Artículos

5 ciudades con caminos de agua que no son Venecia

Por BioBioChile.cl | 17 Junio, 2019 - 16:00
  • maxpixel.net-water-netherlands-giethoorn-landscape-bridge-2481489.jpg

Popular por una innegable belleza, la ciudad suele estar llena de turistas. Estas opciones, pueden cambiar por completo tu próximo viaje.

Venecia(Italia) es una de las ciudades más atractivas del mundo para los turistas, gracias a que tiene una majestuosa arquitectura combinada con hermosas ‘calles de agua’.

Navegar por los canales es considerada por muchos una experiencia mágica y también muy romántica, por lo que suele llenarse de personas todo el año.

Justamente eso es un problema si lo que se busca son unas vacaciones relajadas en un lugar bello: hay tanta gente, que al final la experiencia puede resultar estresante. Por no mencionar que, al ser una de las ciudades más visitadas del planeta, es muy cara.

La buena noticia es que hay otras localidades alrededor del mundo que también tienen ‘calles de agua’ al estilo de Venecia y son muy bonitas, pero mucho menos concurridas y, en algunos casos, más baratas. Aquí te mostramos algunas, para que planifiques desde ya tus próximas vacaciones.

Cabe mencionar que, como el propósito de la lista es dar a conocer ciudades con canales poco conocidas, no incluiremos otros destinos de este estilo que son tan famosos como Venecia, tales como Ámsterdam (Holanda) y Estocolmo (Suecia).

Giethoorn, Holanda

La Venecia de Holanda es un pueblo que parece sacado de un cuento de hadas. Casi no tiene automóviles porque, al igual que en la urbe italiana, todas sus calles son literalmente de agua, por las cuales se navega en botes.

La localidad fue fundada en el siglo XIII, en el sitio donde se ubicaba un pantano que se creó tras una gran inundación en el siglo X, relata el portal de turismo GiethoornTourism.

En sus inicios, los pantanos de los alrededores eran ideales para cultivar musgo de turba y caña, y los canales eran usados por los agricultores como un método para transportar con facilidad sus productos, explica la revista National Geographic.

 

Actualmente, está llena de casas y hoteles pintorescos donde se puede alojar, restaurantes a la orilla de los canales y museos, entre otras atracciones turísticas.

Los visitantes pueden arrendar botes a remos o con motor eléctrico o a gasolina para dar vueltas por la ciudad. Los automóviles los deben dejar en las afueras.

Annecy, Francia

Este pueblo francés se ubica en los Alpes, a 42 kilómetros de Ginebra, Suiza, y es conocida como la Pequeña Venecia y la Venecia de los Alpes franceses.

De hecho, cuentan con su propio Carnaval Veneciano, que se realiza en febrero de cada año y que, siguiendo el estilo del original, invita a los visitantes a usar elaboradas máscaras con vestuario de época.

El lugar cuenta con mucha arquitectura medieval bien conservada, que está rodeada por canales, e incluso hay dos castillos en sus alrededores: el principal, donde solían vivir los condes de Ginebra entre los siglos XIII y XVI; y el de Menthon-Saint-Bernard, habitado por la misma familia desde 1300, relata el portal oficial de turismo de Francia.

 

“Las calles con arcadas del Viejo Annecy albergan acogedores restaurantes, galerías de arte y de artesanía, las fachadas llenas de colorido de los palacetes construidos hace más de cinco siglos y las iglesias de estilo saboyardo, gótico y barroco. Siempre reina un ambiente festivo en Annecy, con sus puentes floridos, sus mercados y rastrillos, sus festivales y celebraciones”, relata el sitio.

Y añade que gran parte del turismo también se desarrolla en torno al lago de Annecy, que es considerado el más puro de Europa.

Suzhou, China

Una pequeña Venecia, pero al estilo oriental, es la localidad de Suzhou. Cuenta con una red de canales y barrios donde se puede andar en bote en lugar de automóviles. Además, queda apenas a una hora y media de Shanghái, por lo que se puede visitar por el día y luego volver a la urbe, relata National Geographic.

El gran canal Jing-Hang, que cruza la zona, tiene más de 2 mil años y, con sus 1.794 kilómetros, es el más largo y antiguo del mundo creado por humanos, así que por si solo ya es una atracción digna de ver.

 

Otro punto interesante son los Jardines Clásicos de Suzhou, que son reconocidos por la Unesco como un Patrimonio de la Humanidad. Fueron creados en el siglo VI y pertenecían al Rey del Estado de Wu.

Actualmente se conservan más de 50 de estos jardines, los cuales son una importante muestra de cómo en la cultura ancestral china, los intelectuales intentaban crear una armonía con la naturaleza en medio del ambiente de reclusión que rodeaba a la nobleza.

 

“Maestros jardineros de cada dinastía adoptaban varias técnicas para simular artísticamente la naturaleza, adaptándola hábilmente y utilizando sólo el espacio físico que tenían disponible (…) Los Jardines Clásicos de Suzhou estaban destinados a ser un microcosmos del mundo natural, incorporando elementos como agua, piedras, plantas y varios tipos de edificaciones con significados poéticos y literarios”, cuenta la Unesco.

Udaipur, India

Siguiendo por Asia, en India se ubica otra ciudad para los amantes del agua y de la arquitectura. Udaipur está rodeada por la cordillera Aravalli y está llena de lujosos palacios, que se elevan entre lagos artificiales. El más antiguo de ellos es lago Pichola, narra National Geographic, y data de 1362.

Por su parte, el blog de viajes La Sociedad Geográfica de las Indiascuenta que de las construcciones de la localidad, más conocida como la Ciudad de los Lagos, el Palacio del Lago es una de las atracciones más impresionantes, y actualmente alberga en su interior uno de los mejores hoteles de lujo del mundo: el Taj Lake Palace.

 

Otro destacado es el de la isla de Jagmandir, que -dice la leyenda urbana- habría sido la estructura que inspiró al Taj Mahal del emperador Shah Jahan.

Y afirma que los turistas no se pueden ir sin visitar el City Palace, que es una “obra titánica” de granito y mármol que alcanza 30 metros de altura y 240 de longitud.

“Este complejo palaciego presenta influencias rajastaníes, mongolas, medievales, europeas e incluso chinas, siendo en sí mismo un museo en el que los laberintos, terrazas, galerías, salones y jardines se suceden entre pasillos zigzagueantes, realizados con el propósito de evitar los temidos ataques sorpresa de los adversarios de la ciudad”, expresa.

Fort Lauderdale, Estados Unidos

Pasando a una ciudad más moderna y cosmopolita, Fort Lauderdale, en el soleado estado de Florida, es conocida como la Venecia de América porque se encuentra a la orilla del mar y la cruza un extenso sistema de canales, que se abre paso entre edificios y tiendas.

Por supuesto, al igual que la icónica localidad italiana, tiene paseos en góndola por sus ‘calles de agua’, y también se puede acudir a actividades culturales, vida nocturna, compras en sus malls de lujo y tardes en la playa, dice el portal de viajes VisitFlorida.

Realizar recorridos por las espectaculares mansiones que rodean los canales también es una atracción turística usual.

Es el destino ideal para quienes aprecien playas paradisíacas como las de Miami, pero no quieran ir a un lugar tan concurrido por turistas.

Se puede llegar allí por medio de su propio terminal, el Fort Lauderdale Hollywood International Airport, o desde Miami, pues la distancia entre ambas ciudades es de apenas 30 minutos en automóvil.

Esto también quiere decir que si visitas Miami, puedes darte una escapadita a Fort Lauderdale durante el día.

>