Artículos

El futuro de los circos mexicanos tras la prohibición del uso de animales

Por El Economista.com.mx | 11 Junio, 2014 - 11:41
  • circo1.jpg

De los casi 500 circos que existen en México, 190 cuentan con registro para operar con "vida silvestre fuera de su hábitat natural". Más de 10.000 familias dependen económicamente de este tipo de espectáculos, que usan unos 2500 animales.

“Será la muerte de los circos mexicanos”, aseguró en entrevista Mercedes Portugal, domadora y tercera generación de la familia Fuentes Gasca, momentos antes de conocer la prohibición para utilizar animales en los circos en el Distrito Federal.

La Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo esperaba que hoy se diera la discusión a las reformas a la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos en el DF, pero no, ayer, de manera imprevista, se aprobó con mayoría de votos en la asamblea legislativa local.

“Nos madrugaron, no sabíamos que lo harían hoy (ayer), pero los que votaron no han visitado un sólo circo para ver cómo viven nuestros animales (...); legislaron viendo viejos videos de YouTube que ni son de circos mexicanos y en muchos casos son falsos (...); nos habían dicho los legisladores que nos escucharían y nos mintieron”, agregó Mercedes Portugal.

En México existen más de 500 circos, de éstos, 190 cuentan con registro para operar como espectáculos públicos que manejan vida silvestre fuera de su hábitat natural y de los que dependen económicamente más de 10.000 familias, con cerca de 2.500 animales en total.

“Claro que hay circos chafas que no cumplen con la ley y hay que castigarlos, pero hay circos que no. No pueden generalizar. Nosotros cuidamos a los animales, son nuestra inversión, nuestra familia y las técnicas de adiestramiento han cambiado mucho”, explicó Portugal.

En Bolivia, la ley contra la utilización de animales en circos orilló a que desaparecieran; en Brasil, donde también está la ley, apenas quedan dos circos y en Colombia están desapareciendo y los animales quedan en situación de riesgo o en comercio ilegal.

“Hablan de santuarios para los animales, pero en México no existe uno sólo; se van a perder empleos y lo peor, con la aprobación en el DF, pronto estará en todo México y entonces los circos mexicanos van a desaparecer”, lamentó.

“De hecho, con la campaña que emprendió en nuestra contra el Partido Verde, las entradas a nuestros circos diminuyeron 60%; pasamos de ser un espectáculo familiar a lo peor del país y no es verdad”, continuó.

Compleja transformación

Aunque los legisladores esperan que los circos mexicanos transformen su espectáculo, la integrante de la familia Fuentes Gasca, que opera cerca de 16 circos en México, opinó que esto es imposible, “hablan de que seamos como el Cirque Du Soleil y lo veo difícil. El circo mexicano va a pueblos y comunidades de escasos recursos, donde la única diversión es el circo y los niños lo que quieren ver son los animales, no los trapecistas (...), es una tradición con más de 200 años de existencia que va a desaparecer y tenemos que hacer algo”.

Mercedes Portugal asegura que con la ley aprobada no sólo los circos estarán privados de utilizar animales, también acuarios, los toros y toda actividad que utilice un animal.

“Los están engañando, lee la ley y verás que se prohíbe la utilización de todo animal en cualquier actividad (...), van a empezar con nosotros y luego se irán contra todos lo demás” .

Según las reformas de ley, los circos que violen la prohibición tendrán multas de 9,000 y hasta 12,000 días de salario mínimo y tendrán un año para modificar sus espectáculos a partir de su publicación.

En Jalisco y Nuevo León los cirqueros fueron escuchados y la ley que se aprobó sancionará a quien incurra en maltrato animal, pero no prohíbe la utilización de animales en los circos.

“Eso es lo que queremos, que se regule más (...), pero no que se prohíba”, explicó la entrevistada.

Finalmente, Mercedes Portugal lamentó la prohibición y reconoció que la industria del circo mexicano se durmió: “La verdad es que nunca habíamos tenido problemas y cuando se dio esto no estábamos preparados para defendernos. Pero vamos a seguir con la marcha y a buscar la manera de ampararnos o a ver qué hacemos (...); tenemos que unirnos para revertir esta situación que atenta contra una industria que le da de comer a más de 10,000 personas”.

Al cierre de la edición, la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo mantenía su intención de marchar hoy por la mañana.

Se buscan espectáculos "sanos"

La Ciudad de México se convirtió ayer en la séptima entidad de la República en a prohibir los circos utilizar animales, luego de que por mayoría el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobara dos iniciativas con proyecto de decreto de las leyes para la Celebración de Espectáculos Públicos y Protección a los Animales. Ambas son complementarias y después de que se publiquen habrá un año de plazo para su aplicación.

Las propuestas fueron presentadas al arrancar el Tercer Periodo Extraordinario de la VI Legislatura, que preside ahora el panista Santiago Taboada Cortina. En el caso de prohibir el uso de animales en los circos, hubo discusiones, incluso irónicas entre algunos diputados locales, pero al final la votación concluyó en aprobación con 41 votos en favor, cero en contra y 11 abstenciones.

Este dictamen aprobado adicionó cuatro fracciones de los artículos 4, 12, 13, 25 y 77 de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos, promovida en la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias.

La segunda, la Ley de Protección a los Animales local, propuesta por la Comisión de Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático, entraría en vigor también hasta junio del 2015.

Luego de que sea analizada por el jurídico del Gobierno del Distrito Federal y publicada en la Gaceta para su promulgación, así como en el Diario Oficial, la ciudad de México se convertirá en parte de las entidades como Guerrero, Morelos, Querétaro, Yucatán, Chiapas y Zacatecas que prohíben a los circos, cuando obtienen permiso, presentar animales en sus espectáculos en municipios o ciudades.

Para el diputado Jesús Sesma, del PVEM, principal impulsor de la iniciativa, la aprobación significó un reconocimiento de que el ser humano no puede convertirse en primitivo al “mantener una tradición viva a través del sufrimiento de los animales”, en tanto la perredista Ariadna Montiel Reyes dioj que esta reforma “no tiene el objetivo de desaparecer los circos, sino que haya espectáculos sanos para niños donde no existan elementos de violencia”.

Por su parte, el panista Federico Döring lamentó que en la discusión parlamentaria algunos diputados “intentaron dar voz a quienes representan al sector económico de los circos y no a los animales” e ironizó que “los animales no tienen redes sociales para exigir a los diputados que tengan un poco de humanismo”.

>