Artículos

Así debes preparar el botiquín para las vacaciones

Por BioBioChile.cl | 9 Enero, 2019 - 12:00
  • first-aid-3082670_960_720-750x400.jpg

Con la llegada del verano en el hemisferio sur, muchos planean sus vacaciones y algunas medidas de seguridad deben tomarse.

Llega enero y empiezan las vacaciones de verano, en donde las personas comienzan a pasar más tiempo al aire libre en playas, piscinas, el campo, la montaña o el desierto.

“Al aumentar la actividad física también las personas quedan expuestas a la posibilidad de sufrir algunos accidentes. Lo importante es ser cuidadosos y estar preparados para evitar o enfrentar estas eventualidades, de manera que las vacaciones o el paseo no se arruinen por un rasmillón, un corte o una quemadura”, indica Paula Molina, químico farmacéutico de Farmacias Ahumada.

Aparte de aprender algunos conocimientos básicos de primeros auxilios, la químico farmacéutico señala que es necesario contar con los implementos que permitan desinfectar heridas, hacer pequeñas suturas y paliar el dolor de algunas quemaduras, además de tratar afecciones como dolores musculares, entre otros. Para ello, Molina señala que el botiquín ideal de vacaciones debe contar con los siguientes elementos:

– Productos para la limpieza y desinfección de heridas, como suero fisiológico, gasas y apósitos, pinzas, povidona yodada, tijeras, cinta adhesiva especial, parches y suturas.

– Productos para tratar golpes, como vendas, férulas y tablillas para inmovilizar dedos.

– Productos para tratar quemaduras y picaduras. Molina hace especial hincapié en estos elementos, pues mucha gente no los considera a la hora de armar su botiquín. Entre ellos, no puede faltar repelentes de insectos, bloqueador solar, ungüento para aliviar quemaduras solares y antihistamínicos, por ejemplo.

Además, es necesario considerar medicamentos para aliviar dolencias internas agudas. “Analgésicos y antiinflamatorios -como paracetamol o ibuprofeno-, termómetro, antiácidos, fármacos para tratar alergias y anti-cinetosis (para evitar mareos), gotas para los ojos y sales de rehidratación no pueden estar ausentes para enfrentar las vacaciones”, comenta Molina.

Por último, se debe procurar contar con medicamentos especializados para quienes sufran de alguna patología crónica como asma, diabetes o personas alérgicas, con el fin de evitar shocks anafilácticos. En este sentido, la químico farmacéutico enfatiza contar siempre con recetas que indiquen dosis y tratamiento.

Prevención contra el Hanta

Paula Molina explica que aquellos que quieran ir de camping o disfrutar de actividades al aire libre en lugares con exposición a la enfermedad por tiempo prolongado deben tener una preocupación extra con el virus del Hanta, el que se contagia a través del contacto con las heces, orina o saliva de ratones contaminados.

Por ello, las personas que opten por este escenario para sus vacaciones deben hacerlo en sectores autorizados y lejos de matorrales. “Es fundamental que las personas conozcan las precauciones que deben tener y que el Ministerio entrega año a año. Consumir agua de fuentes seguras (potable o hervida), guardar los alimentos en envases herméticos o resistentes, utensilios de cocina lejos del alcance de roedores, no consumir frutos silvestres y mantener la basura sellada y enterrarla, de ser necesario, son consejos simples que evitarán terminar el tiempo de descanso con una enfermedad que puede llegar a ser mortal”, finaliza Molina.

>