Artículos

Cinco escenas de Game of Thrones que han causado polémica por humillar mujeres

Por Francisca Rivas / BioBioChile.cl | 13 Mayo, 2019 - 13:00
  • game-of-thrones-fds-1.jpg

Abusos sexuales, muertes y celos son algunos de los motivos que han sido criticados en la producción de HBO.

Game of Thrones ha sido desde siempre una serie que no ha sabido bien cómo tratar a sus personajes femeninos. Está llena de contradicciones. Por una parte, promueve el feminismo, asegurando que muchas de sus protagonistas son empoderadas y que saben cómo ejercer el poder. Y por otra, ha utilizado a incontables mujeres como objetos sexuales durante varias temporadas, en especial durante las primeras.

Por no mencionar las escenas de violaciones y abusos sexuales hacia mujeres que han sido mostradas en pantalla, muchas de las cuales han sido polémicas, como es el caso de la violación de Ramsay Bolton a Sansa Stark en la quinta temporada, una de las que ha generado más controversia de toda la serie.

En esa ocasión, la misma actriz Sophie Turner defendió la secuencia, argumentando -en entrevista con el periódico inglés The Times– que “mientras más hablemos del abuso sexual, mejor. Y a la mierda la gente que está diciendo que no deberíamos poner esto en televisión”.

Puede que su explicación haya generado la aprobación de muchos, pero a algunos no los convenció. Y es que si bien tiene sentido que quiera darle visibilidad de manera masiva a un tema que por mucho tiempo fue acallado por la industria hollywoodense, el inconveniente aquí es el contexto en el cual se hizo: Game of Thrones siempre ha destacado por usar escenas sexuales gráficas y de alto impacto para captar la atención del público.

Por otra parte, dicha secuencia ni siquiera está en los libros en los cuales se inspiró la producción. De hecho, en las novelas Sansa jamás se casa con Ramsay, aunque él sí viola a otras mujeres.

Este es sólo un ejemplo de cuán cuestionable es el trato de la serie hacia las mujeres.

Y para quienes quieran contraargumentar que en el show no sólo se usa a las mujeres como objetos sexuales, sino también a los hombres, les contamos que las cifras prueban lo contrario.

Según mediciones del portal Vice, en la primera temporada se mostraron 30 desnudos, de los cuales el 88% eran mujeres. En la segunda, sólo hubo 16 desnudos, pero el 100% fueron de mujeres.

Hacia el sexto ciclo, el nudismo ya disminuyó, y se mostraron 6 personajes desnudos, mitad hombres y mitad mujeres.

Pero casi todas las mujeres que han aparecido desnudas en la serie eran jóvenes y físicamente atractivas, de acuerdo a los estándares de belleza tradicionales. Ese no era el caso con los hombres que han sido mostrados sin ropa.

Ya estamos en la última temporada y, lamentablemente, una vez más se demuestra que Game of Thrones será recordada como una de las más grandes series épicas de la televisión y también como una enorme producción que pudo haber hecho mucho más para promover la igualdad de género.

En esta octava temporada, han ocurrido algunas situaciones que han menoscabado e incluso humillado a las protagonistas y, lo peor, la mayoría eran escenas innecesarias o que podrían haberse realizado fácilmente de otro modo.

Éstas han sido ampliamente cuestionadas por medios internacionales y por usuarios en redes sociales. Aunque no todos están sorprendidos de que la serie se haya caído en este tema porque… bueno, es que no hay ninguna guionista ni directora en esta temporada. Todos los episodios han sido escritos y dirigidos por hombres.

Aquí he analizado algunas de las situaciones más comentadas.

1- Los celos de Sansa


Uno de los principales dramas que se ha desarrollado esta temporada es que a Sansa Stark le desagrada su nueva reina, Daenerys Targaryen, y pese a que la acepta como monarca, no esconde su desprecio hacia ella.

Y una de las principales razones por las cuales no le gusta la Madre de Dragones es… porque está celosa de que sea novia de su hermano, Jon Snow, y de que él se halla arrodillado ante ella presuntamente sólo porque la ama. Así se deja en claro en los dos primeros episodios.

Hay muchas otras razones por las cuales a Sansa podría desagradarle Daenerys, pero en lugar de enfocarse en los motivos de peso para justificar el conflicto, los showrunners decidieron centrarse en los celos infantiles, provocando que Sansa, una mujer que ha crecido enormemente durante la serie y se ha convertido en una verdadera líder del Norte, parezca una niña inmadura.

¿Qué otras razones pueden justificar la disputa? Hay demasiadas opciones que tienen mucha más lógica que ‘celos femeninos’. Por ejemplo, que el Norte prometió no volver a arrodillarse ante un rey/reina extranjero, que Daenerys es una desconocida, que es hija del Rey Loco (quien mató al abuelo y tío de Sansa), que no saben si ella está tan loca como lo estaba él (algo que podría ser cierto, considerando pistas entregadas en los últimos episodios), etc.

Algunos de estos argumentos también los manifestó Sansa en la serie, de manera directa e implícita, pero los celos son el foco principal y, francamente, son innecesarios y le hacen un flaco favor a un personaje que ha evolucionado mucho en las últimas temporadas.

2- Escena de sexo de Arya


Muchos -pero muchos- televidentes se sintieron incómodos con la escena de sexo que protagonizan Arya y Gendry en el episodio 8×02. Uno de los motivos es porque todos vimos crecer a la pequeña Stark en pantalla, pues comenzó siendo apenas una niña.

El mismísimo actor que interpreta a Gendry, Joe Dempsie, expresó en entrevista con la revista estadounidense Esquire que fue perturbador grabar esa escena.

“Fue raro para mí que me pidieran hacer una escena como esa, habiendo conocido (a la actriz Maisie Williams) desde que tenía 11 o 12 años (ahora tiene 22). Esa incomodidad también fue compartida por un montón de gente que vio el episodio. Pero encuentro muy interesante la conversación que provocó. Lo que esa escena terminó haciendo fue que forzó a las personas a confrontar su propia hipocresía. Creo que la razón principal de la incomodidad es porque los televidentes sienten que la han visto crecer en la pantalla. Eso es algo que nos pasa a todos, todos comenzamos siendo jóvenes y después la mayoría empieza a tener sexo”, dijo.

No obstante, puede que la incomodidad no se debiera a esa razón en todos los casos. Otro motivo por el que algunos pueden haberse sentido molestos es porque era una escena innecesaria: no necesitábamos ver a Arya tener sexo para saber que ha crecido inmensamente como personaje desde la primera temporada. Eso ya lo sabíamos. Lo hemos visto con nuestros propios ojos.

Ya sabíamos que se ha convertido en una mujer fuerte y empoderada. El sexualizar al personaje -y mostrarlo en pantalla, ante la incomodidad de todos- no aporta nada en esa discusión.

Además, ¿realmente lo único que querría hacer Arya antes de su batalla más importante, sería perder su virginidad? ¿En verdad no querría hacer nada más relevante con sus últimas horas de vida?

3- Brienne rogando


Siguiendo con el tema de la sexualización de personajes femeninos, en el episodio 8×04 también vemos cómo Brienne, otra de las protagonistas más feministas de la serie, pierde su virginidad en pantalla.

En esta ocasión, no hubo mucha incomodidad, pues casi todos esperaban a que por fin se concretara una relación entre ella y Jaime durante este ciclo.

Y en este caso el problema no es con sus escenas románticas, sino más bien con su reacción cuando Jaime le rompe el corazón y la abandona, algo que también todos vimos venir (porque es obvio que él está irremediablemente loco por Cersei).

Sir Brienne de Tarth, caballero de los Siete Reinos, uno de los personajes más fuertes física y emocionalmente de toda la serie -considerando mujeres y hombres-, se puso a rogarle entre lágrimas a Jaime que no la dejase. Sólo le faltó suplicarle de rodillas y arrastrarse de manera literal.

Esta reacción desmesurada parece totalmente fuera de lugar cuando hablamos de Brienne. Parecía como si fuese otro personaje completamente distinto.

Y tengo una prueba para justificar esto: cuando Renly Baratheon, que era mucho más importante para ella que Jaime, fue asesinado por una sombra ante sus propios ojos, su reacción fue enojarse, matar a quienes trataron de culparla por su muerte, soltar un par de lágrimas sobre su cadáver y luego levantarse y salir a buscar justicia por el homicidio.

4- Los abusos a Sansa


Si bien los celos de Sansa le hicieron un flaco favor al personaje, esto fue aún peor.

En el episodio 8×04, ella mantiene una conversación con Sandor “el Perro” Clegane, en que éste le dice que si hubiese huido con él desde King’s Landing (Desembarco del Rey) hace ya varias temporadas, no habría pasado por todos los abusos que sufrió por parte de Petyr “Littlefinger” Baelish y Ramsay Bolton, entre otros.

La respuesta de ella fue la siguiente: “Sin Littlefinger y Ramsay y todo el resto, habría seguido siendo un ‘pajarito’ (apodo que le decía el Perro en referencia a su ingenuidad) toda mi vida”.

En vez se contestar yo a esto, dejaré aquí la opinión que dio la famosa actriz Jessica Chastain, conocida defensora de los derechos de la mujer, sobre esta polémica frase de Sansa:

“La violación no es una herramienta para hacer que un personaje sea más fuerte. Una mujer no necesita ser victimizada para poder convertirse en una mariposa. El pajarito siempre fue un fénix. Su constante fuerza siempre fue netamente suya. Y sólo suya”.

Creo que, al igual que yo, miles de mujeres y hombres probablemente están de acuerdo con esta crítica.

5- Muerte de Missandei


Siempre ha sido evidente que Game of Thrones, al igual que la saga de libros Canción de hielo y fuego, no es muy diversa cuando se trata de mostrar variadas razas y etnias.

Eso se ha vuelto aún más evidente en las últimas temporadas, que se han focalizado principalmente en los Siete Reinos, los cuales son todavía más caucásicos que el resto. Entonces, ahora los únicos protagonistas no blancos que quedaban vivos eran Grey Worm (Gusano Gris) y Missandei.

El hecho de que decidieran asesinar a la única mujer negra que ha sido protagonista en la serie ya podría herir algunas sensibilidades, pero el que hayan decidido matarla sólo para que sirviera como ‘motivación’ para Daenerys, una mujer caucásica, es mucho peor.

¿Quieren hacerlo aún más terrible? La única protagonista negra murió encadenada como una esclava, a manos de una mujer blanca. Igual a cómo morían los esclavos afroamericanos en el siglo XIX en Estados Unidos. Igual a cómo aún son asesinados los afroamericanos por personas blancas en Estados Unidos.

En primer lugar, Daenerys ya no necesitaba más ‘motivación’ para convertirse en “la Reina Loca”, eso ya estaba claro desde que los ejércitos de Cersei mataron a su dragón Rhaegal.

Y segundo, tampoco necesitábamos que Cersei asesinara a Missandei sin justificación, para saber que es una asesina desquiciada. Eso ya quedó claro desde hace varias temporadas.

Que Missandei muriera humillada de esta forma era innecesario y un final poco digno para un personaje femenino tan importante.

>