Artículos

Antioxidantes, la clave de la juventud

Por Cromos/ El Espectador/ Lifestyle | 14 Julio, 2016 - 12:15
  • salad-791891_1280.jpg

Consumir alimentos capaces de bloquear el efecto de los radicales libres es una estrategia efectiva para combatir el envejecimiento.

Con el paso de los años, aumenta en el organismo la presencia de radicales libres, es decir, moléculas que oxidan a las células provocando los efectos del envejecimiento y la aparición de enfermedades. Aunque resulta imposible no sufrir los achaques que vienen con la edad, la ciencia ha podido establecer que existe un grupo de alimentos ricos en una sustancia que combate el efecto de los radicales libres, ayuda a fortalecer el sistema inmune, permite lucir un aspecto mucho más fresco y una piel tersa e hidratada.
 
Los antioxidantes se han convertido para muchos en el nuevo elíxir de la juventud. Se encuentran en alimentos ricos en vitaminas A, C y E, y minerales como el selenio y el zinc. Sin embargo, no son sustancias milagrosas. Así que si fumas, no haces ejercicio, comes mucha grasa y te expones demasiado al sol sin la protección adecuada, lo más probable es que el incluir cualquiera de estos productos en tu dieta no surta ningún efecto. “Lo importante, además de tener una dieta balanceada, es adquirir hábitos de vida saludable. Todo es un complemento. No vale de nada comer sano si se fuma o se lleva una vida sedentaria”, explica la nutricionista Cristina García.
 
Como todo en exceso es malo, lo que recomienda García es incluir mínimo una porción diaria de algún alimento que contenga antioxidantes  y seguir recomendaciones sencillas como tomar bastante agua. De esta forma evitarás la formación de arrugas prematuras y prevendrás la aparición temprana de enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Aunque ya existen en el mercado productos que contienen antioxidantes, lo mejor es ingerir los alimentos ricos en estas sustancias para que su efecto sea mayor.
 
 
Antioxidantes en tu mesa
 
Alimentos ricos en vitamina C: mejoran las defensas y ayudan a combatir la artrosis. Se trata de los cítricos (naranja, mandarina), el tomate, el pepino, el melón, la papaya, las fresas, el kiwi y las coles de Bruselas.
 
Betacarotenos: favorecen la producción de glóbulos blancos que defienden al organismo de enfermedades y protegen la piel de los rayos UVA. Son frutas y hortalizas de color rojizo, amarillo y anaranjado como zanahorias, espinacas y duraznos. Cocínalas al vapor para que no pierdan sus propiedades antioxidantes.
 
Alimentos con vitamina E: evitan el deterioro de las arterias, previenen el desarrollo de enfermedades degenerativas y mejoran la salud cardiovascular. Son todos los vegetales verdes como brocoli, lechuga, habichuelas, espinacas, los frutos secos, los cereales y la yema de huevo.
 
>