Artículos

Conozca Berlín con poco dinero

Por El Espectador | 6 Mayo, 2014 - 12:11
  • berlin_catedral.jpg

Tres días y un poco más de US$85,1 son suficientes para sumergirse en una de las ciudades más extraordinarias de Europa. Con dos tarjetas turísticas es posible recorrer las maravillas de este destino.

El alcalde de Berlín dijo en una ocasión que la ciudad era “pobre pero sexy”. Se puede decir, de igual forma, que es solidaria con el viajero de menor presupuesto.

Dos tarjetas turísticas permiten conocerla a profundidad. La Museum Card ofrece acceso gratuito a más de 50 museos durante tres días consecutivos, por US$34,2. La Welcome Card incluye todo el transporte urbano (tranvía, autobús y metro) y cientos de descuentos en restaurantes y tiendas, por un valor cercano a los US$37,4. Con estas dos tarjetas, que se pueden comprar por internet, Berlín se abre a los turistas.

Un buen lugar para arrancar el recorrido es la famosa isla de los museos, situada en pleno centro. Los recintos más conocidos, por los tesoros que albergan, son el Pergamo Museum con su impresionante colección de arte islámico, sumerio o asirio. Su joya más preciada es la puerta de Istar, uno de los vestigios de la muralla de Babilonia.

Otro de los íconos imperdibles de la zona es el Neues Museum, especializado en prehistoria y cultura egipcia. Para los amantes del arte, el día se puede completar visitando la zona Museo Bode, cuya temática es la Edad Media y el imperio Bizantino. A pocos metros es posible observar la urbe desde las alturas. Para hacerlo hay dos opciones: visitar el Humboldt Box o subir al último piso de la Torre de Televisión, donde se toman increíbles fotos panorámicas. La entrada cuesta 12 euros, pero los portadores de la Welcome Card tienen un descuento del 25%.

Esta parada es ideal para tomar un café, una cerveza alemana o comer en el restaurante giratorio, ubicado en la torre, en el que un plato y una bebida cuestan alrededor de US$28,5. Para visitarlo es necesario hacer la reserva por internet con antelación. La Welcome Card viene con un cupón de descuento de US$7,2.

En la zona Alexander Platz hay muchos puestos de comida típica y económica, entre los que no faltan los negocios que ofrecen la clásica salchicha currywurst, un embutido cocido que se sirve en rebanadas y se acompaña de curry. Postdamer Platz es uno de los nuevos centros que surgieron en Berlín tras la caída del muro y que pronto se llenaron de modernos edificios empresariales.

La isla de los museos y la puerta de Brandeburgo remiten a épocas doradas, previas al nazismo y a la guerra. Este lugar mira al futuro sin olvidarse del trágico legado que el siglo XX dejó en la región. Otro de los sitios que vale la pena recorrer es el Bauhaus Archiv, dedicado a la arquitectura y al diseño vanguardista. La entrada es gratuita.

A menos de diez minutos a pie se encuentra la Neue National Galerie, una pinacoteca de arte contemporáneo con obras de Picasso, Klee y los máximos representantes del expresionismo europeo.

Muy cerca está la antigua sede de la policía secreta de Alemania oriental, la Stasi, y la topografía del terror, que fueron las oficinas de la Gestapo, el cuerpo de seguridad del nazismo.

Entre los barrios

Para quien haya podido visitar todo lo anterior en 48 horas, el tercer día es el momento ideal para perderse por los barrios.

El autobús urbano 200 cruza el centro de la ciudad hasta uno de los extremos de la antigua parte oriental, donde aún se levantan las moles de apartamentos de corte comunista.

En la zona oeste están el Palacio de Charlottenburg y el Estadio Olímpico, donde Hitler celebró sus Juegos Olímpicos en 1936; ambos con descuentos para los portadores de la Welcome Card.

Un paseo por la zona comercial Friederichstrasse, la parte más bohemia, Friedrichshain o por el barrio turco, Kreuzberg, completa el itinerario.

Al caer la noche, un nuevo mundo de posibilidades emerge, la ciudad se transforma y brinda a los viajeros una experiencia inolvidable.

Imperdibles

Durante todo el 2014 se celebrará el aniversario número 300 de Bach. Conciertos, exposiciones y lecturas en las principales bibliotecas de la ciudad hacen parte de la programación para honrar a este genio de la música.

Recuerde que para visitar la Torre de Televisión o el Bundestag los fines de semana es necesario reservar con antelación por internet. Hay rutas de metro o autobús desde los aeropuertos hasta cualquier punto de la ciudad por tan solo US$2,5. Pagar el tiquete del transporte público antes de usarlo. La multa puede ser de US$857,1.

La Noche de los Museos es el 17 de mayo.

>