Artículos

Cómo sobrellevar las comidas festivas en pacientes con cáncer

Por El Economista.net | 26 Diciembre, 2017 - 09:23
  • pexels-photo-196648.jpeg

Especialista recomienda comer meriendas pequeñas a menudo, para no tener el estómago vacío por mucho tiempo.

La temporada festiva está en su apogeo y una vez más la comida y las bebidas están en el centro de cada evento. Si usted se encuentra luchando contra el cáncer, pueda que los impredecibles horarios de comida, los pesados platos principales y los postres se conviertan en un reto bastante grande.

Por eso, los expertos del Miami Cancer Institute brindan algunos consejos que pueden ayudarlo a sobrellevar de mejor manera estas celebraciones.

“Primero, recuerde que es la temporada festiva, y mientras que su meta es la de proporcionarle a su cuerpo los nutrientes que le ayudarán a sanar, tenga en cuenta que usted puede desviarse un poco de su plan de alimentación. Usted está luchando una gran batalla física y emocional. No sea demasiado duro consigo mismo”, aconseja de entrada la dietista registrada Carla Araya, especialista en nutrición de dicha institución.

Araya recomienda comer meriendas pequeñas a menudo, para no tener el estómago vacío por mucho tiempo, ya que eso puede causar náuseas, así como escoger alimentos altos en proteína. Si en dado caso siente aversión por la carne, el pollo o el pescado,  puede probar comidas a base de huevos, o untar mantequilla de almendras o de maní en el pan, las galletas o las frutas.

En cuanto a bebidas es recomendable el té de jengibre, la cidra caliente con nuez moscada o las sopas ligeras si siente náuseas.

De preferencia use utensilios plásticos, caliente los alimentos en envases de cristal y añada jugo de limón o vinagre a los vegetales para ayudar a eliminar cualquier sabor metálico que pueda experimentar.

Pruebe a comer puré de papas y yogurt. Y, si tiene lesiones en la boca o si le es doloroso tragar, añada caldo, aderezo o salsa para humedecer y suavizar los alimentos, y trate de evitar los alimentos cítricos o ácidos.

Entre otras recomendaciones la especialista sugiere también mantenersealejado de los alimentos crudos, poco cocidos o no pasteurizados, tomar mucha agua para mantenerse hidratado y evitar el alcohol, aunque puede hablar con su médico acerca de cuáles bebidas son apropiadas tomando en consideración su tratamiento en específico.

No olvide lavar sus manos con frecuencia y si va a comer de un bufet, escoja los alimentos que estén más cerca del centro ya que las manitas de los pequeños tienden a querer alcanzar los alimentos que están en los bordes de la mesa.

Contrario a lo que usted pueda pensar, comer su comida favorita cuando usted no se siente bien puede no ser la mejor decisión. “Sus alimentos favoritos pueden no hacerlo sentirse mejor y existe la posibilidad de que en el futuro usted tenga malos recuerdos de esos alimentos”, indica Araya.

Finalmente, independientemente de si usted está en tratamiento para el cáncer o si han pasado muchos años desde su diagnóstico, tome bastante agua y haga ejercicios regularmente. La cantidad de ejercicio dependerá de su estado de energía y de las recomendaciones de su médico.

>