Artículos

Así defiende Martin Scorsese su crítica de Marvel

Por Europa Press | 7 Noviembre, 2019 - 09:53
  • europapress_1749521_el_director_de_cine_martin_scorsese_acude_a_la_ceremonia_de_entrega_de_los_premios_princesa_de_asturias_en_el_teatro_campoamor_.jpg

El reconocido director asegura que es un momento difícil para el cine como una forma de arte y separó el cine independiente de la "industria audiovisual mundial del entretenimiento".

Martin Scorsese ha querido explicar su posición sobre las películas de franquicias de superhéroes como las de Marvel. El aclamado cineasta ha escrito un extenso artículo en el que ha compartido sus motivos, como también ha mostrado su visión sobre el futuro del cine. "El hecho de estar escribiendo estas palabras me produce una enorme tristeza", ha comentado el director de 'Alicia ya no vive aquí', 'Toro salvaje' y 'Uno de los nuestros'.

Desde que en una entrevista para la revista Empire, Scorsese declarase que no consideraba cine a las películas de superhéroes, llegando a compararlas con "parques temáticos", el polémico debate no ha hecho nada más que agudizarse. El cineasta, ganador del Oscar a la mejor dirección por 'Infiltrados', ha explicado detalladamente su visión sobre el cine y el porqué del rechazo en un artículo de opinión publicado en el New York Times.

"La situación en este momento es brutal e inhóspita para el arte", comenta Scorsese, que también deja claro que su opinión sobre Marvel nunca ha sido con intención de ofender. "Algunas personas parecen haber percibido la última parte de mi respuesta como insultante o como una muestra de odio hacia Marvel de mi parte. Si alguien tiene la intención de utilizar mis palabras de esa manera, no hay nada que puede hacer para interponerme", explica.

"Muchas películas de franquicias son realizadas por personas llenas de talento y visión artística. Puedes verlo en la pantalla. El hecho de que este tipo de cintas no me interesen es una cuestión de gusto y temperamento personal. Sé que si fuese más joven, si hubiera alcanzado la mayoría de edad en un momento posterior, podría haberme emocionado con estos filmes, incluso quizás hubiese querido haber dirigido alguno", continúa explicando.

UNA CUESTIÓN GENERACIONAL

Scorsese apunta a que su falta de interés se debe a una cuestión generacional. "Crecí y cuando lo hice, desarrollé un sentido sobre las películas, de lo que eran y de lo que podrían ser, que están tan lejos del universo Marvel como lo está la Tierra del sistema estelar Alfa Centauri", declara para después desarrollar su concepto sobre el séptimo arte.

"Para mí, para los directores a los que llegué a admirar y respetar, para amigos que comenzaron a realizar películas casi al mismo tiempo que yo, el cine era una revelación: revelación estética, emocional y espiritual. Se trataba de personajes, de la complejidad de las personas, de su naturaleza contradictoria y en ocasiones paradójica, la forma en la que pueden hacerse daño los unos a los otros, de amarse o que de repente se encuentren cara a cara con ellos mismos", escribe.

Precisamente, en esa visión del cine es lo que hace que Scorsese vea al cine, ante todo, como una expresión artística. "Esa fue la clave para nosotros: era una forma de arte. Hubo cierto debate al respecto en ese momento y defendimos que el cine estaba al mismo nivel que la literatura, la música o la danza. Llegamos a comprender que el arte podía encontrarse en muchos lugares diferentes y de formas distintas", comenta.

Y ahí es cuando surge la fricción respecto a la visión de las franquicias de superhéroes. "Muchos de los elementos que definen al cine tal como lo conozco están en las películas de Marvel. Pero lo que no existe es revelación, misterio o genuino peligro emocional. Son secuelas de nombre pero son remakes de espíritu y todas ellas están escrupulosamente estudiadas porque no puede ser de otra manera", expone.

"Sus secuencias están hechas para satisfacer un conjunto concreto de demandas y están diseñadas como variaciones de un número específico de temas", comenta Scorsese para mostrarse crítico con el cine semejante a Marvel, ya que argumenta que están producida en base a "una investigación de mercado, con pruebas de audiencia, que son [películas] minuciosamente examinadas, modificadas, revisadas y retocadas hasta que estén lista para el consumo".

En su opinión, Scorsese alabó el cine de cineastas consagrados como Samuel Fuller, Jean-Luc Godard, Don Siegel o Alfred Hitchcock, como también destacó a directores contemporáneos como Paul Thomas Anderson, Claire Denis, Ari Aster, Spike Lee, Kathryn Bigelow o Wes Anderson, a los que pone como ejemplo de polos opuestos, comentando que sus filmes ofrecen "algo absolutamente nuevo". "Son capaces de llevar a lugares y experiencias inesperados", destaca.

"UNA ABSOLUTA INDIFERENCIA AL ARTE"

Aunque más allá de ser escéptico con el cine de Marvel o DC, Scorsese se muestra preocupado y desolado ante el panorama de la industria de Hollywood, al no haber una alternativa al cine de superhéroes. "Es un momento peligroso en la exhibición de películas, hay cada vez menos cine independiente [...] La ecuación ha cambiado y el streaming se ha convertido en el principal sistema", lamenta.

Precisamente su nuevo largometraje, 'El irlandés', está distribuido por Netflix, lo que ha limitado enormemente las posibilidades de la película de obtener una buena recaudación en taquilla (además de desconocer los datos que hará, debido a la política de la compañía de prohibir cualquier tipo de revelación de los beneficios en cines de sus títulos).

"¿Me gustaría que la película se vea durante más tiempo en la pantalla grande? Por supuesto que sí. Pero no importan con quién produzcas tu película, el hecho es que la mayor parte de las pantallas están ocupadas por cintas de franquicias", detalla, declarando que los estudios en Hollywood son también parte del problema. "Hay algunos en la industria que tienen una absoluta indiferencia a la cuestión misma del arte", manifiesta.

"La situación, lamentablemente, es que ahora tenemos dos campos separados: en un lado está la industria audiovisual mundial del entretenimiento y por otro está el cine. De vez en cuando se encuentra, pero cada vez está siendo más raro [...] El dominio financiero de uno se está utilizando para marginar e incluso menospreciar la existencia del otro [...] Para cualquiera que sueñe con realizar cine o que esté empezando en la profesión, la situación en este momento es complicada y con malas previsiones", expresa.

Desde sus declaraciones anteriores, el director ha tenido tanto apoyos como críticas. Cineastas veteranos como Francis Ford Coppola o Ken Loach se han manifestado a favor de lo declarado por Scorsese, como también el actor Benedict Cumberbatch. Por el contrario, han sido muy duros directores del Universo Cinematográfico de Marvel, como James Gunn o Joss Whedon.

Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney (propietaria de Marvel) se mostró contrariado y defendió sus sagas. "No entiendo por qué [Coppola y Scorsese] nos critican cuando hacemos películas que la gente, obviamente, disfruta en el cine y que generan millones de dólares", dijo rotundamente.

>