Artículos

Cuatro hábitos para tener un buen sueño

Por BioBioChile.cl | 14 Junio, 2019 - 13:00
  • adult-bed-bedroom-935742.jpg

Si te cuesta conciliar el sueño, estos consejos pueden ayudarte a recibir el merecido descanso.

A veces puede costarnos un poco quedarnos dormidos en la noche y puede que ni siquiera sepamos con exactitud a qué se deba. Por ejemplo, en ocasiones puede que hayamos tenido jornadas muy ajetreadas y que por eso nos cueste relajarnos en la noche, o porque al día siguiente tenemos alguna actividad importante que nos genera ansiedad.

Cualquiera sea el caso, hay algunas medidas que puedes tomar en la noche para quedarte dormido más rápido. Aquí te dejamos algunas.

1- Puedes tomar un baño caliente
Joyce Walsleben, doctora especialista en desórdenes del sueño de la Universidad de Nueva York, indica a la revista estadounidense Health que tomarnos un baño caliente puede ayudarnos a conciliar el sueño.

La razón es que el agua tibia puede ayudar a que nuestro organismo se relaje, explica el dermatólogo estadounidense Bobby Buka al portal HealthLine, debido a que “nuestra piel puede liberar endorfinas (también conocidas como ‘hormona de la felicidad’, pues nos entregan una sensación de alegría y de satisfacción) en respuesta al agua tibia calmante, del mismo modo en que las endorfinas son liberadas cuando sentimos el sol en nuestra piel”.

Asimismo, el médico añade que sentir el agua tibia igualmente puede provocar que se incremente el flujo sanguíneo hacia la piel, contribuyendo a que uno se sienta renovado, y que puede ayudar a mejorar nuestra respiración, gracias a que la temperatura del agua y la presión que ejerce en nuestro pecho pueden potenciar nuestra capacidad pulmonar.

2- Cuidado con las luces muy brillantes
Walsleben entrega otra recomendación, que tiene relación con no tener luces muy brillantes en la casa. El motivo es que una hormona llamada melatonina, que se encarga de producirnos somnolencia, se libera en mayor cantidad cuando hay más oscuridad en el ambiente.

Cuando las luces son muy intensas, nuestro cuerpo puede no percibir que ya es de noche y, por lo tanto, la hormona no se libera.

3- Puedes crear una rutina nocturna
Gary Zammit, doctor y director del Instituto de Desórdenes del Sueño de Nueva York, recomienda en la revista Health que tengamos una rutina, la cual repitamos todas las noches antes de acostarnos.

De esta forma, cada vez que uno comience a realizar esa rutina, el cuerpo reconocerá las señales y concluirá que pronto llegará la hora de dormir.

“Arreglar tu pijama, cepillarte el cabello o los dientes, ese tipo de hábitos pueden inducir bastante el sueño”, acota.

4- Intenta elegir el pijama adecuado
Otro consejo que puede ayudarte es que escojas el pijama adecuado para tus necesidades, cosa que no te dé ni mucho frío ni calor, situaciones que pueden hacerte sentir incómodo.

En ese sentido, Phyllis Zee, doctor de la Universidad Northwestern (Estados Unidos), explica a Health que usar calcetines que sean calentitos -por ejemplo- puede ayudar a mucha gente a conciliar el sueño, especialmente durante el invierno, porque eso ayuda a aumentar la circulación en las extremidades y da mayor sensación de bienestar.

>