Artículos

Claves para disminuir los riesgos en una cirugía estética

Por Agencias/ LifeStyle | 18 Agosto, 2016 - 10:15
  • girl-1269259_1280.jpg

Especialista aconseja que toda intervención quirúrgica debe realizarse en el país en el que reside el paciente.

Si bien la medicina y la tecnología han evolucionado notoriamente y es cada vez más difícil sufrir algún tipo de complicación en una cirugía estética o después de ella, siempre existe una posibilidad de sufrir inconvenientes o de que el organismo no reaccione como se espera.
 
Según explica el cirujano plástico y reconstructivo Roberto Prado, “junto con la decisión de operarse, es necesario que exista un compromiso por parte de los pacientes de cumplir al pie de la letra las indicaciones para antes y después de la intervención quirúrgica".
 
"Los consejos preoperatorios son básicos para conseguir los resultados que tanto el paciente como el médico esperan. Si estos pasos previos no son seguidos rigurosamente, se corre el riesgo de presentar complicaciones que son fáciles de evitar", complementó el integrante de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica.
 
Cada operación tiene sus propias recomendaciones, sin embargo, en términos generales se pueden entregar algunas pautas sobre qué medidas adoptar antes de entrar al pabellón:
 
- Optar por un médico cirujano que tenga estudios universitarios y en la especialidad que se necesite. Esto cobra especial importancia en el área de la medicina estética, ya que no todos los cirujanos son plásticos, por lo que es importante investigar y pedir recomendaciones. El equipo con el que el médico trabaja también tiene que ser especializado.
 
- El hospital, clínica o centro de salud donde decidas someterte a la operación, debe contar con todos los recursos necesarios para atender cualquier tipo de emergencia o inconveniente que se pueda presentar en la intervención o después de ella. El quirófano debe estar en buen estado y contar con los controles de sanidad al día.
 
 
- En el caso que la operación sea un aumento mamario, es fundamental que la paciente investigue sobre la procedencia de los implantes, ya que el mercado ofrece una amplia variedad de productos y no todos cuentan con políticas de seguridad que certifiquen su calidad.
 
- Antes de someterse a cualquier tipo de intervención, el médico le pedirá al paciente que se realice una serie de exámenes para evaluar su estado de salud. Los resultados serán evaluados y si no existe ningún tipo de inconveniente, se acordará el día y hora para la cirugía.
 
- Desde la primera consulta hasta la última antes de la operación, el médico tratante deberá explicar detalladamente en qué consiste el procedimiento, qué área será intervenida, los posibles riesgos y los pasos a seguir en el posoperatorio.
 
Otro punto que es importante tener en cuenta es que toda intervención quirúrgica debe realizarse en el país en el que reside el paciente, ya que hacerlo en el extranjero puede traer una serie de inconvenientes. Si bien muchas personas se ven tentadas a operarse afuera para abaratar costos, se corre el riesgo de caer en manos de médicos que no lo son, o en clínicas que no cuentan con las regulaciones y certificaciones propias de cada nación. Además, para que el proceso sea exitoso, es necesario que el posoperatorio sea monitoreado por el profesional que realizó la intervención, cosa que no siempre se cumple si la cirugía se hizo en otro país.
 
“Es importante tener claro que cualquier tipo de cirugía, sobre todo la plástica, es un procedimiento que puede traer muchos beneficios, pero también conlleva ciertos riesgos que deben ser evitados, y en este sentido es necesario que las personas estén informadas sobre la operación, los problemas que se pueden presentar y aterrizar las expectativas en cuanto a los resultados”, agregó Prado.
 
Una vez terminada la intervención, el médico supervisará el posoperatorio, la evolución y entregará todas las indicaciones para que el paciente continúe con los cuidados en casa para que la recuperación sea un éxito.
>