Artículos

El urugayo tras la fotografía de la nueva serie de Swam thing

Por El Observador | 4 Diciembre, 2018 - 15:00
  • 1543878220744.jpg

La producción retomará al persona de la DC Comics creado en la década de 1970 que tuvo una película dirigida por Wes Craven y una serie televisiva de bajísimo presupuesto.

El uruguayo Pedro Luque, director de fotografía de La chica en la telaraña, No respires, La casa muda, y muchas otras, trabaja en la serie de televisión Swamp thing (La cosa del pantano en español).

Este es un personaje de historietas de terror y fantasía de la DC Comics creado en la década de 1970 que tuvo una película dirigida por Wes Craven y una serie televisiva de bajísimo presupuesto.

“Me sorprendió el tamaño de esta producción”, cuenta Luque desde Estados Unidos, “porque tenemos muchos sets e incluso un pantano construido con 480 mil galones de agua y entre otras cosas más de 400 lámparas para hacer la luz del cielo”. 

Están filmando en Carolina del Norte, en un estudio fundado por Dino De Laurentiis donde se rodó Dawson´s creek Firestarter entre otras. El estudio, de hecho, tiene su pequeña historia extracinematográfica ya que desde su instalación cambió la vida y la economía de la pequeña ciudad de Wilmington.

El personaje, un científico que por accidente se convierte en una criatura vegetal vinculada a la flora del planeta entero, ha sido asociado en los cómics siempre a autores importantes. Uno de sus creadores fue Len Wein, que también creó a Wolverine. El consagrado escritor británico Alan Moore se hizo conocer en Estados Unidos y en casi todo el mundo cuando creó a este personaje en los ochenta. Más recientemente, guionistas muy populares como Scott Snyder y Jeff Lemire trabajaron también con La cosa del pantano.

Si bien Luque tiene una larga experiencia en publicidad y cine (recientemente Netflix estrenó Extinción, en la que hizo la fotografía), para series de la pantalla chica solo hizo El hipnotizador con HBO Latinoamérica.

Para Swamp thing se iba a ocupar de filmar el capítulo piloto y el segundo episodio, de modo de dejar la pauta estética a seguir en toda la serie. Lo mismo haría el director Len Wiseman (creador de la serie Underworld). Pero debido a cambios en el cronograma de trabajo Luque acaba de filmar el episodio piloto, al que le dedicaron quince días, y luego deberá concentrarse en otros compromisos. “Quince días de rodaje es mucho para un episodio de serie. Los demás se filman en diez días”, comenta.

Dado que es un personaje bastante popular y con mucha historia en los cómics, ¿la DC tuvo alguna injerencia?

Si bien Warner es propietaria de DC, trabajan separadas. Igual ambas hacen un seguimiento sobre todo lo que vamos haciendo y cómo se generan los personajes. En la fotografía, hasta ahora, tuve mucha libertad y también les dije que quería hacer algo distinto a lo que se estaba haciendo en televisión para los personajes de cómics. Para los fotógrafos que vengan después el trabajo será un poco más difícil porque tendrán menos tiempo para filmar cada capítulo. Elegí usar lentes infrecuentes para la televisión ya que tienen una estética muy marcada con fuera de foco y muchos destellos de luces en el vidrio.

¿Cómo afecta su trabajo el hecho de que a lo que filma se le agreguen luego elementos creados por computadora?

Hablando de CGI (gráficos generados por computadora), vengo de un mundo en el cual usé mucho eso desde Ataque de pánico hasta todo lo que hice después. Como que no se puede zafar de eso. Afecta a tu trabajo como fotógrafo, pero las grandes compañías de efectos especiales te dejan hacer lo que quieras y ellos se adaptan, por ejemplo hacen un mapeo de tu luz para adaptar los efectos a lo que filmaste. También ven cómo funcionan los lentes que usás para imitar la forma en que registran las cosas. Igual no me cuesta tanto el imaginarme lo que irá en el CGI, me gusta y solo le agrega una capa más al trabajo.

Len es un tipo al que le gusta mucho lo gótico y se viste de negro. Es un tipazo. Su estética es un poco oscura, por eso estamos encarando la serie como una película de terror, que es algo que los dos nos sale mejor. La estética tiene un poco lo oscuro y gótico, pero a su vez tiene la humedad y el calor. Len es un tipo que viene de la dirección de arte y le gusta mucho crear mundos, por lo que tiene mucha imaginación para los pequeños detalles que hacen a ese mundo.

Len nunca me preguntó demasiado cómo sería la fotografía, solo quería que estuviese ahí. Le mostré las referencias que tenía y le encantaron. Muy rara vez me dice algo sobre la luz y a la vez yo lo dejo hacer bastante con la cámara. Trabajamos muy rápido, incluso con tres cámaras y el resultado me deja contento porque estamos consiguiendo algo totalmente diferente a lo que hay de superhéroes. Igual lo que hago es el piloto y se supone que marcamos una estética que los otros directores de fotografía la continúen.

La historia es original. Se cuenta cómo nació el héroe. Es oscura, es para adultos en cuanto a la calificación R que tendrá, será bastante gore y seria.