Artículos

Era que no: Candice Swanepoel, la más "sexy" del mundo

Por Ricardo Albillos | 18 Junio, 2014 - 13:48
  • top_model_portada.png

Según la revista "Maxim", la modelo Candice Swanepoel lidera la lista de las 100 mujeres más sexy del mundo, por delante de Scarlett Johansson y Katy Perry.

Parece que la revista Maxim se ha dado cuenta de forma súbita, de la noche a la mañana, sobre la portentosa belleza de Candice Swanepoel, pero la modelo sudafricana, de 25 años, ha participado en todos los desfiles de Victoria's Secret desde hace siete años.

¿Cómo describir su belleza? Transparente, natural, hiriente, tímida, afiebrada. Vive en Nueva York, el nido de las modelos más cotizadas, pero se crió en una granja, y no resulta difícil imaginarla ordeñando vacas, corriendo por verdes praderas bajo el tibio sol de verano o jugando con desenvoltura en el porche de su casa. 

Y eso que el inicio de su carrera fue una casualidad: un diseñador se fijó en ella en un mercado ambulante en Durban (Sudáfrica), a los 15 años. Tiene novio desde los 17 y ha participado en todos los desfiles de Victoria's Secret desde 2007. 

Tal vez lo que le hace ser tan "sexy" es que apenas permite traslucir más de lo que muestran las fotografías en las que aparece. Según la revista Maxim, la modelo Candice Swanepoel lidera la lista de las 100 mujeres más sexy del mundo, por delante de Scarlett Johansson y Katy Perry. 

No obstante, ya en febrero de 2012 Swanepoel fue elegida entre las mujeres más deseadas del mundo, en una lista confeccionada y publicada por el portal AskMen, a partir de una encuesta en la que, según se aseguraba, se recibieron más de un millón de votos por parte de los lectores.

La selección se basaba en las preferencias sobre los atributos que los lectores buscan en una pareja, tales como la inteligencia, el talento, el carácter o la belleza, según describía la propia web.

Desde hace ocho años sale con un compañero de profesión, Hermann Nicoli, brasileño. Ella ha aprendido el idioma portugués y se ha convertido en una entusiasta de las playas de Salvador de Bahía. “

Bahía está en la parte africana de Brasil, que me recuerda un poco mi lugar de origen”, explicó en alguna ocasión. “

En Nueva York, se aprecia a las personas por lo que hacen y por la cantidad de dinero que tienen. Pero en Bahía nadie sabe nada sobre el sector de la moda. No les importa lo que tú hagas. Simplemente, desean la playa y el sol y divertirse. Ahí me siento totalmente libre y feliz. En Bahía, no saben lo que es Twitter. Allí quiero ser salvaje. Quiero vivir desnuda, con todos mis hijos pequeños desnudos en el jardín”, reflexionó.

Swanepoul es imagen de Victoria's Secret, la élite de las modelos, y también de marcas como Nike o Dolce & Gabbana, entre otras, y de la modelo se conocen algunos de sus gustos e inclinaciones: prefiere el color rojo, le encanta el chocolate y es consciente de que lo mejor de su trabajo es viajar a las islas más hermosas del mundo y alojarse en sus mejores hoteles.

Por otra parte, "la gente no sabe lo difícil que es ser una ‘top model’ a veces"”, aseguró la modelo, de 25 años.

Una vida chula

A principios de febrero, la firma española Desigual hizo su presentación en la Semana de la Moda de Nueva York, en el Lincoln Center, con la modelo sudafricana como imagen. La sudafricana subrayó que le atraía el lema de esta firma: “La vida es chula”.

Esto dice mucho de ella, “de una mujer que camina por Nueva York y todo el mundo se enamora de ella. Es elegante, ‘happy’, ‘trendy’, como la marca”, confirmaba Manel Jadraque, consejero delegado de Desigual.

De la misma manera, mucho dice del actual protagonismo de la modelo que en el desfile anual de la marca de lencería Victoria'’s Secret, en diciembre pasado, ella fue no solo la protagonista, sino quien lució la joya de la corona de la colección, el Royal Fantasy Bra, valorado en US$10 millones.

Swanepoel, en estos tiempos transversales, pasa de lo más obvio, lo angelical, a lo más picante, el Royal Fantasy Bra, diseñado por el famoso joyero Mouawad.

Así fue que la joven se coronara como ángel -o demonio, no sabemos muy bien-, engalanada con un conjunto de 4.200 rubíes, zafiros azules y amarillos y diamantes, apliques en oro de 18 quilates y una pieza central con un rubí de 52 quilates.

Alas de mariposa, de diablesa o de corazón, cueros, penachos de plumas y transparencias. Incluso tocados con la forma de Torre Eiffel, lució Swanepoel en aquella ocasión.

Pero, entre ángel o diablesa, abundan los matices, y en agosto de 2012, Swanepoel protagonizó una campaña de la marca Brian Atwood que, por su contenido sexual, fue censurada. En la misma, aparecía en ropa interior y con botas por encima de la rodilla en actitud sugerente, acompañada por otros cuatros modelos, dos mujeres y dos hombres, que también vestían ropa interior y posaban en actitud sensual.

Además, la modelo era mostrada frente a una pared plagada de pantallas de televisión donde se podían ver secuencias de contenido erótico. La firma Brian Atwood había preparado este vídeo para que fuera distribuido, entre otros medios, a través de televisión y en los taxis de Nueva York, pero éstos también censuraron su contenido.

Su inspiración

En la dorada estela de las grandes modelos de los años 90, aquellas mujeres de marcada personalidad, se alza ahora una segunda línea de grandes "tops" en la que destaca Swanepoel. "Aquellas modelos de los años 90 son mi inspiración y me fijo mucho en sus fotos", señaló en una reciente entrevista a la publicación Grazia.

"Eran años en los que había una mayor libertad. Nadie tenía miedo de ser sexy, y trabajar como modelo consistía en construir un sueño, ser un espíritu libre y, sobre todo, pasárselo bien", sostuvo.

Para mantener sus medidas, dentro de su 1,76 metros de estatura, Swanepoel remarca lo importante que es, más allá de que todo provenga de la genética o de beber dos litros de agua al día, el esfuerzo en el gimnasio.

"La chicas que dicen que no hacen nada para mantenerse así no han trabajado para marcas como algunas de las que me han contratado. Desfilar para Victoria's Secret significa estar perfecta y ejercitada".

Y sobre su secreto para conservar su forma física, sostiene que mantiene sus rutinas "incluso viajando" y que ha aprendido mucho sobre nutrición. "Para mí, que desfilo con muy poca ropa, es muy importante sentirme a gusto con mi cuerpo y trabajarlo".

>