Artículos

Disfrutar de una vida al estilo chino en Río de Janeiro

Por LifeStyle / Xinhua | 13 Mayo, 2015 - 08:37
  • rio-de-janeiro-vacation-344757_640.jpg

Actualmente, el estilo chino ya no reside en productos baratos, sino algo que facilite la vida cotidiana de los brasileños.

China y Brasil, dos países geográficamente lejanos. Más de 20 horas en avión. Y los idiomas, tan diferentes, como de dos mundos. Sin embargo, en los últimos años, se pueden ver cada día más elementos chinos en Brasil.

Viviendo en Río de Janeiro, cuando vas al trabajo, el tren del metro que tomas puede ser fabricado en China. Cuando quieres salir para un paseo al municipio vecino de Niteroi, el transbordador que embarcas puede ser fabricado en China. Cuando entras en un colegio, puedes encontrar una clase de idioma chino. Actualmente, el estilo chino ya no reside en productos baratos, sino algo que facilite la vida cotidiana de los brasileños.

En metro de China

Cuando subes a un metro de Río de Janeiro, a veces parece que estés en Beijing, porque tanto los asientos como el pasillo son parecidos. Justamente, estos nuevos trenes de la línea 1 y línea 2 del Metro Río son fabricados en China. Además, la línea Supervía que une el centro de la ciudad y los suburbios también dispone de trenes de fabricación china, así como la nueva línea 4 para los Juegos Olímpicos de 2016.

Estos trenes son fabricados por la Compañía de Vehículos Ferroviarios de Changchun, de China CNR Corportion Ltd. En la actualidad, un total de 19 trenes chinos circulan por Río, con capacidad diaria de 840 mil pasajeros.

En la entrada de la estación de metro Cidade Nova, se ve una frase "su vida comienza de aquí". Sentados en el vagón moderno, los cariocas comienzan un día excelente.

Melene figura entre los cariocas que toman metro para el trabajo todos los días. Ella dijo a Xinhua que "los nuevos trenes son mucho más confortables. Sobre todo son bien frescos. Sabe que en Río siempre hace mucho calor, entonces la condición de aire acondicionado es muy importante".

Además del aire acondicionado, los vehículos ferroviarios chinos poseen dentro del vagón mapas electrónicos, lámpara LED y cámera. Todas las tecnologías son las más avancadas en Brasil.

Wang Huaifeng, director de comercialización de la división internacional de CNR, expresó a Xinhua que los metros son diseñados especialmente para Brasil, teniendo en cuenta la tempeartura, la situación de operación concreta y la capacidad de pasajeros.

Pedro Augusto, director para la línea 4, dijo que "firmamos el acuerdo con CNR en 2009. Se entregó la primera partida de 19 vehículos, mientras cinco de los 15 trenes de la segunda partida ya están en Río. Viajaré a China el próximo día 22 para asistir a la ceremonia de clausura del decimoquinto vehículo, que significa el fin de la segunda partida. Los trenes son buy buenos y han elevado la capacidad del metro de Río. Los trenes chinos son baratos, pero modernos y confortables. Estamos muy satisfechos".

En barco de China

Niteroi es un municipio limítrofe con Río de Janeiro. Dado el bajo costo de vida, muchos cariocas optan por vivir en Niteroi y trabajar en Río. La mayoría de los trabajadores van y vienen todos los días a bordo de transbordadores en el mar.

Muchas de las embarcaciones en los muelles se manufacturaron durante los años 60 y 70 del siglo pasado, de las cuales, sin embargo, sobresale un barco azul, el "Pão de Açúcar" (Pan de Azúcar en portugués), de fabricación china.

El bancario Marcio dijo a Xinhua que "este año viene el nuevo barco. Cada día espero poder alcanzarlo, porque es el más cómodo. Partiendo de este barco para el trabajo, ¡puedo tener buen humor todo el día!"

Dentro del "Pão de Açúcar", hay todas las instalaciones modernas como agua potable, baños, bar, asientos para incapacitados, acera para ciegos, estante para bicicletas, entre otras. Además, es el único barco con aire acondicionado entre los transbordadores Río-Niteroi.

El capitán del barco, Oswaldo Jorge de Freitas, dijo que "siento muy bien conduciendo este barco, que siempre exige a dos tripulantes en la cabina para garantizar la seguridad".

En declaraciones a Xinhua, Peng Liang, el ingeniero chino del astillero Afai Southern Shipyard, del Grupo China Shipping, explicó que en el primer año de entrega, los ingenieros chinos tienen que supervisar las operaciones todos los días para resolver los posibles problemas o dudas de la parte brasileña.

En colegio bilingüe Brasil-China

"¡Ni Hao!" Saludos en chino.

El Colegio Matemático Joaquim Gómez de Souza, situado al lado de la playa de Niteroi, es el primer colegio intelectual Brasil-China en este país suramericano. Se puede oir saludos en chino cuando das un recorrido por el centro educativo.

"¿Cómo te llamas? ¿Qué es tu nombre en chino?" "Me llamo Han Jiarui", "Me llamo Mo Manni"... El profesor voluntario proveniente de la Universidad de Hebei de China, Cai Zhaoliang, está ofreciendo una clase de chino a los alumnos, que tienen un nombre chino cada uno.

Además del idioma, los menores también aprenden a tocar el instrumento tradicional chino Hulusi, jugar al ajedrez chino, y escribir caligrafía. En educación física, los niños pueden practicar el tai chi (un arte marcial desarrollado en China) y jugar al volante chino (jianzi). De vez en cuando, el colegio organiza exposiciones de cultura tradicional china y llevan a los alumnos al teatro para ver presentaciones artísticas chinas.

Cai, que también da cursos chinos en el Instituto Confucio de la Universidad Católica Pontifical (PUC) de Río de Janeiro, dijo que "en la universidad, los estudiantes tienen un nivel de inglés satisfactorio. Pero aquí muchos alumnos no pueden comunicar con nosotros en inglés. Tenemos que estudiar el portugués, o pedimos ayuda a profesores en inglés para traducciones".

Todos los profesores chinos que dan clases en este colegio residen en Río de Janeiro y habitualmente tardan más de dos horas en llegar a Niteroi. Algunos de ellos, para alcanzar la clase programada para las 07:00 a.m. en el colegio, tienen que levantarse a las cuatro de la madrugada. Aun así, para ellos, vale la pena ver los progresos que han conseguido sus alumnos.

* Imagen Pão de Açúcar de Agência O Dia

>