Artículos

¿Desde qué edad pueden comer pescado los bebés?

Por Agencia Andina | 14 Mayo, 2018 - 11:05
  • 000501145w.jpg

Este alimento contribuye a prevenir la desnutrición y la anemia, pues aporta proteínas, vitaminas, minerales y omega 3.

D’Janira Paucar, nutricionista del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción, explicó que luego de los seis meses ya no es suficiente la leche materna para cubrir las necesidades nutricionales del bebé, por lo que debe iniciar la alimentación complemenaria.

La experta dijo que a partir de los seis meses de edad los padres ya pueden incluir en la dieta de sus bebés el pescado, sobre todo bonito, caballa y jurel. Este alimento favorecerá el desarrollo de su inteligencia y contribuirá a prevenir la desnutrición y la anemia, pues aporta proteínas, vitaminas, minerales y omega 3.
 
Luego de los seis meses se le puede dar al bebé entre tres y cinco cucharadas de papillas o purés, de las cuales una o dos pueden ser de pulpa de pescado sancochado sin sal cuidando de haber retirado las espinas. “Se puede iniciar con dos comidas al día, sumadas a la leche materna y un puré de frutas”, explica la nutricionista.
 
En el caso de los bebés de 9 a 11 meses, se les debe brindar de cinco a siete cucharadas de alimentos finamente picados, de las cuales dos pueden ser de pulpa de pescado. A partir del primer año hasta los dos, los infantes ya pueden consumir de siete a 10 cucharadas de segundos de la olla familiar, de las cuales dos pueden ser de pescado.
 
La especialista señala que un puré para bebés de entre seis y ocho meses puede prepararse con dos cucharadas de papa sancochada, media cucharada de zanahoria sancochada y dos cucharadas de pulpa pescado cocido, así como una cucharadita de leche materna y media cucharadita de aceite vegetal. La introducción del pescado debe ser gradual y probando la tolerancia. Si hay antecedentes de alergias familiares se recomienda consultar al pediatra.
 
Los alimentos deben prepararse y administrarse en condiciones higiénicas seguras, que permita reducir al mínimo el riesgo de contaminación. Por eso, es importante el lavado de manos antes y después de preparar los alimentos.
 
La nutricionista recomienda a los padres tener mucho cuidado al momento de comprar pescado fresco. “Compre pescado donde se exhiba sobre una mesa cubierta con hielo. Los signos de un pescado fresco son ojos brillantes y saltones, piel brillante y firme, agallas rojas y un olor agradable a mar”, indica.

>