Artículos

Esta IA ayuda a escoger los nuevos éxitos de Hollywood

Por undefined | 17 Junio, 2019 - 12:06
  • hollywood-sign-1598473_1920.jpg

Detrás de la pantalla, hay una decisión importante y costosa que tomar a la hora de elegir el nuevo proyecto a financiar, y hoy la tecnología parece traer la respuesta.

En la lucrativa industria de Hollywood las decisiones tomadas sobre un proyecto cinematográfico pueden suponer decenas de millones de dólares. Aquellos que habitan los despachos de los productores y recorren los pasillos de las grandes compañías han aprendido a tener ojo. Saben diferenciar el grano de la paja, un buen proyecto de uno sin posibilidades. Pero aún con todo, se equivocan de vez en cuando.

Así que estas personas que toman decisiones tan importantes para la industria mundial del cine están encantadas de obtener cualquier ayuda. Y aquí es donde llega la inteligencia artificial. El cine ha tenido siempre una buena relación con la robótica y las máquinas inteligentes. Grandes taquillazos han salido con argumentos de ciencia ficción que ahondaban en estas temáticas.

Pero ahora se trata de otro asunto. Ahora Hollywood usa IA para tomar decisiones, desde los despachos. Lo ha empezado a hacer recientemente, pero todo indica que la implicación de la inteligencia artificial irá a más.

Hay varias startups que ofrecen sus servicios, cuando las propias productoras no moldean los suyos propios, para descubrir de forma automática qué películas tendrán más éxito. Es el caso de Disney, que desde hace unos años trabaja en algoritmos que sean capaces de juzgar la calidad de una historia.

Desde los pequeños a los grandes detalles
Disney no es la única que emplea IA para obtener mayores garantías de que una película funcionará. Otras productoras, como 20th Century Fox, también han empleado algoritmos para identificar qué segmentos de la población encuentran más atractivo un film.

En todos estos casos la inteligencia artificial consiste en la búsqueda de patrones. Una búsqueda mucho más efectiva de lo que podría hacer cualquier ser humano. En este sentido, no solo se pide a la IA que se pronuncie sobre el éxito de un proyecto. También se utiliza para barajar diferentes posibilidades.

Muchas veces la elección de un actor u otro puede hacer variar enormemente el éxito de un film. Para saber cuál es la mejor decisión los algoritmos de IA toman una vasta base de datos. En ella se encuentra la recaudación de las películas a lo largo de décadas. A partir de ahí, un equipo de ingenieros y analistas buscan patrones que justifiquen el éxito o el fracaso de estos títulos. Es una labor minuciosa, pero una vez que una primera fase está completada, el algoritmo aprende por sí solo.

Llega un momento en que no es necesario trabajar tanto en un proyecto concreto. Solo hay que introducir los datos sobre la futura película y el software ofrecerá un veredicto, así como algunas recomendaciones.

>