Artículos

Derribando mitos: ¿cómo servir un buen té?

Por Agencias | 12 Julio, 2017 - 16:35
  • pexels-photo-230477_1.jpeg

Esta milenaria bebida guarda una serie de secretos necesarios para obtener la mejor experiencia.

El té es una de las bebidas milenarias más populares y preferidas del mundo. En Sudamérica, Chile es uno de los mayores consumidores de esta bebida, con alrededor de 77 litros per cápita anuales, según Eumonitor Internacional, superando a Argentina y Bolivia.
 
Es por esta demanda que la industria del té se está preocupando de educar al consumidor sobre el correcto servicio y también promoviendo nuevas tendencias de consumo con el fin de entregarle una experiencia integral.
 
La preparación de un té puede parecer sencilla, rutinaria y casi mecánica, pero lo cierto es que preparar el té perfecto es toda una ciencia. A continuación, expertos de Ahmad Tea enumeran algunos consejos para asegurar sabor y calidad. 
 
1. La temperatura del agua
 
Para una buena taza de té, el agua debe estar recién hervida. Si pasa los 100°, el agua pierde su oxígeno y, por lo tanto, calidad. Es importante que apenas hierva completamente el agua, se ponga directamente en la taza. 
 
2. Duración de la bolsa
 
Es de creencia popular que la bolsa (saco) de té debe sumergirse un par de veces, hasta que agarre color y queda listo para tomar. La verdad es que la mejor manera de prepararlo, para asegurarnos de que sea una buena infusión, es dejarlo estar por al menos tres minutos, dándole tiempo para que libere su sabor. 
 
3. Duración de la infusión 
 
Para los amantes del té de hoja, el tiempo de preparación es un poco más largo. Para que el sabor y el color se expresen de manera correcta, debe dejarse alrededor de cinco minutos. 
 
4. Uno para cada momento del día 
 
Si bien son sólo recomendaciones, el sabor de cada tipo de té se adecua a diferentes momentos de nuestro cotidiano. Para la mañana, un English Breakfast, asegura un sabor intenso para comenzar como corresponde el día. Además, queda muy bien con leche. A mediodía, un Darjeeling acompaña con tonos más suaves. Ahmad Tea también posee distintas variedades como té negro que tienen notas de bergamota, otras de naranja, limón, durazno, entre muchas más.
 
Es recomendable consumir el té sin nada extra como endulzantes, miel o azúcar, ya que podría apaciguar el real sabor de esta bebida.
 
Ahmad Tea es una empresa familiar, la quinta más grande del mundo. Con más de 30 años en el mercado, cuenta con plantaciones en Sri Lanka, India, Kenya y China.