Artículos

Ariana Gande sufre el efecto Yoko: Fans la culpan de la muerte de su ex pareja

Por El Observador | 12 Septiembre, 2018 - 11:51
  • ariana_grande_r.jpeg

Usuarios de redes sociales la culpan de la sobredosis de Mac Miller que lo llevó a la muerte.

Uno asesinado a tiros en la puerta de su casa. Otro optó por un escopetazo en la cabeza. El más reciente fue por sobredosis. Salvando las distancias musicales y artísticas enormes entre ellos, la muerte del rapero Mac Miller el pasado viernes comparte un elemento con los fallecimientos de John Lennon en 1980 y la de Kurt Cobain en 1994. Los hombres muertos, y sus parejas mujeres culpadas por sus tragedias personales. El "efecto Yoko", así bautizado por Yoko Ono, la esposa de Lennon, tiene como nuevo ejemplo a la cantante Ariana Grande, la expareja de Miller. 

Ese efecto consiste en cargar la culpa a las parejas por parte de los fanánticos del artista. Ono fue acusada de haber separado a los Beatles (cuando en realidad la banda implosionó por razones financieras, disputas creativas entre sus integrantes y por la decisión de quien sería el manager de la banda). Linda Eastman, quien luego se casaría con Paul McCartney, también fue atacada cuando el músico se dedicó a componer canciones con ella y no con Lennon, Harrison o Ringo Starr. Ella también fue acusada de disolver a los Beatles.

A Courtney Love, esposa de Kurt Cobain, la acusaron de haber asesinado a su pareja y de haberlo empujado al consumo de drogas. “Me faltan al respeto. Me humillan todo el tiempo. Me llaman gorda. Y mientras tanto mi carrera se derrumba. Soy la mujer más odiada de todo Estados Unidos”, dijo Love en el documental Montage of Heck, sobre la vida de Cobain.  

Luego de la muerte de Mac Miller, las acusaciones contra Ariana Grande emergieron de inmediato. Fueron pareja hasta mayo de este año. A los ocho días de su separación, el rapero chocó bajo los efectos del alcohol. A las pocas semanas, Grande anunció que estaba comprometida con el humorista Pete Davidson. Para los fanáticos, la causa de la crisis de Miller era que su pareja lo había dejado por otro luego de que le dedicara un disco entero. 

Grande se tomó la molestia de contestar solo uno de los tuits agresivos, con un mensaje en el que daba su postura: "Que absurdo que minimices el respeto por uno mismo y la autoestima femenina al decir que alguien debería seguir en una relación tóxica porque les escribieron un disco, algo que dicho sea de paso no es verdad (solo la canción Cinderella es sobre mí). No soy niñera ni madre y ninguna mujer debería sentirse obligada a eso. Lo cuidé y traté de apoyarlo cuando estuvo sobrio, y recé por años porque se mantuviera así (y siempre lo hice) pero echarle la culpa o atacar a una mujer por la incapacidad de un hombre de hacerse cargo de sus asuntos es un problema muy grande. Dejemos de hacer eso, por favor. Por supuesto que no he compartido lo duro que fue o el miedo que sentí mientras pasaba eso, pero lo fue", dijo la cantante. 

 

 

La artista de 25 años desactivó la posibilidad de recibir comentarios y respuestas en sus posteos de Instagram, donde publicó una foto de MIller luego de su muerte, a modo de tributo. Pero para algunos, que pudiera rehacer su vida amorosa fue imperdonable. Cuando los ídolos fallan, o cierran una etapa de su vida, hay que buscar un culpable, y a veces se elige a quien está más cerca. Y aunque las declaraciones de Miller y Grande indicaban que su separación había sido amistosa, eso no fue suficiente para un grupo de fans.