Artículos

Choco Ecuador: los exquisitos bombones que elaboran mujeres afroecuatorianas

Por El Universo | 7 Junio, 2014 - 14:31
  • chocolates1jpg.jpg

Combinando la dulzura del chocolate y la amistad, catorce mujeres afroecuatorianas llevan adelante un emprendimiento socialmente exitoso.

Choco Ecuador es la marca de bombones que catorce amas de casa afroecuatorianas promueven desde su barrio, en la cooperativa Santiaguito Roldós, en el sur de Guayaquil. Ellas, que forman parte de la Asociación Carlos Concha del sector, trabajan en esta microempresa en la casa comunal.

Lorena Reascos, Lilibeth Gómez, Piedad Martínez e Inés Quiñónez son cuatro de las entusiastas integrantes de este negocio que combina la dulzura del chocolate y la amistad que tienen desde hace una década.

“Somos una familia, buscamos salir adelante juntas, y esta es una oportunidad para superarnos y cumplir nuestras metas”, comenta Lilibeth, quien usa mandil, mascarilla y gorro blanco, al igual que sus compañeras, para mantener limpia la línea de producción.

En una cocineta, Lorena y Lilibeth derriten las barras de chocolates negro y blanco en una olla y a baño María. Una vez que obtienen una mezcla homogénea, entregan el contenido a Piedad e Inés, quienes lo colocan en moldes de distintos tamaños y formas. Lo hacen con cuidado para que el relleno no se riegue.

Luego, el producto es llevado a la casa de una de ellas para refrigerar los bombones por unos 30 minutos. Posteriormente, en la casa comunal trabajan en el empaque, en unos recipientes plásticos descartables.

Los bombones Choco Ecuador se venden bajo pedido. Decenas de cajas se ofrecen en tiendas y universidades, a un dólar la de seis unidades. Del marketing y las ventas está a cargo Nelly Cortez, líder de la asociación.

Durante los próximos dos meses, las ganancias serán usadas para comprar la materia prima y los implementos que necesitan para mejorar la producción y calidad del producto, como exprimidores y un congelador, explica Henry López, colombiano de la misión Impacto Mundial Global Missionary, quien lidera este proyecto.

López llegó al país hace diez meses para trabajar en varias comunidades afroecuatorianas de la ciudad. Su objetivo es rescatar a la juventud de las drogas y pandillas y dotarla de las herramientas que le permitan aprender un oficio. Y como parte de esa labor también trabaja con las mujeres en la implementación de microempresas.

López les dio el taller para preparar bombones y ellas se entusiasmaron para sacar adelante este proyecto. Ahora tramitan la obtención del registro sanitario para, posteriormente, ofrecer sus bombones a hoteles y empresas.

>