmente encontrarán en otro lugar. Si bien esta es una actividad de la lista de "cosas por hacer" en cualquier otro momento de tu vida, visitar este lugar antes de cumplir los 30 puede proporcionarte una conexión espiritual que durará toda la vida.

16.- Estudiar un segundo - o tercer - idioma. Ya sea que te estés preparando para la siguiente fase de tu trayectoria profesional o estés buscando una nueva perspectiva cultural, el aprendizaje de una segunda (o tercer) lengua te permite explorar nuevas oportunidades y experimentar nuevos horizontes. En vez de tomar una clase del idioma, visita el país. Puedes explorar la cultura además del idioma usando tus puntos de Marriott Rewards para tu estancia.

17.- Viajar a un destino exótico. Experimenta con un viaje a un destino exótico. Con los puntos de Marriott Rewards, puedes escoger un paquete de viaje – que incluye el vuelo y el hotel. Por ejemplo, puedes viajar hasta Hawaii y quedarte en el Kaua’i Marriott Resort con tus puntos.

18.- Correr un maratón por una buena causa. Los maratones son una excelente manera de fortalecer tu resistencia mental y física, los cuales necesitarás una vez que llegues a los treinta. Muestra el resultado de tu entrenamiento y une esta actividad de tu lista de "cosas por hacer" a una buena causa (por ejemplo, Race for the Cure), mientras fortaleces tu resistencia.

19.- Solicitar tu trabajo ideal. Aunque no te hayas graduado con honores de la Universidad de Harvard, nunca es demasiado tarde para solicitar el trabajo de tus sueños. No importa cuán difícil o competitiva sea la oportunidad, te sentirás mejor sabiendo que no te diste por vencido. Y quién sabe, tal vez en el proceso encuentres una nueva oportunidad.

20.- Planificar y organiza una fiesta navideña. Las fiestas decembrinas son una oportunidad para conectarte con amigos y seres queridos, y son el momento ideal para mostrar tu buena disposición hacia la siguiente etapa de tu vida organizando una celebración sofisticada. Así que saca las recetas de tu abuela para preparar el ponche navideño y pon el Nacimiento, es momento de dar la bienvenida a San Nicolás y de recibir el Año Nuevo con estilo.

21.- Crear tu propia aventura GoPro (¡y viralízalo!). Ya sea explorando nuevas fronteras bajo el agua o subir a Machu Picchu o haciendo algo único, usa tu GoPro – prestado por Marriott – para capturar tu aventura para la posteridad. Un día podrás mirar hacia atrás y recordar cuán temerario eras a los veintes.

22.- Crear tu propio blog. A estas alturas de tu vida, ya has tenido muchas de experiencias de las que otros pudieran aprender. En el proceso de iniciar un blog, puedes incluso encontrar eco a tus ideas. También puede resultar terapéutico expresar al mundo lo que piensas. Y si estás buscando un nuevo empleo, esto podría también servirte como un portafolio de trabajos de escritura.

23.- Hacer nuevos amigos. A medida que envejecemos, una de las habilidades que perdemos de nuestra juventud es la manera de conocer y hacer nuevos amigos. Mientras que la universidad nos proporcionó un entorno prefabricado, listo para hacer amigos, el mundo profesional puede ser menos receptivo. Por lo tanto, rompe la regla y busca nuevas maneras de conectar con gente nueva - tal vez invitándolos a tu fiesta.

24.- Enamorarse. Nada ha estimulado más al arte y a la cultura que el amor. Mientras durante tus veintes puedes haber tenido una larga e interminable lista de encuentros y romances poco profundos, encontrar y sentir el amor puede ser la experiencia más transformadora que una persona puede tener. Y no dejes que el miedo a la angustia te detenga. Como Lord Tennyson escribió una vez: "Es mejor haber amado y perdido que nunca haber amado".

25.- Completar tu primer Tough Mudder. La nueva y más candente moda de acondicionamiento físico es un reto extremo para cualquiera. Esta serie de ejercicios de resistencia consiste en un curso de diez a doce millas que incluye obstáculos de tipo militar extremadamente difíciles, diseñado para desafiar la fuerza mental y física, la resistencia y el trabajo en equipo. Así que ¿por qué no demuestras de lo que estás hecho ahora a tus veinte y enfrenta el Reto Tough Mudder?

26.- Leer una novela clásica en otro idioma. Dar lectura al clásico de Gabriel García Márquez "Cien años de soledad" en su idioma original no es para los débiles de corazón, pero realmente no hay ninguna otra forma de experimentar el poder de su prosa en español. Así que si está en español, francés o ruso, sigue adelante y aprende otro idioma y experimenta una gran novela en el idioma en el que fue creada.

27.- Aprender a andar en motocicleta. Nada te brindará la sensación de libertad como conducir solo en una motocicleta. Acércate a un concesionario local y averigua dónde puedes inscribirte para tomar clases de motociclismo y más pronto de lo que imaginas podrás estar viajando por la carretera como uno de los Biker Boyz.

28.- Aprender a codificar. La codificación se está convirtiendo rápidamente en el nuevo lenguaje más importante que alguien pueda dominar. Si la idea de codificación te asusta, toma unas clases en compañía de un amigo. Si no es una opción para ti, de todas formas te ayudará a tener una mejor idea de cómo funcionan realmente todas las grandiosas aplicaciones que tanto te gustan de tu teléfono.

29.- Unirse a la multitud de Lollapalooza. Esta es probablemente una de esas cosas que siempre has querido hacer, pero que nunca has tenido el valor de hacerlo realmente. El tiempo se acaba y nadie quiere ser el "viejito" en el concierto, así que asiste al mundialmente famoso Lollapalooza y “sacúdete”. Si vas a la edición Chile, el programa te cuenta que puedes descansar después en el Santiago Marriott Hotel, que tiene spa, piscina y vistas bellas de las montañas Andes.

30.- Poner en orden tus finanzas (¡ganarás si inviertes!). Sí, es probable que debas una fortuna en préstamos para tu beca estudiantil, y apenas te alcanza para pagar las cuentas y comprar comestibles. Pero no necesitas un plan financiero, lo que necesitas es un mejor trabajo, ¿no? ¡Falso! Nunca es demasiado pronto para establecer metas para un futuro financieramente responsable. Y cuando ya tienes todo en orden, puedes celebrar con un viaje – gracias a tus puntos de Marriott Rewards, afirman desde la cadena hotelera.