Artículos

5 tips para disminuir los síntomas del estrés

Por Agencias | 14 Noviembre, 2019 - 16:00
  • pixnio-282404-1000x653.jpeg

Una de las respuestas más comunes a los periodos de estrés es el insomnio, pero hay formas de combatir estos efectos.

Sin lugar a dudas, muchas personas se enfrentan a diario a momentos de estrés. En la mayoría de los casos las respuestas del cuerpo frente a estas realidades de tensión son muy diversas, sin embargo, hay una serie de síntomas comunes que se desarrollan como respuestas adaptativas al estrés, incluso pueden aumentar los síntomas depresivos y ansiosos como la angustia, entre otros.

El insomnio es una de las respuestas más comunes del cuerpo ante situaciones de inestabilidad, tensión o inseguridad. Esto permite que las personas estén alertas frente a estas amenazas, lo que produce un aumento en los trastornos del sueño, sobre todo la dificultad de conciliar o mantener el sueño. “Dolor abdominal, menos tolerancia y mayores reacciones de rabia o ira en relación a pequeñas incomodidades de la vida diaria son algunas de las consecuencias que pueden traer los distintos trastornos del sueño”, asegura la Dra. Evelyn Benavides, neuróloga especialista en medicina del sueño de Laboratorio Blanco. 

Es muy importante estar atentos a las características y reacciones de niños y adultos mayores, para apoyarlos y brindarles más seguridad. La especialista explica que estas personas son las más propensas a desarrollar los síntomas, “ellos son los que tienen más riesgos de desarrollar episodios ansiosos, con episodios de irritabilidad y cambios en los horarios de alimentación” agrega la especialista.

Por otra parte, las mujeres embarazadas pueden presentar síntomas más específicos, producto del estrés crónico puede aumentar la presión arterial y se incrementa las contracciones.

 ¿Pero cómo prevenir el desarrollo de estos síntomas?

  • Mantener rutinas de horarios.
  • Explicar a los niños en términos sencillos lo que pasa, evitando la sobreexposición a noticias y vídeos de redes sociales.
  • Fomentar la actividad física.
  • Generar una red de apoyo dentro del grupo familiar.
  • Evitar aglomeraciones o lugares con peligros potenciales.

“El apoyo del grupo familiar es esencial para aquellas personas que desarrollen estos síntomas, se debe evitar la sensación de inseguridad dentro del hogar” explica Evelyn Benavides, neuróloga especialista en medicina del sueño de Laboratorio Blanco.

>