Artículos

Elias Obreque: "El cambio climático podría afectar factores importantes en uvas y vinos

Por Juan Toro / Lifestyle | 8 Noviembre, 2018 - 16:51
  • vvse20180830_dsn_0066.jpg

El enologo en jefe de la viña VillaSeñor Wines cuenta cómo ha sido producir vino en los viñedos más australes de Chile.

En la producción del vino hay muchos factores ambientales que intervienen como la calidad del suelo y el clima. Es por eso que generalmente existen ciertas reglas sobre dónde se debería plantar una viña, sin acercarse a zonas muy extremas.

Pero toda regla tiene su excepción. Y VillaSeñor Wines la encontró en Chile, creando el vino más austral en la Décima Región de Los Lagos, Comuna de Cochamó, sector de Lago Taguatagua.

Las condiciones climáticas del lugar se caracterizan por una alta pluviosidad distribuida durante todo el año (entre 2000 y 2500 mm. promedio anuales) y durante septiembre-marzo las temperaturas máximas medias varían entre 16 y 20 °C y la mínima media entre 4 y 9 °C.

Elias Obreque, enologo en jefe de la viña VillaSeñor Wines, en entrevista con LifeStyle, explica las características que obtiene el vino bajo estas condiciones.

-¿Qué características tiene la producción de estos vinos en condiciones climáticas tan especiales?

-Aunque el sector donde se produce el Pinot Noir Puelo-Patagonia de Viñedos Villaseñor posee condiciones climáticas muy favorables, la producción de vinos en este sector debe ser cuidadosamente monitoreada. La uva es manejada completamente manual y solo se aplica azufre para prevenir enfermedades. Las plagas en el lugar son casi inexistentes. Además, estos viñedos no poseen ninguna estructura formal de riego y solo se abastecen con el agua almacenada en el suelo durante la temporada. Finalmente, estas plantas son mínimamente intervenidas, ya que no se realizan labores vitivinícolas como raleo, deshojes y desbrotes durante la temporada.

-¿Por qué decidieron producir vinos en el Valle de Puelo?

-Chile se ubica mundialmente en el séptimo lugar como país productor de vino. Esta actividad económica genera anualmente alrededor de US$1800 millones en valor de exportaciones. Además, Chile es el 4º exportador de vino más relevante de la industria vinífera. No obstante, las regiones V, VI, VII y Metropolitana abarcan cerca del 90% de la superficie del total nacional destinada al cultivo de vid vinífera, lo cual podría representar una desventaja frente a nuevos países que se presentan como importantes productores y competidores en la producción de vinos, tales como, Francia, Italia, España, Australia, Estados Unidos, Sudáfrica y Argentina.

Por otro lado, es importante señalar que las proyecciones de los efectos del cambio climático señalan que la temperatura aumentaría hasta 6,4 ºC, mientras que la disponibilidad de agua podría variar hasta un 40 % en escorrentía. En cuanto a la luz UV, para el año 2050 se proyecta un retorno del agujero de la Capa de Ozono en la Antártida a su tamaño de 1980. Estos cambios climáticos podrían afectar factores de alta relevancia organoléptica en uvas y vinos, tales como el contenido de azúcar (y consecuentemente alcohol), así como modificaciones en la síntesis de compuestos fenólicos, responsables del color, aroma, astringencia y amargor de las uvas y vinos.

Uno de los pilares estratégicos fundamentales de Viñedos Villaseñor, esta referida a la ampliación del mapa geográfico vitivinícola nacional hacia sur de Chile y creemos que esta localidad representa un hito en la Vitivinicultura chilena que prueba que es posible producir vinos comerciales en la Patagonia y fuera de la zona central.

-¿Cuáles han sido las principales dificultades de trabajar en ese lugar?

-La dificultad más importante es lo aislado del lugar. Desde la capital son más de 100 km que se deben recorrer para llegar a este lugar inhóspito. Asimismo, los técnicos y profesionales no están dispuestos a dejar la comodidad que entrega la zona central.

Finalmente, las condiciones climáticas son muy variables entre temporadas (precipitación e incidencia de heladas), lo que hace difícil la organización de algunas actividades. De cualquier modo, los beneficios son significativamente mayores a las limitantes del proyecto.

-¿Creen que sea posible ir más hacia el sur o es esto el límite?

-Siempre es posible seguir descubriendo nuevas localidades que tengan condiciones edafoclimáticas particulares que permitan el cultivo de la vid. Es muy probable que existan otras localidades más al sur, que posean algún microclima beneficioso para la producción de uva vinífera.

-¿Hay alguna ventaja que entregue?

-Bajo estas condiciones, la dinámica de maduración de las uvas para elaborar el Pinot Noir Puelo-Patagonia de Viñedos Villaseñor es comparativamente más lenta que aquellas uvas provenientes de la zona central. La pinta o envero de las uvas ocurre tarde en la temporada (marzo) y la cosecha debe adelantarse producto de las lluvias otoñales (abril). Por lo tanto el proceso de maduración ocurre entre 35-45 días y de manera paulatina, sin observarse aumentos drásticos de azúcar en la uva durante este proceso. Este comportamiento afecta la acumulación de los compuestos responsables del color, aroma, amargor y astringencia de los vinos, puesto que la evolución de estos compuestos es progresiva y en algunos casos limitada, permitiendo producir vinos con las características sensoriales únicas del Pinot Noir Puelo-Patagonia.

-¿Cómo afecta la zona a los vinos que produce la viña?

-En comparación con los vinos Pinot Noir provenientes de la zona central, las condiciones climáticas del lugar de Puelo-Patagonia permite producir vinos livianos en boca, con una alta acidez (7,5-8,5 g/L), baja graduación alcohólica (11.5% v/v) y alto potencial aromático proveniente específicamente de la materia prima, la cual es producida bajo condiciones térmicas promedios comparativamente más baja que la zona central, lo que permite la conservación de compuestos responsables del aroma y del sabor.

-¿Cómo ha recibido la crítica a sus vinos? ¿Hay escepticismo en un comienzo?

-Honestamente no lo sé, pues el proyecto no fue conocido sino hasta después de producir la primera botella de vino. Por lo tanto, no hubo conocimiento por parte de la “crítica” de la ejecución de este proyecto. Las críticas que acepto y considero son de aquellas personas que conocen las particularidades en la producción de este vino. Este vino le gusta a las personas que me interesan y hemos disfrutado de muy buenos momentos en torno a él.

Obviamente y hasta la fecha muchas personas no creen que en ese lugar se pueda producir vino. Incluso algunos han tenido que visitar y degustarlo para convencerse.


 

>