Artículos

El Marquis, la nueva estrella de Houston

Por LifeStyle | 27 Junio, 2017 - 18:50
  • mh_houmq_greatroom.jpg

Después del impulso que significó para la ciudad de Houston la realización del Superbowl en febrero pasado, la atención ahora se centra en el nuevo hotel cinco estrellas de la ciudad: Marriott Marquis. Localizado en el corazón de la ciudad, el más reciente hotel de esta ciudad tejana es también la joya de la cadena hotelera Marriott, la más grande del mundo.

AméricaEconomía estuvo en la inauguración oficial del nuevo hotel, un evento que congregó a autoridades locales, los máximos directivos de la cadena y algunos afortunados ciudadanos que pudieron disfrutar de sus atractivos.

La designación “Marquis” responde a la denominación que tiene Marriott International para las propiedades que se encuentran en el centro de las ciudades. Este Marquis tiene mil habitaciones: 360  king, 600 habitaciones dobles y 40 suites, incluyendo cuatro suites vicepresidenciales y dos suites presidenciales. Todas lujosamente diseñadas con ropa de cama exclusiva de Marriott y baños decorados con THANN, una línea de spa natural y de lujo de Tailandia.

Trabajo y placer

Conectado al Centro de Convenciones George R. Brown a través de un puente aéreo, el Marriott Marquis Houston ostenta la nada despreciable cifra de 52 salas de reuniones. Son más de nueve mil metros cuadrados de espacio flexible, incluyendo el salón de convenciones más grande de Houston, un ballroom y un pabellón al aire libre en la terraza del sexto piso del hotel.

Cuenta con un río artificial en forma de tejas al lado de una piscina desbordante, junto a un pabellón para eventos especiales con vista al Discovery Green Park, uno de los nuevos espacios verdes de la ciudad.

Desarrollado en conjunto con RIDA Development, Morris Architects y la firma Looney & Associates, el hotel también dispone de un spa con todos los servicios, gimnasio, bar deportivo de dos pisos, dos restaurantes de especialidades, una cava de vinos, cafetería, y bar en la piscina con una parrilla gigante.

El concierge recomienda

Los atractivos de la ciudad de Houston abarcan desde ballet hasta la investigación aeroespacial.

Destaca su rica cultura, producto de la dinámica mezcla de culturas. Primero francesa, luego española, después mexicana, más tarde como país independiente por casi una década, para luego ser pleno miembro de los Estados Unidos, hasta la guerra de secesión.

Los houstonianos se precian de vivir en una de las cinco ciudades más relevantes de los EE.UU., con una vida cultural y nocturna a la altura de Nueva York o Los Ángeles.

La población latina es relevante dentro de la urbe y muchos anuncios de utilidad pública están en este idioma también.

El Marquis está cerca del distrito teatral, que ofrece musicales, danza, ópera y cine, junto a la zona de los museos, que fue recientemente renovada. Por ahí está el famoso paseo del Buffalo Bayou, la costanera del río que atraviesa la ciudad y donde se ubican el Acuario y varios restaurantes. Además, la mayor parte de las atracciones están conectadas a través de las nuevas líneas del metro ligero, en el centro de la ciudad.

El hotel está a pocos minutos del Minute Maid Ballpark (hogar de los Houston Astros) y el Toyota Center (hogar de los Houston Rockets); de los principales parques -el Houston Memorial y el Parque Hermann- y también de toda la gran zona médica, el Houston Medical Center, por la cual la Universidad de Texas se ha hecho famosa.

La manzana donde se sitúa en Marriott Marquis también es parada oficial de todos los city tours que permiten recorrer la ciudad y sus alrededores, donde destacan el centro aero-espacial Johnson (recuerde el “Houston, tenemos un problema”) y la isla Galveston, a 80 kilómetros y con vista al Golfo de México.