Artículos

Daniel Spencer, el chileno tras una de las marcas de zapatillas de lujo del momento

Por Scarlet Stuardo / biobiochile.cl | 23 Abril, 2019 - 12:00
  • spencer_stratica-1.png

Los modelos de Stratica International son utilizados por superestrellas como Kanye West.

Es chileno, pero sus expresiones espanglish delatan su último año y medio radicado en Estados Unidos. Hace más de una década vendió todo lo que tenía y se fue a China con una visión clara: convertirse en un empresario de alto nivel en el rubro de las zapatillas y lo logró. Se trata de Daniel Spencer (39), dueño de Stratica International, la primera marca de zapatillas de lujo hecha por un chileno.

Perder todo… y mudarse a China

Antes que Daniel cumpliera los 24 años ya trabajaba en el rubro de las zapatillas de deportes de acción traduciendo catálogos y capacitando vendedores en la distribuidora Adrenaline. Fue justamente esta labor, en la que estuvo tres años, y su ánimo de emprender los que lo llevaron a crear su propia marca en Chile, Support.

“Todo partió en 2004 cuando renuncié a mi trabajo y me dediqué a crear la primera marca de zapatillas en Chile. Sonaba muy bonito, pero no fue fácil de hacer: era una industria muy compleja que requería muchos recursos, pero igual resultó bien. No había otra marca nacional en este segmento”, cuenta a BioBioChile el joven que enviaba sus diseños a China para que fueran fabricados y luego recibidos en Chile.

Sin embargo, una crisis económica en el mercado en 2008 le hizo perder todo. “Todo fracasó. Los bancos cortaron los créditos, los clientes y fábricas en China quebraron, por lo que yo y otros perdimos todo respecto a lo laboral”, detalla el santiaguino.

Ante la pérdida económica, y de su empresa, Daniel decidió tomar una drástica decisión: irse a vivir a China. “Dejé todo tirado. Me dijeron que estaba loco, nadie me creía. Vendí todo lo que tenía en Chile y me fui, en tiempos que no existía el smartphone, ni los traductores ni el GPS”, cuenta.

En el país asiático, Spencer debió aprender a manejarse económicamente en aspectos como crear una cuenta bancaria y, su objetivo, crear una empresa que le permitiera fabricar zapatillas para exportarlas a otros países y marcas. “Fue ‘wow’, no hay otra expresión que lo defina mejor”, dice. “No tenía otra alternativa, fue una revelación, nadie me lo dijo”, añade.

En el lejano país creó Brands & Develop (2009), empresa que fabrica las zapatillas con la que se involucró con Ripley y otras marcas del retail. Con ella llegó no sólo a Chile, sino que también a Perú (Gzuck), Estados Unidos, Francia (Serge Blanco), Holanda (Dunkelvolk), España (Rukies), Austria e incluso a los propios chinos.

Aún así no fue fácil sobrellevar la vida en China, en donde vivió por nueve años y logró su primer cliente varios meses después de su llegada a Dongguan, una ciudad industrial: “Fue duro. Es un país muy distinto (a Chile). El clima es el más húmedo de mundo, la comida es ‘incomible’; las costumbres y lógica de los chinos son como un universo aparte. Es un ambiente muy hostil”.

“Y yo me fui solo, aperrando. Comiéndome la soledad y tratando de acostumbrarme a este ambiente tan arisco. La mayoría no dura nada, se van. Renuncian, casi nadie se la puede, es muy complejo”, detalla y asegura que muchas veces estuvo “con las maletas hechas” a punto de desistir. “Uno nunca se acostumbra a China. Todos los años me quería ir, esa sensación nunca se fue”, expresa.

Aún así su idea resultó exitosa, aunque Daniel admite que no le gusta del todo esa palabra. “Ripley encontró increíble lo que estaba haciendo y comenzamos a trabajar juntos”, dice sobre su primer cliente. A pesar que llegó a China con una visión clara, no tenía ideas a corto plazo hasta que comenzó a vender. Antes de ello, Spencer sólo conocía a un chino que lo ayudó parcialmente aunque, sostiene que llegó trabajando completamente solo: pasó nueve años de su vida en el país asiático.

“No quería ser uno del montón”

Acostumbrado ya a las decisiones drásticas, Daniel Spencer sintió que había cumplido su misión en China y dejó la oficina que lo acogió por casi una década. De esta forma, se desligó de su rol de CEO y quedó como consultor ejecutivo de la compañía. “Ascendí a la gente que trabajaba conmigo y volé a Estados Unidos”, país en donde tenía algunos clientes que se convirtieron en sus socios.

“Recuerdo que siempre pensaba: ‘necesito irme a EEUU para trabajar con los talentos. No puede ser que haya trabajado -tanto tiempo- para el retail donde lo único que les importa es el margen y no el producto en sí”, explica el hombre apasionado por los detalles y la calidad. “Esas marcas eran irrelevantes, proyectos que eran uno entre varios y yo quería hacer algo más”.

Con un desafío nuevo en mente, edificó su nuevo proyecto en las tierras norteamericanas: Stratica International, una marca propia y de lujo.

“Estas zapatillas están cuidadosamente elaboradas a mano, con el fin de poder hacer algo único que se inspira en la arquitectura ‘brutalista’, las carreras automovilísticas y el skateboarding, detalla sobre el calzado urbano que está compuesto por tecnologías y elementos de alta calidad.

“El producto tiene una construcción única, nunca antes hecha: es la primera zapatilla vulcanizada que asemeja las nuevas suelas chunkyy que están elaboradas con un método nuevo en el que se pega la suela capa por capa”, explica aún más detalladamente. Y su concepto premium, construido gracias a la experiencia y pasión, “dio en el palo”.

 

 

 

“No es un Mauricio Pinilla”

“A pesar que yo era productor de zapatilla, el mercado de lujo es una cosa totalmente nueva. No se trata de comprar y vender rápido, todo lo contrario”, admite.

Por supuesto, una zapatilla así no es económica. Su precio asciende a los 400 dólares (cerca de 300 mil pesos chilenos) y el producto comparte vitrinas en lujosas tiendas en el mundo con marcas como PradaGucciDolce & Gabbana y Golden Goose: el “mercado premium”. Con estos pares logró conquistar a personalidades con un alto poder adquisitivo y gusto por el lujo… como Kanye West.

“Bueno, él no es precisamente un ‘Mauricio Pinilla"”, bromea el empresario. “Kanye West las ha ocupado. Él es parte del proyecto, él ya sabía del proyecto antes que se lanzara. Es el mejor amigo de mi socio Ibn Jasper (que trabaja en conjunto haciendo las colaboraciones de Yeezy), entonces para mí no era una sorpresa. Kanye siempre estuvo desde atrás diciendo ‘hermano, vayan con el proyecto’, no directamente conmigo pero con Ibn, pero te podrás imaginar la importancia de eso”, expresa.

 

En efecto la marca tiene cuatro socios, dentro de los cuales se encuentra Ibn Jasper, reconocido artista visual y diseñador de zapatillas, colaborador de Virgil Abloh (Director creativo de Louis Vuitton) y miembro del círculo de confianza del esposo de Kim Kardashian.

En tanto, Daniel es el Director Ejecutivo de Stratica International, manufacturador, coordinador, fundador de la empresa y accionista mayor; mientras que el círculo del rapero se encarga del diseño y marketing.

“Estamos apostando por un gran cambio en la industria del calzado, con productos altamente innovadores en cuanto a sus diseños y construcción, hechos por un chileno”, dice Daniel Spencer.

“Big balls”

Desde que Daniel comenzó a instruirse en el mundo de las zapatillas hasta hoy, han pasado 14 años. El chileno asegura que uno de los aspectos que lo llevó al “éxito” es su amor por las zapatillas: soy un sneakerhead. No obstante, la pasión no es el único “ingrediente” que recomienda que deberían tener quienes se interesen en formar una empresa de este tipo.

“Sólo basta con tener big balls. Hoy hay mucha tecnología en comparación a cuando yo emprendí mi viaje a China, sólo basta con querer atreverse y tener ganas”, señala. “El dinero es relativo, depende de la escala del negocio. El de las zapatillas es muy complejo por los altos montos de inversión (por lo menos hay que tener 100 mil dólares), pero hay muchas opciones quizás más pequeñas y que pueden resultar igual de importantes”, dice.

Aún así también destaca la importancia de aprovechar las oportunidades. “No es llegar y sentarse y decir ‘oye vamos a hacer un producto con estos personajes’, llegar a tener la oportunidad independiente si tienes plata o no, es casi imposible”, dice Spencer.

“Gracias a esto puedo estar acá, viviendo en Hollywood y haciendo los proyectos que quiero en un nivel muy alto. Mi plan es seguir desarrollando más productos y marcas. Estoy muy expectante por el futuro, feliz por los niveles que se ha llegado, así que quiero seguir desarrollando todos los mercados posibles y todos los proyectos que se vengan adelante a nivel de Estados Unidos y mundial. Se vienen cosas muy interesantes… let’s see what’s going on“, dice Spencer mientras se dirige a comenzar el día en su gimnasio ubicado en la Calle de las estrellas.

 
Los últimos modelos de Stratica International, pertenecientes a temporada AW19 (Otoño/Invierno 2019) fueron presentados oficialmente en el Fashion Week de París, New york y Japón, tras una preparación de un año para ingresar al segmento.

Por lo pronto, los modelos ya lanzados se encuentran disponibles en selectas tiendas de Los Ángeles (Barneys), Hypebeast Hong Kong, Japón y pueden ser compradas directamente en su página web. Paradójicamente, la marca aún no llega a Chile pero aterrizará prontamente en la colección Primavera/Verano 2020 de mano de una tienda dirigida a sneakearsheads y coleccionistas en Chile.

>